Correr con música

Correr_con_música

Esta vez voy a referirme al hábito que tenemos muchos runners (me incluyo el primero, obviamente, tal y como ya lo he manifestado en post anteriores) de ir escuchando música mientras corremos. Es una práctica muy extendida, pero igualmente también está muy rechazada por gran parte de los practicantes de este deporte.

Tal vez se deba a que empecé a correr en solitario y en aquellos comienzos necesitara ir escuchando algo, para distraerme y evitar que mi atención se centrase en mí, esto es: en cómo llevaba la respiración, si aparecía alguna molestia, si me rozaba la camiseta… de esa manera me abstraía y me limitaba a disfrutar del momento, de la carrera.

De esa manera fui acostumbrándome a correr escuchando música y hoy por hoy no entiendo el running si no va asociado a ella; no es que me pase como al perro de Paulov (en versión músico-deportiva), pero sí que la música se ha convertido en un modo de motivar mi ritmo de carrera y le ha añadido un rico ingrediente a este deporte.

Así, cuando tomo parte en una carrera me gusta aislarme en los momentos previos al disparo de salida y ello lo consigo escuchando alguna de las canciones que llevo seleccionadas en mi MP3. Es como si en ese momento me sintiera solo y donde únicamente pienso en los kilómetros que estoy a punto de comenzar a correr: es mi concentración.

Todos tenemos una, varias o muchas canciones que nos hacen subir la adrenalina, por el motivo que sea y esa sensación, cuando llevas las zapatillas puestas, se traduce en una inyección de motivación y tu mente, tu cuerpo y tus piernas así lo manifiestan.

Un consejo: es muy importante, al combinar running-música, no utilizar auriculares que reduzcan el sonido que nos rodea, puesto que si se corre por carreteras o lugares con tráfico, podremos ponernos en riesgo de atropello. Sé que he dicho una perogrullada, pero seguro que no soy el único que ha visto a alguien corriendo con cascos que cubren toda la oreja, ¿verdad?

Para terminar, os dejo un recuerdo, fue el que se me quedó grabado durante mi primera participación en una carrera popular. Aquel día una canción sonaba muy alta, a través de los dos altavoces colocados en el coche que abría carrera y yo, colocado bajo la pancarta de salida, me sentía como un novato en su primer día de clase. Aquella canción fue esta:

“Baila morena” de Zucchero

Era el mes de abril del año 2002 y desde aquel día muchas han sido las canciones que me han acompañado en tantos kilómetros como he recorrido, como otras tantas serán las que seguirán motivándome cada vez que salga a correr.

Correr_con_música

Binomio perfecto: correr + música

¿Y tú, corres con música?, si hay alguna canción que te pone los vellos de punta, di cuál es, seguro que a más de uno le gustará escucharla mientras corre. Muchas gracias..

¡Comparte!

2 comentarios a Correr con música

  • Runnerica  dice:

    Yo también soy de correr con música (y por cierto eso hace que disfrute un montón las pocas veces que voy sin ella).

    Cuando corres solo no puedes hacer otra cosa que abrir bien los oídos, por eso me meto un montón en la música. Me distrae del cansancio, me evade totalmente.

    Y una canción que suena mucho en mi móvil últimamente es esta: https://www.youtube.com/watch?v=h5EofwRzit0

    ¡Si la escucho no puedo quedarme sentada!

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Runnerica!

      Muchas gracias por leerme, por dejar tu comentario y por compartir esa canción que te tiene últimamente “enganchada”, es muy buena: el ritmo que tiene invita a ponerse las zapatillas, sin duda y con tu permiso, la voy a añadir a la lista de las que suenan habitualmente en mi MP3, cuando salgo a correr.

      Los dos coincidimos en eso de ir escuchando música mientras corremos y al igual que a ti, a mí también me reporta esa misma sensación de evasión, de sentirme en otra parte y de dejar en un segundo plano esos momentos en los que me encuentro más cansado. Lo de disfrutar si salgo sin música, será cuestión de probarlo, lo tengo tan asociado a la carrera que se me hace muy cuesta arriba no llevarla, de hecho, cuando alguna vez se me ha acabado la batería del reproductor, mi concentración se ha resentido mucho… como si faltara la “droga” 🙂

      Reitero mi agradecimiento por compartir tu experiencia y te envío un abrazo.

      Felices y musicales kilómetros 😉
      Paco.-

Deja una respuesta