Haciendo series

Siguiendo en la línea de un post anterior, es decir, continuando con aspectos que nos pueden ayudar a mejorar nuestro rendimiento, quiero asomarme ahora a la importancia de practicar series, que nos ayudarán a aumentar nuestro ritmo de carrera.

Hay una amplia variedad de series, tal y como podréis comprobar con buscar mínimamente en la Red, pero yo sólo voy a hablaros de tres tipos, que son las que suelo utilizar cada vez que quiero practicarlas.

post_series

La importancia de las series

Esos tres tipos a los que me refiero son los siguientes:

TIPO I: 7×1000

Después de un calentamiento suave en torno a los 20-25’, el entrenamiento consiste en correr una distancia de 1000 metros a un ritmo fuerte, intentando mantenerlo durante todo momento; tras finalizarla, un descanso consistente en un trote muy suave, durante el mismo tiempo empleado en la realización de los 1000 metros.

A continuación hacemos el segundo 1000, intentando subir un pelín el ritmo, con respecto a la serie anterior, para intentar mejorar el tiempo alcanzado previamente; a continuación repetimos el trote suave, durante el mismo tiempo que el empleado en la serie anterior. Y así sucesivamente, alternando serie rápida con trote muy suave, hasta completar los 7×1000.

TIPO II: 1×500 + 1×1000 + 1×2000 + 1×2000 + 1×1000 + 1×500

Comenzamos, también como en el caso anterior, con un calentamiento suave en torno a los 20-25’ y a partir de ahí hacemos una serie de 500 metros a un ritmo fuerte; una vez completada la distancia, permanecemos a trote muy suave el doble del tiempo empleado en recorrer la distancia previa.

Transcurrido ese periodo, hacemos la serie de 1000 metros y recuperamos a continuación, empleando el mismo tiempo que el realizado en ésta última serie.

Por último, para llegar al ecuador del entrenamiento, hacemos la serie de 2000 metros y recuperamos seguidamente, durante un tiempo que será la mitad del empleado en la serie que acabamos de realizar.

A continuación, repetimos lo mismo que hemos hecho anteriormente, pero en este caso comenzando por la serie larga y terminando por la de distancia más corta, siempre intercalando los tiempos de recuperación marcados en cada caso.

Otra práctica muy beneficiosa para mejorar nuestro ritmo, es el siguiente ejercicio:

TIPO III: 3/3

Es realizar un entrenamiento donde hagamos cambios de ritmo, consistente en correr 3’ a ritmo fuerte, seguido de otros 3’ de recuperación a un ritmo más bajo (que no muy suave, como el caso anterior de las series) y así repetidamente, hasta completar el periodo de tiempo que nos hayamos marcado, que puede ser de 30’, 45’ ó 60’, sumando todo el tiempo empleado.

Añadir también que yo no hago series todas las semanas y que otra práctica que suelo realizar, como complemento y que me permita aumentar mi ritmo de carrera, es la participación en carreras de distancias no superiores a 10 kilómetros, en las que intento mantener mi cuerpo a un ritmo elevado durante todo el recorrido.

Como conclusión, os animo a todos los que no hayáis hecho nunca serie alguna a poner en práctica este tipo de ejercicios, porque os seguro que obtendréis resultados positivos y veréis reducir vuestro tiempo por kilómetro.

¿Conocías estas series?, ¿practicas algún tipo de ellas u otras diferentes?, ¿te gustaría contarme cuáles son las que practicas?, con tu ejemplo aprenderemos todos. Muchas gracias.

.

¡Comparte!

2 comentarios a Haciendo series

  • Cristina  dice:

    Hola Paco:
    Leyendo y pensando acabe aquí escribiendo , como no ya una seguidora de tus estupendos post.
    Muy bien explicado por tu parte lo de hacer series y sólo destacar que yo hago de 800 también pero más de 1000 mis piernas no lo resistirían , por ello otro aplauso a este campeón llamado Paco ..
    Sigue entrenando y a hacer km disfrutando .
    Hasta la próxima y un abrazo runner .

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Cristina! Las series son todas “jodidas”, sean de 400, 800, 1000 ó 2000 m y la diferencia entre ellas radica principalmente en la distancia para la que te estés preparando, así, si decides prepararte carreras con distancias de 21K o superiores, te aconsejo que pruebes con algunas superiores a esos 1000 m, seguro que puedes con ellas, aunque ahora no lo creas y recuerda que las series, cuanto más cortas son más explosivas y más “suaves” cuanto más largas. Así que ya sabes… a probar y ya me contarás (jajajaja).

      Un abrazo y felices series. Muchas gracias por tu comentario.

      Paco.-

Deja una respuesta