II Night´s Murcia Running

murcia_1

Recorrido de la prueba

Lugar: Murcia

Día: 10 de enero de 2014

Hora: 20,00 horas

Distancia: 10.000 m

Organizada por: Murcia Running y Murcia Challenge, en colaboración con la Junta Municipal Norte del Ayuntamiento de Murcia y el Club “Ranero Corre”, contando además con la colaboración de la Federación de Atletismo de la Región de Murcia (FAMU).

Por segundo año consecutivo, esta prueba ha vuelto a servir para dar el pistoletazo a la 3ª edición del Running Challenge, que es el circuito de carreras populares de la Región de Murcia, organizada por la Federación de Atletismo de la Región de Murcia (FAMU), en colaboración con ayuntamientos, clubes, asociaciones y empresas organizadoras.

Recorrido: estaba formado por dos vueltas a un circuito que combinaba un tramo urbano, con parte de huerta. La parte urbana discurría por las calles del murciano barrio de El Ranero, mientras que la parte de huerta discurría por la zona de La Albatalía. La carrera tenía su salida en la Avda. Mariano Rojas, siguiendo por Avda. Miguel de Cervantes, hasta la altura del Centro Cultural Puertas de Castilla, donde se giraba a la derecha para transitar por la calle que delimita el citado barrio de El Ranero de otro conocido barrio como es San Basilio. Tras varios giros a derecha e izquierda se cruzaba el puente de la autovía para acceder de lleno a la zona de huerta, que después de un recorrido casi circular y una longitud aproximada de un kilómetro y medio volvía a meter la carrera en El Ranero, cruzando nuevamente el mismo puente anterior y continuando con un callejeo de algo menos de dos kilómetros, en el que se pasaba junto al Campo de Fútbol de El Ranero y por el Paseo Duques de Lugo, volviendo al punto de salida y completando así la primera vuelta. La única diferencia entre las dos vueltas radicaba en el giro, tras volver a pasar por Duques de Lugo, hacia la calle del Campo de Fútbol, donde estaba situada la meta.

Organización y atenciones: hubieron diferentes aspectos que bien pudieron inclinar claramente la balanza de este apartado en un sentido u otro, del positivo al negativo, según en dónde se pusiera el punto de mira, pero lógicamente una carrera debe mirarse desde el mayor número de puntos de vista y a tenor de ello hacer el balance. De esta manera, quiero diferenciar esas dos partes de la balanza:

En positivo.-

1.- Fue un acierto cambiar la ubicación de esta carrera, respecto a la del año pasado, puesto que la zona del Campo de Fútbol no sólo daba la posibilidad de tener vestuarios (aunque fueran algo pequeños), sino que además permitía ofrecer una mejor zona post carrera, tanto para la reposición de líquidos, como para los masajes y punto de reunión de los corredores tras la prueba.

2.- Promover, una vez más, carreras para los más pequeños es siempre algo que debe resaltarse y en esta ocasión aún más si cabe, puesto que todo el dinero que se recaudó con las inscripciones de estas categorías menores fue a parar íntegramente para ayudar a un niño de 9 años, vecino de El Ranero, que padece una encefalopatía crónica no progresiva. ¡¡Bravo!!

3.- Incluir actividades paralelas a la celebración de la prueba, como fue la creación de una Ruta de la Tapa, animando a todos los participantes a un posterior avituallamiento por los bares del barrio, es una manera más de unir deporte y ocio, o deporte y gastronomía en este caso.

4.- La amabilidad y el buen trato de voluntarios y personal a disposición de la organización de la carrera, cuyas ganas por agradar y atender de manera adecuada en todo momento pusieron al descubierto ese interés porque todo saliera bien. Aunque a veces hace falta algo más que voluntad y buenas intenciones.

En negativo.-

1.- Información errónea incluida en el Reglamento de la prueba, donde se indicaba que la recogida de dorsales se iba a efectuar en la Avda. Mariano Rojas, cuando en realidad se llevó a cabo en la zona de meta, junto al Campo de Fútbol; esto provocó el despiste y el desconcierto generalizado de los participantes, que incluso les hizo dudar del lugar de la misma salida de la prueba.

2.- Falta de previsión o inexperiencia, que hizo retrasar la prueba un cuarto de hora, respecto a la hora prevista. Por un lado, no se puede querer montar un arco de salida cuando apenas quedan diez minutos para el inicio de la prueba y por otro, no se puede cortar el tráfico rodado cuando está ya encima la hora de salida. Como consecuencia de esto se produjo el retraso en la hora de salida señalado, algo que siempre es una molestia para los que corremos y máxime cuando estás en pleno invierno y a una hora en la que la temperatura ya ha comenzado a bajar acusadamente y se deja sentir en toda su extensión.

3.- Deficiente delimitación de algunas partes del recorrido, en especial la que se desplegó en la Avda. Miguel de Cervantes, cuya importancia y densidad de tráfico debió contar algo más que alguna simple valla de plástico con una banda municipal de “Prohibido pasar”. En este apartado de señalización incluyo también la escasa iluminación en algún tramo de la zona de huerta, donde el firme tampoco acompañaba mucho y obligaba a fijar la atención más de la cuenta, para evitar algún tropiezo que pudiera terminar en caída.

Al margen de aspectos positivos o negativos quiero destacar el sistema de cronometraje de la prueba, que a pesar de no contar con banda de control de inicio de carrera, por lo que no se pudo disponer de tiempo real, sí dispuso de una manta receptora para el control de tiempos de paso intermedios, en los puntos kilométricos 2,5 y 7,5; eso permite disponer de una información que se agradece y que no suele ser muy habitual, pero que arrancó las quejas de muchos corredores, que vieron en esa manta intermedia un tropiezo, al estar colocada en una zona estrecha de huerta y arrugarse con el paso del grueso del pelotón.

Bolsa del corredor: como viene siendo algo habitual, ésta volvió a ser escueta. La misma estaba formada por la tradicional camiseta técnica conmemorativa de la prueba, una tarro pequeño de aceitunas, una barrita energética y un buen puñado de folletos de propaganda, con información y descuentos de diversos artículos.

Podio: Cristian Fernández Paredes, Sénior Independiente, fue el ganador masculino con un tiempo oficial de 33′:08”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Jefferson Cirino Monserrate (con un tiempo oficial de 33′:12” – Veterano A del Cross Automenor) y Pablo Escámez García (con un tiempo oficial de 33′:20” – Sénior del Cross Automenor). En mujeres, la vencedora fue, una vez más, Mercedes Merino García, Veterana C del Club Mandarache, con un tiempo oficial de 39’27”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Ana Vanesa Ruíz Ruíz (con un tiempo oficial de 43′:29” – Sénior Independiente) y Toñi Peñalver (con un tiempo oficial de 43′:36” – Veterena A del Club Triatlón Guerrita).

Muy personal: a la ilusión y los nervios habituales por disputar una carrera se le sumaron un par de alicientes, como fue el acompañar a mi hija mayor, que iba a tomar parte en una da las carreras de las categorías inferiores, y la posibilidad de correr por zonas por las que tantas veces había pasado siendo niño, debido a mi origen en el vecino Barrio de San Basilio.

Así, acompañado de dos fans incondicionales, como son mi madre y mi hermana, llegué muy temprano a la zona de la prueba, para recoger el dorsal de Mar y presenciar con agrado cómo los más menudos de las casas se desfondaban en cada una de las pruebas que se fueron celebrando.

Dentro de esos pequeños corredores, estuvieron Carla y Pablo, hijos de mi buen amigo Pedro Murcia, que no quisieron perderse la cita y ponerse sus zapatillas para correr y participar de la fiesta que se había organizado. Primero fueron los chupetines, después los benjamines y llegó el turno de los alevines, momento en el que entró en acción mi pequeña atleta, cuyos 900 m de su prueba le pasaron factura y terminó al borde del agotamiento, diciéndome que jamás volvería a correr una distancia “tan grande”, a pesar de haber llegado en el lugar de las niñas… no pude evitar sonreír y prometerle que así sería.

Y entre carrera y carrera de los menores puede reconocer al speaker de lujo que estuvo comentando y animando durante toda la tarde y que no era otro que el periodista Adrián Bonache, Comunicador Audiovisual, Director de Comunicación de la FAMU y presentador del programa “Murcia Running” de la televisión autonómica 7 Región de Murcia (7RM), que se emite todos los sábados a las 18 horas y que ofrece lo más destacado del panorama atlético de nuestra región. Fue una oportunidad que no dejé pasar para conocerle personalmente y entablar con él una conversación de lo más amena e interesante.

La tarde transcurría animada, con alguna que otra actuación de grupos de danza que actuaron sirviendo de pausa entre algunas de las pruebas y la temperatura más cercana a la primavera que al otoño, fue bajando el termómetro de manera implacable, a medida que fueron avanzando las horas y el sol se fue escondiendo. La zona se empezó a llenar poco a poco de corredores, que se iban preparando para la prueba y la luz del día dejó paso a la luz artificial de las farolas.

En esta ocasión los momentos previos al inicio de la carrera y por lo tanto de calentamiento, estuve acompañado de mi amigo y gran atleta Pepe Caracena, con el que compartí no sólo ese calentamiento, sino también una charla que desbordó running por los cuatro costados. Esto no impidió encontrarme y hablar con otros buenos amigos, también habituales de las carreras, como fueron: Juan Antonio Laborda, José Perea, Juan Montoya, Mariano Nadal, Fernando Murcia (fugaz encuentro), Pedro Murcia, Jorge Tomás, Pedro Javier Casal e incluso tuve la suerte de desvirtualizar a Achorunners (un amigo-seguidor de la red social Twitter), justo momentos antes del inicio de prueba y al que no tuve el detalle de preguntar su nombre (fallo imperdonable).

murcia_5

Entre “Pepes”, con Pepe Perea y Pepe Caracena (durante el calentamiento)

La hora se echaba encima, toda los participantes nos fuimos dando cita en la avenida de salida y entre la confusión por no saber el lugar exacto de salida, la ausencia de señalización y los errores comentados con anterioridad, se sobrepasó la hora prevista para el inicio. Con muchas ganas, cierto frío y algún silbido que otro, se dio el pistoletazo de salida y los cerca de 1.000 corredores salimos a discreción como queriendo llegar todos a meta en primer lugar, esto es, la salida fue muy rápida, algo suele ser también habitual.

murcia_2

Momento previo a la salida (Foto: Diario La Verdad)

Poco, muy poco público durante todo el recorrido, exceptuando el tramo de salida y llegada, algo que era presumible, dada la hora y las zonas por las que se corría. La travesía por la huerta, donde la temperatura se sentía algo más fría que en la zona urbana, era como un pequeño tesoro y recorrerla de noche, en pleno invierno fue todo un gustazo. El callejeo, tras recorrer los carriles huertanos, presentaban cierto riesgo en los diversos giros de calles, sobre todo cuando a esos giros le acompañaban pasos de cebra humedecidos por el relente de la noche, lo que provocó la caída, al menos, del corredor Pedro Javier Casal, que al final consiguió terminar la prueba en 6º lugar.

Mi carrera particular estaba yendo de manera satisfactoria, puesto que el ritmo que me había propuesto lo estaba manteniendo, no sin dificultad y cada kilómetro completado era un paso más hacia una meta que quería alcanzar tan rápido como fuera posible. El adelantamiento o no de otros corredores, nunca es algo que me preocupe, puesto que el único rival a batir siempre soy yo mismo, pero sí es un indicador más que ayuda a saber si voy manteniendo o no un buen ritmo y en este caso me indicaba que sí lo estaba haciendo, por los pocos corredores que consiguieron adelantarme.

La primera vuelta se completó casi en un abrir y cerrar de ojos y la segunda vuelta pareció ser aún más corta aún, por lo que cuando quise darme cuenta me encontraba pasando junto al cartel que indicaba el punto kilométrico 9 y la llegada hasta meta fue casi instantánea, animado también por el público presente y los gritos de ánimo, entre los que estaban los de mi familia y amigos, como José Luís Piqueras, que en esta ocasión no participó en la prueba.

Esa entrada en meta se produjo con un tiempo real de 37′:34”, ocupando el puesto 34º de la general y el 2º de mi categoría (veterano B), de un total de 916 corredores que terminaron la carrera, con un ritmo medio de carrera de 3:43 min/Km. Otra vez un resultado positivo con el que volví a sentirme muy contento y que esta vez tuvo la anecdótica recompensa de ese podio al que pude subirme, acompañando a mi buen amigo Pepe Caracena, que fue el ganador de la categoría que ambos ocupamos y que me alegró en sobremanera.

murcia_3

Entrega trofeos Categoría Veteranos B (Foto: Diario La Opinión)

murcia_4

Con Pepe Caracena, disfrutando el momento

Así, satisfecho, con mi trofeo bajo el brazo, no pude terminar mejor la noche que cenando en compañía de Pedro Murcia y de nuestras respectivas familias, con una cerveza en la mano y hablando de hacer más salidas, algunas corriendo y otras no.

La próxima cita será el próximo domingo, en una de las grandes: Santa Pola y su medio maratón. Decir Santa Pola es lo mismo que decir fiesta, gente, animación y otras tantas cosas dignas de destacar. El año pasado me perdí esta prueba y esta vez quiero sentirla e intentar hacer una buena carrera, para celebrar así mi particular aniversario, puesto que se cumplirán 12 años desde que debuté en un medio maratón; han pasado 12 años desde la primera vez que corrí en Santa Pola y como podréis imaginar son muchas las ganas e ilusión puestas en esa carrera. Espero y confío que todo salga bien y que pueda disfrutarla de principio a fin, pero eso sí, sufriendo, seguro.

Y tú, ¿participaste también en esta carrera o en alguna de las múltiples celebradas este fin de semana?, ¿quieres dejar tus impresiones de ella? Anímate, de esa manera todos conocemos más pruebas. Muchas gracias.

(Para consultar la clasificación completa: II Night´s Murcia Running)

¡Comparte!

3 comentarios a II Night´s Murcia Running

  • @achorunners  dice:

    Grande Paco, como siempre como si la hubiera escrito yo…fue un placer conocerte, no te preocupes por ese fallo que no es para tanto si es nos vimos casi en el disparo de salida y no nos dio para mucho, espero verte en Santa Pola…Un abrazo amigo

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Achorunners! Muchas gracias por “visitarme” y dejarme tus palabras. Me alegré mucho cuando me llamaste y te presentaste, fue un enorme placer conocerte, conoceros. Y sí, es cierto que fue todo muy rápido y estaba más pendiente de la salida que de otra cosa (vaya salida, por cierto), pero lo de no preguntar el nombre es de “libro”. Lo de mi planning no es nada del otro mundo y lo tienes a tu disposición, pero no dice nada de los madrugones, eso es cosa de cosecha propia (jajajaja); espero que nos veamos más tranquilamente y contarte aquello que yo hago, por si te puede servir a ti (estaré encantado y me alegrará que así sea).

      Poder coincidir en Santa Pola puede ser una misión bastante difícil, pero quién sabe… en cualquier caso, espero que vaya muy bien y la disfrutes tal y como esperas.

      Muchas gracias, una vez más. Un abrazo y felices kilómetros.

      Paco.-

  • @achoRunners  dice:

    Gran Crónica Paco…como siempre coincidimos en todo, no te preocupes por eso, si nos pillo todo muy rapido…estas hecho un Atleta…pásame el planing jeje aunque creo que esos madrugones que tanto admiro de ti tienen esa recompensa…nos vemos en Santa Pola si hay suerte,aunque tu iras más rápido yo iré a disfrutarla y a trotar…Un abrazo y encantado de conocerte en Persona

Deja una respuesta