A buen corredor, con pocos kilómetros (no) basta… una de refranes

post refranes

Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias de la mesma experiencia, madre de todas las ciencias…

Ese es un fragmento que escribiera el universal Miguel de Cervantes, en la Primera Parte de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, allá por los primeros años del siglo XVII. Muchos son los refranes que se desgranan en su extensa novela, atribuidos de manera indistinta y casi al cincuenta por ciento, diría yo, tanto al Caballero de la Triste Figura, como a su fiel e inseparable escudero.

Quienes tengáis la costumbre de leerme, os habréis percatado sin dificultad alguna, de la devoción que siento por esas frases, breves la mayoría de las veces, que expresan una sentencia, un dicho o un consejo útil de la vida cotidiana y cuyo origen está en la sabiduría popular, cuya existencia podría considerarse que se remonta al siglo XIII, aunque no fue hasta un par de siglos después cuando empezó a darse el significado como tal a la palabra refrán.

Significado que nuestro querido Diccionario de la Lengua Española recoge, entre sus páginas, con la siguiente acepción:

Refrán (del fr. refrain) m. Dicho agudo y sentencioso de uso común.

Así de sencillo, eso es un refrán y tirando del mismo que he utilizado para titular este post, puedo decir con toda solemnidad aquello de:

A buen entendedor, con pocas palabras basta

Claramente habréis observado que el título que encabeza estas líneas no se ajusta exactamente con el refrán aludido, de la misma manera que también os habréis percatado de la deliberada intención de introducir dos vocablos relacionados íntimamente con este deportivo mundo que nos une y que, todo sea dicho de paso, es el origen de este blog. Sí, me refiero a corredor y a kilómetros.

Dicho todo eso, no hace falta ser un lince para confirmar sin temor alguno a equivocarse que hoy la cosa va de refranes y de corredores o de runners, como prefiráis denominarlo… reconozco que para mí me gusta más el primer término, el de corredores, aunque no me negaréis que el segundo, el de runners, vende mucho más, está más dentro del mundo running y como que tiene más glamour, ¿verdad?

Y a todo esto os preguntaréis, ¿por qué una de refranes hoy? Muy sencillo, porque dentro del ramalazo friki que tenemos todos los corredores (unos más que otros, eso es cierto), estaréis de acuerdo conmigo que existe un mundo paralelo al que vivimos en el que el running, correr, es el eje principal en torno al que todo (o casi) gira. Así, en nuestro mundo de runners, tenemos términos propios, ropa propia, comida casi exclusiva de nuestra tribu, hasta las letras y la música también tienen una parte etiquetada para corredores, como un sinfín de complementos que nos hacen mejor la vida diaria y en los que nuestro deporte favorito es el prota principal.

Quizá por ese tufazo friki, al que después de tantos años he sido incapaz de no contagiarme (resistirme), quizá porque no lo he visto escrito antes o quizá por mi pasión por ellos, por los refranes, lo cierto es que en esta ocasión he querido hacer una pequeña colección de esos breves dichos, algo así como los diez mandamientos populares referidos a nuestra afición por hacer kilómetros.

Es una adaptación de los originales, como es lógico, y con ellos tan solo quiero acercar un poquito más la sabiduría popular y la experiencia a nuestro mundo de zapatillas. Podrán ser más o menos discutibles, más o menos acertados, pero, en cualquier caso, creo que en todos ellos hay, en verdad, esa parte de nosotros que nos sale cada vez que nos referimos o pensamos simplemente en correr, por lo tanto, creo que poca o ninguna explicación merece hacer de cualquiera de ellos Son los siguientes:

Decálogo de refranes de Marcando la meta

Correr y soñar, todo es empezar

No dejes para mañana lo que puedas correr hoy

El correr no ocupa lugar

Nunca digas esta prueba no la correré

Más sabe el runner por viejo que por runner

Runner ladrador, poco corredor

Correr es poder

Donde fueres, corrieres

A Dios rogando y al Tío del Mazo dando

El que corre, sus males espanta

Creo que poca o ninguna explicación merece hacer de cualquiera de ellos, aunque debo que reconocer que con la adaptación runnera de esos refranes, la rima se ha ido un poco al traste, en alguno de ellos. Aun así, con mayor o menor rima, coincidiréis conmigo al afirmar que ligar sabiduría popular y correr no es tan descabellado, ¿verdad?

post refranes

Refranes para correr.

¿Y tú?, apuesto a que también se te ocurre algún refrán que otro, referido a nuestra deportiva pasión, anímate y déjanos alguno de ellos, y si te ha gustado este post, compártelo. Muchas gracias.

¡Comparte!

Deja una respuesta