II Carrera Nocturna Aljucereña (Murcia)

aljucer 01

Cartel de la carrera (Fuenta: web de la prueba)

Lugar: Aljucer (Murcia)

Día: 19 de junio de 2018

Hora: 20,45 horas

Distancia: 5.200 m. (circuito no homologado) Carrera incluida dentro del circuito de pruebas Corre por Murcia, organizado por Ginés Soto

Organizada por: la Comisión de Fiestas y la Junta Municipal de Aljucer

Recorrido: fue el mismo que ya se tuvo la oportunidad de disfrutar el año anterior. Como dijera entonces, en mi crónica habitual, un recorrido precioso, que tenía su salida y meta situadas en el centro de la pedanía de Aljucer, concretamente en la Calle Iglesia. Partiendo de esta calle, toda la prueba en su totalidad discurría entre carriles de huerta, con la excepción de la breve travesía por el núcleo urbano. De esta manera, la carrera de dejó ver, entre otros, por calles, caminos y carriles como: Calle Libertad, Plaza de la Cruz, Calle Cruz, Avenida de la Democracia, Camino de los Montoyas, Carril Torre Salinas, Calle Gabardón, Avenida Constitución, Camino de la Aparecida, Carril de los Sisos y Calle Fuensanta, para terminar nuevamente en la Calle Iglesia.

Como también escribiera aquel día, no quiero omitir el párrafo que dediqué a este recorrido, ya que pocas carreras pueden presumir de tener uno así, puesto que gracias a él permite perderse entre carriles, haciendo un itinerario diferente en toda su extensión, representando un tour por esa parte de la Murcia más huertana y que tan escasa resulta hoy en día. Sin duda fue la mejor seña de identidad para una pedanía como Aljucer, nacida y desarrollada precisamente en torno a ella, a su huerta. En definitiva, todo un lujazo de recorrido.

Organización y atenciones: la prueba era la cuarta de un total de quince, que componen este año la segunda edición del circuito de carreras populares surgido el verano pasado y que bajo el nombre de Corre por Murcia ha vuelto a poner en la calle el que para mí es, a día de hoy, el corredor más mediático dentro de este mundillo del running en nuestra Región, y que no es otro que mi buen amigo Ginés Soto.

La carrera, conjuntamente organizada en las figuras de Ainhoa Sánchez, Alcalde Pedánea de Aljucer, y Ginés Soto, volvió a ser toda una fiesta, superando con creces el alto listón que ya habían dejado en la edición de debut del año anterior. Si entonces lograron dar cita a más de 300 corredores, en esta ocasión sobrepasaron con creces el límite de los 400 participantes que figuraba marcado en el propio Reglamento de la prueba. En concreto, fueron 497 corredores los que llegaron a cruzar bajo el arco de meta, completando con éxito la distancia de los 5,2K de la prueba y consiguiendo, de esa manera, una cifra magnífica.

El notorio éxito del año anterior, junto con la buena acogida que, por segundo año consecutivo, está teniendo el circuito de carreras por las pedanías de Murcia, fueron dos motivos de peso para que Aljucer se viera desbordada de corredores y espectadores. Todo esto se debe, sin duda, al trabajo, al buen trabajo realizado por su organización, que volvió a mimar y cuidar al verdadero protagonista de este tipo de eventos: los atletas.

La organización volvió a facilitar la entrega de dorsales, al dar la posibilidad de recoger los mismos desde la mañana hasta las 18:00 horas en unos conocidos grandes almacenes de corte deportivo. Para el resto, en la misma zona de salida y hasta quince minutos antes del comienzo de la prueba, pudieron recoger su dorsal. La prueba cubrió de manera correcta con los tradicionales servicios que no deben faltar, como fueron: el servicio de cronometraje de chip desechable sobre el propio dorsal, la instalación de aseos portátiles en zona de salida y meta, la obligatoria cobertura sanitaria a cargo de una ambulancia durante toda la carrera y la colaboración policial perfectamente complementada por un voluntariado que veló por la limitación de tráfico rodado dentro del recorrido.

Junto a todo eso, la carrera contó con un muy generoso avituallamiento post carrera, a base de agua, bebida isotónica, cerveza, fruta y amplia cantidad y variedad de bocadillos, que sirvió y de qué manera para reponer fuerzas tras el intenso esfuerzo, como preludio de la celebración de la tradicional ceremonia de entrega de trofeos.

Si el año pasado elogié, junto a la amplia participación ya comentada, la excelente calidad de los corredores que tomaron la salida, este año esa calidad se ha visto también incrementada, al superar con creces el nivelazo de atletas de entonces. Atletas como:

Zacarías Rqiq, Antonio Martínez Ardil, Mateo Pesquer, Piter Cabrera, Antonio Iniesta, Boumediene Rachdir, entre otros.

Una presencia que, de manera incontestable está concediendo mucho prestigio a una prueba tan joven como la organizada en Aljucer… con tan solo dos ediciones, no lo olvidemos.

Dentro de este apartado, destacar un par de aspectos: el primero, de carácter positivo, fue la buena nota tomada por la organización, en lo referente a la disposición de un avituallamiento en carrera y que el año pasado no ofreció. Esto no solo demuestra las ganas por hacer un poquito mejor las cosas cada vez, sino también que se escucha y atienden las peticiones de los participantes. El segundo aspecto, menos positivo y sin llegar a ser determinante, volví a echarlo en falta; me estoy refiriendo, en concreto, a la ausencia de guardarropa y la no disposición de una zona de duchas/vestuarios.

Dicho todo esto y sin ensombrecer un ápice esas dos pequeñas faltas señaladas, la prueba tuvo un éxito rotundo, evidenciando con creces el buen sabor de boca que se tenía de ella y presagiando una continuidad por la misma senda, siempre que al frente sigan, claro está, los dos artífices de este triunfo: Ainhoa Sánchez y Ginés Soto: ¡Enhorabuena!

Bolsa del corredor: nuevamente testimonial, estuvo formada únicamente por la entrega de la tradicional camiseta técnica conmemorativa de la prueba que se recibía en el momento de la retirada del dorsal.

Podio: Zacarías Rqiq Iglesias, de la categoría Júnior Promesas y perteneciente al Club Rajaos Runners, fue el ganador masculino con un tiempo oficial de 15’53”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Antonio Martínez Ardil (con un tiempo oficial de 16’06” – Sénior del Club Cancha Running y Mateo Pesquer Campos (con un tiempo oficial de 16’37” – Veterano B del Club Atletismo Mandarache).

Entre las féminas, Almudena García Victorio, de la categoría Sénior y perteneciente al Club Fondistas de Alcantarilla, fue la ganadora de la prueba con un tiempo oficial de 19’51”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Mar Gómez Nicolás (con un tiempo oficial de 20’17” – Veterana B, del Club Rajaos Runners) y Soledad Martínez Cañavate (con un tiempo oficial de 20’50” – Sénior del Club Atletismo Nogalte).

Muy personal: hay ocasiones en las que uno medita y sopesa mucho la decisión de participar o no en una prueba. Y luego están esas otras ocasiones, las menos, en las que uno se apunta a una carrera porque sí, sin más. Sin importar su estado de forma, sin analizar el beneficio o no de participar en ella, sin tener en cuenta la cantidad de gente junto a la que tomará la salida, sin reparar en la hora y el día en la que tendrá lugar. Simplemente basta con tener el recuerdo de haber participado en ella el año anterior para decidirse por ello y dar el paso al frente.

Algo así me sucedió con la carrera de Aljucer, a la que inscribí con apenas cuatro días para que llegase el día de su celebración. Ni mi mentalidad, ni mi estado de forma está contagiados por el ambiente que se respira en torno a este deporte, si desde un punto de vista competitivo lo miramos, pero desde hace meses he descubierto ese placer y esa satisfacción que supone el ser capaz de llegar a ponerse un dorsal y tomar una nueva salida. Han sido muchos los meses parado y la transformación en mi mentalidad ha sido inevitable, por eso, nada como agradecer la bendita suerte de volver a correr y nada más satisfactorio que poder hacerlo. Más allá de eso y por ese carácter de superación que todo corredor llevamos dentro, no ignoraré que, si de correr hablamos, siempre lo haré dando cuanto tenga dentro de mí.

Reflexiones y pensamientos personales, compartidos en voz alta con todos vosotros, no puedo ocultar la enorme satisfacción que siempre me produce el encuentro con tantos amigos que, gracias a este deporte, tengo la posibilidad de saludar y abrazar. Por eso, gratificante y jubiloso me sentí de compartir unos segundos con ellos, con todos ellos, que gracias a su presencia hacen aún más grande, si cabe, este deporte. Gracias a:

Alejandro Sánchez, José Antonio Abellán, José Romero, Carlitos Payán, Pepe Gambín, Emilio Puente, Raúl Griñán, Fabián Martín, Francis Florenciano, Ángel Molina, Adrián Bonache, Juanjo Gracia, Patrick Carpena, Willy y cómo no, Sito Barroso, entre otros. Y claro que sí, también a ellas, gracias a Mar Gómez, Conchi Miñano, Almu Sánchez, Jose Muñoz, Rebeca Fenoll, entre otras.

aljucer 03

Con José Romero, un buen amigo y todo un caballero (Foto: Diario La Opinión)

Sentimientos aparte, en el aspecto puramente deportivo, Aljucer, con sus pocos más de 5.000 m lo planteaba como un entrenamiento de calidad, en el que intentar mantener un ritmo por debajo de los 4’00’’ a lo largo de sus cinco kilómetros. Todo lo que mejorase ese ritmo sería una recompensa fruto, como siempre, del trabajo y de las ganas; y todo cuanto sobrepasase ese registro parcial sería la señal del estado de forma en el que me hallo.

Con algo más de 30’ llegué a la pedanía aljucereña y desde el primer instante tuve la clara percepción del tremendo ambiente que ya se estaba viviendo:

calles abarrotadas de gente, coches ocupando cualquier hueco imaginable para aparcar y un bullicio generalizado que mostraba a todas luces lo que se estaba cociendo esa tarde.

Inicié mi calentamiento nada más llegar, alternando ese trote de toma de contacto de mis piernas con saludos y conversaciones tan breves como placenteras. La tarde, calurosa, comenzaba a dejarse vencer y la brisa de la huerta se colaba por las calles, entre los edificios que servían de parapeto arquitectónico entre el campo y la ciudad. El público se agolpaba en torno a la zona de salida… un grupo de animadoras, pompones en mano, se dejaban ver en los aledaños, fotos de grupos de corredores bajo el arco de meta, la voz de Ginés Soto sonando potente y clara a través de una megafonía que incitaba aún más, si cabe, a correr y las miradas de participantes y espectadores contagiadas, casi por arte de magia, de la atracción que es capaz de ejercer este deporte cuando se alinean las ganas, las ganas

por organizar, por participar y por disfrutar.

aljucer 02

Grupo de animadoras (Foto: Diario La Opinión)

Y así, casi con un calentamiento puramente testimonial, me vi rodeado de gente, de muy buena gente, con el arco de salida sobre nuestras cabezas y con el corazón latiendo a elevadas pulsaciones, listo para recibir el inicio de la carrera y, entonces sí, comenzar a hacer lo que me había llevado hasta allí: correr.

aljucer 06

Inicio de la prueba (Foto: Brigi Molina)

Comenzamos a correr y sin dejarme llevar en exceso por la excitación que siempre acompaña el inicio de toda prueba, conseguí mantener un ritmo controlado y constante casi desde la primera zancada. Así, al ritmo del primer kilómetro de 3’53’’ le siguieron otros que estuvieron comprendidos en una franja que osciló entre ese registro y los 3’44’’ marcados hacia el ecuador de la prueba.

El sol iba perdiendo protagonismo y la sombra, paciente y serena, entre huertos y bancales, la sentía como una caricia de la tierra que me esperaba en cada giro, en cada nuevo carril por el que transitaba. Mi concentración en la carrera me impidió disfrutar tanto como el recorrido se merecía y los minutos pasaban rápidos, y con ellos los metros que dejaban una estela imaginaria a los pies de jazmineros, palmeras, limoneros y otros frutales… olía a huerta, sentía a huerta, bendita huerta.

La llegada al cuarto kilómetro sirvió para dejar un efímero adiós a la parte rural y adentrarme en la parte más urbana de Aljucer. Allí, justo en el giro hacia la recta de meta estaban las atentas miradas y las sonrisas de mis incondicionales, de quienes hacen de cada carrera la excusa perfecta para ir a verme correr. Mar, mi madre, mi hermana y José Luis, como cuatro guardianes protectores, me dieron el último grito de ánimo, ese que me ayudó para hacer que mis piernas alcanzasen la mayor cadencia de todo el recorrido.

aljucer 04

Camino de meta (Foto: Brigi Molina)

Las palabras, por megafonía, de Ginés Soto, anunciando mi llegada pusieron el punto y final de una carrera que completé cuando mi paso bajo el arco de meta marcó en el cronómetro un tiempo oficial de 19’37’’, ocupando el puesto 58º de la general y el 18º de mi categoría (Veterano B, en esta ocasión), de un total de 497 corredores que terminamos la carrera, con un ritmo medio de 3’49’’ min/Km. Un resultado sin importancia, al que no presté atención, pero que me dejó satisfecho, muy satisfecho. Hoy por hoy, el triunfo está en correr, todo lo demás es complementario.

aljucer 05

Entrada en meta (Foto: web Corre por Murcia)

Terminada mi carrera tocó disfrutar, aunque de manera breve, del avituallamiento post carrera fue todo un espectáculo y la mejor excusa para disfrutar tanto o más como en la prueba, gracias al amplio surtido de comida y bebida, así como al ánimo y el ambiente que se quedó una vez desaparecidos los nervios y las ganas puestas en la carrera.

La próxima carrera ya ha tenido lugar, antes de la publicación de esta crónica, concretamente hace un par de días: el martes, día 26. Ha sido en otra bonita e interesante prueba que el año pasado también corrí y que se organiza en honor a las Fiestas de Santiago y Zaraiche. En esta ocasión ha sido su 3ª edición y el próximo jueves daré buena cuenta de ella, en mi habitual crónica, con la que espero acercaros a todos lo vivido en esa carrera. Os espero.

Y tú, ¿participaste también en esta carrera?, si es así ¿qué te pareció? Tal vez participaste en otra prueba diferente a ésta, si quieres puedes compartir tu experiencia, anímate, con tu comentario nos enriquecemos. Muchas gracias.

(Aquí puedes consultar la clasificación completa de la prueba de 5,2K celebrada: II Carrera Nocturna Aljucereña)

¡Comparte!

Deja una respuesta