Deportes complementarios al running (por qué practicar otros deportes)

más_deportes

Cuando decidí que iba a practicar de forma habitual running, hace ya más de once años, practicaba fútbol sala y squash, tal y como dije en uno de mis primeros post.

En días alternos, combinaba el deporte de equipo con la carrera en solitario y poco a poco fui decantándome más por esta última disciplina, tras algo más de tres años practicando ambos deportes.

A partir de entonces mi actividad deportiva se centró exclusivamente en correr: salía un par de días, de lunes a viernes y una nueva salida los sábados por la mañana. Entre semana solía hacer tiradas cercanas a los 50´de duración y el sábado aprovechaba para hacer un rodaje más largo (algo que sigo haciendo), en torno a 75´.

Con ilusión, motivación y esa constancia, fui mejorando mi ritmo de carrera y el tiempo empleado por kilómetro mejoraba, arañándole algún que otro segundo al reloj. Obviamente, esa mejoría fue minorándose poco a poco, hasta estancarme en un punto en el que ya resultaba casi imposible mejorar mis tiempos.

Fue entonces cuando incorporé a mi actividad deportiva la práctica de otras disciplinas complementarias, de manera que pudiera mejorar mi rendimiento. Así, aumenté los días de ejercicio físico, pasando de tres a seis días a la semana: todos los días entresemana y seguía manteniendo el sábado como el día de tirada larga.

De los cinco días, dos seguían siendo para correr, en uno hacía una salida más suave y en el otro aprovechaba para hacer alguna serie o algo de velocidad y el resto de días los combinaba con piscina y un poco de aparatos, para fortalecer el tren superior e inferior, pero siempre con pesos suaves, donde lo que primaba eran las repeticiones (el objetivo no era coger volumen).

Para el entreno en piscina destiné dos días (lunes y viernes), lo que me permitía tonificar y descargar piernas, algo que tan beneficioso resulta para la musculatura y al mismo tiempo te permite desarrollar brazos y pecho, para un mejor comportamiento del cuerpo en carrera. El tiempo empleado, entre 30-40´y a estilo crol, aunque aquel que domine otros estilos siempre puede combinarlos a su gusto.

En el caso de los aparatos, sólo dediqué un día (miércoles) y el tiempo empleado en gimnasio no superaba los 45´; los ejercicios los hacía a partes iguales entre piernas y brazos, de manera alterna y de ese modo ejercitaba las siguientes partes del cuerpo:

pectoral, dorsal, bíceps, tríceps, deltoides, gemelo, cuádriceps y recto abdominal, siempre con pesos cómodos y con tres series de 15-20 repeticiones.

Con ese plan de entrenamiento y siendo constante, conseguí mejorar ampliamente mis números, hecho por el cual sigo practicando la misma rutina semanal. El incorporar la piscina y un poco de aparatos al running, no sólo me ha permitido tener un mejor rendimiento, sino que me ha fortalecido el organismo, evitando lesiones como las que sufrí durante los primeros años.

más_deportes

Running es MAS

Si te ha parecido interesante este artículo compártelo con amigos a los que creas que le puede ayudar. Muchas gracias.

.

¡Comparte!

2 comentarios a Deportes complementarios al running (por qué practicar otros deportes)

  • Cristina  dice:

    Hola Paco:
    Buena coordinación en tus entrenamientos aunque creo q deberías descansar algo más , pero como digo siempre cada persona es un mundo y cada cuerpo tiene su tiempo de regenerar se y reponerse .
    Hasta pronto ..

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Cristina! La combinación de ejercicios no significa que no se descanse, se pueden hacer ambas cosas y así, con la práctica de varias disciplinas deportivas no sólo conseguiremos una preparación más compensada de nuestro cuerpo, sino que también eludiremos esa monotonía que produce el hacer siempre el mismo entrenamiento.

      Un abrazo y gracias por asomarte a este rincón, una vez más.

      Paco.-

Deja una respuesta