II Carrera Popular San Joaquín y Santa Ana (Rincón de Seca)

rincón_seca01

Cartel de la prueba & Piel de asfalto

Lugar: Rincón de Seca (Murcia)

Día: 30 de julio de 2016

Hora: 20,30 horas

Distancia: 7.600 m (distancia no homologada)

Organizada por: Comisión de Fiestas de Rincón de Seca.

Recorrido: tenía la salida y meta situadas en la Calle Hernández Muñoz, junto a la Cafetería El Templum, y estaba formado por dos vueltas idénticas, que transitaban por el núcleo urbano de la pedanía murciana y por diversos carriles de huerta que circunvalaban el centro neurálgico de prueba. Un recorrido muy rápido, ameno y con el encanto y la belleza que siempre concede la posibilidad de correr por la huerta murciana sin riesgo de encontrarte con tráfico alguno. Un recorrido sencillo y que coincidió en todo su extensión con el de la edición anterior.

Organización y atenciones: si hay algo que destaca en esta prueba es cómo siendo modesta y con una participación muy alejada de las multitudinarias carreras, es posible cosechar una buena organización, no solo desde el punto de vista de los servicios y atenciones ofrecidas, sino también por la capacidad para congregar a un plantel de corredores de primer nivel, tal y como así sucedió. Esas son cualidades indiscutibles de esta carrera que ya se consiguieran en la primera edición, sin duda gracias a la presencia de Ginés Soto como parte responsable e insustituible de la organización de la misma, junto con la inestimable colaboración de Alejandro Sánchez, hijo de esta pedanía y uno de los corredores destacados de la prueba.

rincón_seca12

El alma de la prueba: Ginés Soto (Foto: J. Pablo Tudela)

rincón_seca11

El rinconero Alejandro Sánchez, en carrera (Foto: J. Pablo Tudela)

Sin duda es un ejemplo evidente de cómo conseguir organizar una buena carrera cuando hay ganas y cuando detrás hay un par de corredores de los de ponerse las zapatillas a diario y que saben mejor que nadie las características que debe reunir una prueba.

Como ya destacase en mi crónica del año anterior, la carrera contó con un exquisito control de tráfico y señalización de carrera, gracias a la amplia cobertura de la Policía Local y a los voluntarios que colaboraron aportando su desinteresada labor. Zona de aparcamiento y duchas, guardarropa, castillo hinchable para los más pequeños (no gratuito), carreras para categorías inferiores, cronometraje en tiempo general, servicio de megafonía, avituallamiento, generosa entrega de trofeos y un posterior final de fiesta con un ambiente estupendo. Y todo por una inscripción económica de tan solo 7 euros, ¿se puede pedir más?

Quiero destacar la capacidad de la organización por su mejora continua en el resultado final de la prueba, tal como quedó palpable en el agua que se dispensó durante el avituallamiento, fresca y no a temperatura ambiente, tal y como sucedió el año pasado. Dada la temperatura que se sufrió tanto antes, como durante y después de la prueba, fue todo un acierto y vino a las mil maravillas… solo eché en falta que durante el avituallamiento post-carrera también se dispusiese de agua fresca para todos los participantes entrados en meta, algo que no fue así y que seguro se tendrá muy en cuenta para corregirlo como es debido.

Otro aspecto que me pareció interesante y que me consta que desde la organización ya han considerado, de cara a futuras ediciones, es la posibilidad de poner el día de esta bonita prueba entre semana, puesto que organizar una carrera en sábado, en pleno mes de julio y en Murcia, es un duro hándicap si se quiere que la misma vaya creciendo.

Bolsa del corredor: correcta, estaba compuesta por una camiseta técnica conmemorativa de la prueba de la marca KORRIDOR (destacó que fuera de tirantes, algo poco habitual), junto con un batido de chocolate y varios folletos publicitarios.

rincón_seca02

Recogida de dorsales

Podio: Guillaume Le Mouhaer, Veterano A del Grupo Alcaraz, fue el ganador masculino con un tiempo general de 24′:24” (37‘ menos que el registro de la primera edición), llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Pepe Caracena Alegría (con un tiempo general de 26′:52” – Veterano B del Club Fondistas de Alcantarilla) y Andrés Lario Martínez (con un tiempo general de 26′:56” – Veterano B del Club Yo sí puedo). En mujeres, la vencedora fue Inés Cabrera Parra, Sénior Independiente, con un tiempo general de 36′:02”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente Rosa Vicente Palazón (con un tiempo general de 36′:47” – Veterana D Independiente) y Ana Gómez García (con un tiempo general de 37′:08” – Veterana A del Club Los Luchos).

rincón_seca13

Guillaume Le Mohauer, ganador masculino de la prueba (Foto: J. Pablo Tudela)

rincón_seca14

Enorme Pepe Caracena, segundo clasificado absoluto (Foto: J. Pablo Tudela)

rincón_seca15

Inés Cabrera, ganadora femenina de la prueba (Foto: J. Pablo Tudela)

Muy personal: muchas, muchas son las carreras que he disputado a lo largo de los más de 14 años que llevo como corredor popular y por primera vez había un hecho que la hacía diferente a cualquiera de ellas. Ese hecho no era sino el colaborar modestamente con la organización de la carrera regalando un par de ejemplares de Piel de asfalto a los sendos ganadores absolutos de la prueba (el masculino y la femenina), como muestra de la generoso ofrecimiento que me hizo Ginés Soto de acercar mi libro a participantes y asistentes, dando de esa manera la posibilidad de comprarlo a todo aquel que lo desease. Sin duda fue una iniciativa que me emocionó y que desde aquí quiero agradecer.

rincón_seca04

Con José Romero, con la Piel entre sus manos (Foto: Ginés Soto)

rincón_seca05

Con Jeús Molina, compartiendo Piel (Foto: Jesús Molina)

rincón_seca06

Con José G. Alemán… siempre Marcando la meta

Ese motivo hizo que mi presencia, junto a la de mi familia, se adelantase cerca de dos horas al inicio de la prueba, para habilitar el rincón que tan amablemente puso a mi disposición la organización, en la figura de Ginés Soto y Pablo Sánchez, y esperar pacientemente a que alguno de los presentes quisiese hacerse con esa piel, tal y como así sucedió, para mi satisfacción.

En lo meteorológico, la tarde era calurosa, muy calurosa, tal y como pude evidenciar nada más bajarme del coche. La temperatura, en torno a los 35˚C se hacía aún más acusada dada la humedad reinante y el presagio de sufrir una carrera dura, climatológicamente hablando, se cumplió en toda su extensión.

En lo deportivo, volvía a ponerme un dorsal tan solo siete días después, tras mi participación en la III Pinatar Full Moon Race del sábado anterior, por lo que ese hambre de carrera no era tanta, aunque siempre que coges tu dorsal y empiezas a encontrarte con amigos y conocidos ese apetito te asalta de súbito, empezando a generar la adrenalina que con la carrera se transforma en la adictivas endorfinas.

En lo social, porque no conviene olvidar que este deporte también tiene su lado social, volver a ver a amigos que hacía tiempo no veía me produjo una gran alegría, así como charlar con otros que hasta la fecha no tenía el gusto de conocer, y es que este deporte tiene grandes, enormes dosis de compañerismo, empatía y generosidad… tal vez porque en él todos tenemos el mismo rival, igual para todos y diferente al mismo tiempo. Ese rival solo somos nosotros mismos.

Y así, entre lo meteorológico, lo deportivo y lo social, casi se me echó el tiempo encima, quedándome escasos quince minutos para calentar unas piernas que muscularmente andaban frías por dentro, a pesar de la temperatura que soportaban. Calenté con mi tocayo y amigo Jesús Molina López, con el bueno de José G. Alemán y como no, aunque fuera algo casi testimonial, también compartí un efímero trote con mis hermanos de tantos y tantos kilómetros: Alejandro Sánchez y Pepe Caracena, acompañados por otros corredores del Club Fondistas de Alcantarilla, entre los que figuraba el gran Raúl Sánchez Romero.

rincón_seca07

Con Regino Rodríguez y José Romero (Foto: J. Pablo Tudela)

rincón_seca19

Con Jose G. Alemán y Jesús Molina, durante el calentamiento (Foto: J. Pablo Tudela)

rincón_seca08

Con la familia SR (Foto: Ginés Soto)

Allí estaban también enormes corredores y buenas personas como Juanjo Gracia, José Romero, Paco Sánchez Gálvez, Guillaume Le Mouhaer, así como todos los miembros de la familia SR que nos dimos cita en la calurosa tarde del último sábado de julio. Saludos, sonrisas, buenos deseos entre unos y otros para la corta, pero intensa carrera y con puntualidad casi británica (apenas 1’ sobre el horario previsto) Ginés Soto hizo sonar el silbato que significaba el comienzo de la prueba…

A CORRER, DEMONIOS – pensé.

El primer kilómetro lo hice a un ritmo demasiado elevado para mí, teniendo en cuenta mi actual estado de forma, junto con el calor que siempre suele hacer mella en mi rendimiento físico. Esos primeros mil metros a 3’50’’ me hicieron esbozar una sonrisa interior, por ese afán de querer llegar a cotas que hace seis meses eran normales, pero que a día de hoy son impensables. Me dejé llevar por la emoción y la euforia del momento y con el paso de los kilómetros fui adaptando mi ritmo de carrera, de la misma manera que fuí pagando esa salida tan explosiva para mí.

rincón_seca10

En carrera (Foto: J. Pablo Tudela)

A poco más de cien metros me precedía Daniel Martínez, amigo y compañero SR, al que intentaba seguir la estela de su pasos, sobrepasando corredores y consiguiendo mantener mi posición general dentro de la carrera, pero mis esfuerzos eran en vano y el cansancio fue evidenciándose en mi rendimiento. El paso por meta, completando la primera vuelta dejaba la carrera en el ecuador de la misma y por delante quedaba la peor parte, puesto que para entonces me encontraba en tierra de nadie dentro de la carrera, esto es, sin ningún corredor con el que mantener el ritmo y acusando cada vez la elevada humedad que amplificaba la sensación térmica.

La aparición de cada cartel, indicando el nuevo punto kilométrico, era un pequeño triunfo y sólo la esporádica y perdida brisa que de vez en cuando se colaba entre limoneros, impregnándose con su olor, ayudaban a refrescar una piel empapada literalmente en sudor. Fue entonces, allá por el kilómetro 6,2 aproximadamente cuando un espontáneo vecino ofreció una manguera para mojar a cuantos corredores desfilábamos ante él… me miró esperando mi aprobación y asentí con agrado, recibiendo un chorro de agua que me hizo revivir para los poco más de mil metros que quedaban para terminar la carrera.

Mantuve el tipo, como suele decirse, ese último trayecto de la prueba y al llegar a la recta que conducía a meta escuché los motivadores comentarios de Ginés Soto, que como el mejor de los speaker no dejó de animar a todos los presentes. Y a escasos cincuenta o sesenta metros, en el margen izquierdo me esperaba Mar, con su brazo extendido, su mano abierta, su amplia sonrisa y esos ojos que cada día me hacen soñar cuando los miro… nos cogimos y las últimas zancadas volvieron a ser para ella, como en tantas carreras lo habíamos hecho y que tanto tiempo hacía que no las compartíamos. Nuestro paso bajo el arco de meta se produjo cuando el cronómetro marcaba un tiempo general de 30’23’’, entrando en el puesto 18º de la general y el 5º de la categoría (Veterano B), de un total de 104 corredores que terminamos la carrera, con un ritmo medio de 3’59’’ min/Km.

Tras la carrera felicitaciones a los ganadores (absolutos y por categorías), comentarios con las sensaciones de la prueba, un rato de trote suave para soltar piernas junto a una conversación distendida con mi querido amigo Alejandro Sánchez y tras la recuperación por el esfuerzo realizado y con una camiseta seca que me liberase del sudor que empapaba mi cuerpo, solo quedaba asistir a la fantástica entrega de premios. Con posterioridad y para terminar rendimos buena cuenta del rico embutido y la buena carne que se dispensa en Rincón de Seca, dentro del recinto de las fiestas, donde entre montaditos de tocino, lomo, salchicha y cerveza disfrutamos una nutrida representación de SR que además de correr, también comemos y bien, todo sea dicho de paso.

rincón_seca16

Con Jesús Molina y Mar, tras la carrera (Foto: J. Pablo Tudela)

rincón_seca17

Con Amalio Gómez, Manuel Cánovas y Jesús Molina, tras la carrera (Foto: J. Pablo Tudela)

Por último, quiero agradecer a J. Pablo Tudela Martínez (Footer Trotter) el amplio y magnífico reportaje fotográfico de la prueba, como es habitual en él, y destacar dos imágenes de las cientos que hizo. La primera refleja el boom popular de este deporte y como la incursión de la mujer dentro del mismo es más que evidente. Así, en dicha imagen podemos ver a cuatro mujeres de podio, cuatro esposas, cuatro madres, cuatro trabajadoras y sí, también cuatro esforzadas corredoras: Pilar Alpáñez, Inés Borrero, Antonia Gómez y Virtudes Marcos.

rincón_seca19

De podio: Pilar Alpáñez, Inés Borrero, Virtudes Marcos y Antonia Gómez (Foto: J. Pablo Tudela)

La segunda imagen únicamente recoge un instante y tan solo puedo decir GRACIAS, gracias por haber capturado ese momento que quedará en mi memoria para siempre y que refleja tan solo eso, un momento, un efímero momento entre Mar y yo. Gracias Pablo.

rincón_seca18

De la mano de Mar… la meta nos esperaba (Foto: J. Pablo Tudela)

La próxima cita será el miércoles 10 de agosto, en la cercana pedanía murciana de La Raya. Será en las primeras 4 millas (algo más de 6K) de este huertano rincón, donde de nuevo tengo el gusto de asistir a ella colaborando con la organización en la entrega de otros dos ejemplares de Piel de asfalto, que serán para el ganador absoluto masculino y la ganadora femenina. Gracias, como no, a Ginés Soto que con la generosidad que le caracteriza me brinda una vez más la oportunidad de acercar mi libro a todo aquel que quiera hacerse con él.

Y tú, ¿participaste también en esta carrera o en alguna de las múltiples celebradas este fin de semana?, ¿quieres dejar tus impresiones de ella? Anímate, de esa manera todos conocemos más pruebas. Muchas gracias.

(Aquí puedes consultar la clasificación completa: II Carrera Popular “Fiestas de San Joaquín y Santa Ana” de Rincón de Seca”)

¡Comparte!

2 comentarios a II Carrera Popular San Joaquín y Santa Ana (Rincón de Seca)

  • Gines  dice:

    Me ha encantado todo, que puedo decir, adoro éste deporte y a sus gentes que me han permitido conocer gente tan extraordinaria cómo tu y tu maravillosa familia. Intenté corregir errores de la primera edición y me mate, nos matamos mi socio y yo en leer una crónica cómo esta y otras que por ahi he leído. Un millón de gracias emocionadas. Sólo tengo un pensamiento ahora mismo hasta La Raya y hasta que no esté fuera del hospital ¡¡¡ VAMOS PEDRO LUIS!!! ¡¡¡ LUCHA LUCHA Y LUCHA!!! Abrazos chillaos querido paco Molina

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Ginesico! Muchas gracias por asomarte por esta casa, tu casa, y dejar tu comentario… todo un honor. La carrera que vivimos y que con dedicación, entrega e ilusión organizaste junto a tu socio y amigo común, Alejandro Sánchez, fue para estar orgullosos y satisfechos, muy satisfechos, como creo que quedó palpable entre todos los que participamos y así he intentado dejarlo recogido en esta crónica. Sin duda alguna este deporte, sacrificado y a veces ingrato deporte, tiene muchas virtudes y además nos ofrece la posibilidad de conocer personas, grandes personas, que lo aman, lo viven, lo quieren y que además transmiten su pasión en él. Todo eso se manifiesta en ti y en quienes te rodean, empezando en primer lugar por Maribel, una esposa entregada en cuerpo y alma a esa pasión por ti y que te hace aún más grande de lo que ya eres. Gracias a ti y a Alejandro por ofrecernos esta bonita carrera y las últimas palabras de este comentario son para Pedro Luis, para que siga luchando en este contratiempo que le ha tocado vivir mientras corría el sábado con todos nosotros; seguro que el ánimo y la fuerza de todos quienes formamos parte de esta gran familia le estarán sirviendo de ayuda y espero, todos lo esperamos, que en nada vuelva a estar con sus zapatillas bien atadas, tras un nuevo arco de salida.

      Otro abrazo chillao y bien fuerte para tí, querido amigo y gracias, de nuevo, por leerme.

      Paco.-

Deja una respuesta