Archivo mensual noviembre 2018

Con los dedos de una mano… cinco (años)

post_cinco

Entre uno y cinco son los números cardinales que podemos contar con los dedos de una mano. Algo muy básico que, por regla general, suele convertirse en el primer gran logro de un infante en sus primeros meses de vida, reflejando así su capacidad de aprendizaje y el paso firme en el desarrollo intelectual. Empezamos a crecer y casi de manera automática comenzamos a contar, o al menos, así lo parece. Uno, dos, tres, cuatro, cinco…

A partir de entonces, nos empeñamos en contar todo lo imagi...

Detalles

En continua evolución: “Adiós talón, adiós… ¿adiós?”

post_talón

El que correr se haya convertido, probablemente, en uno de los deportes con más aficionados del mundo, es algo que ya no sorprende a casi nadie, de la misma manera que ya no oímos hablar del boom de este deporte, sencillamente porque ya hemos superado esos años en los que tirarse a la calle a hacer kilómetros era una novedad. Hoy en día, estamos habituados a ver corredores por cualquier parte de nuestra ciudad y sabemos que cada fin de semana se celebran multitud de carreras, casi de cualqu...

Detalles

Locos de todos los colores

Post locos

Sucedió mientras me encontraba inmerso dentro de una sala de medianas dimensiones, rodeado de enormes imágenes que se proyectaban a modo de secuencia continua. La luz y los colores de esas escenas fijas me envolvían y una potente, pero agradable megafonía, vestía con una sutil y acertada banda sonora el momento.

Rojos, amarillos, verdes, granates, azules, marrones, ponían el color a aquellas fotografías que, a pesar de su condición inerte, parecían cobrar vida ante mis ojos...

Detalles

Confesiones de un corredor cortocircuitado

cortocircuitado

Sucedió el pasado sábado, mientras me despachaban en un puesto de carnicería del murciano Mercado de Verónicas, del que soy un asiduo cliente. Eva, trabajadora de este establecimiento y amiga a la que también le gusta el mundo runnero, me preguntó, esbozando una tímida sonrisa:

¿Ya no escribes crónicas?

Dos semanas antes, aproximadamente, un querido y apreciado amigo, excompañero del club de atletismo al que he pertenecido durante las dos últimas temporadas, celebraba un año más el dob...

Detalles

Guadalupe

Post Guadalupe

Ser hijo de sepulturero fue algo que le concedió un cierto protagonismo gratuito del que siempre intentó huir por todos los medios, sobre todo de niño. En aquellos años de infancia, no le resultaba extraño tener que soportar las burlas de los que se referían a él como el Hijo del Entierramuertos, en clara referencia al oficio de su padre, de la misma manera que también estaba acostumbrado a oírse llamar el Ánima sin Ánimo, por su carácter introvertido y callado...

Detalles