III Cross Fuente Librilla – Mula (Murcia)

fuente_librilla00

Vista de Fuente Librilla (Foto: Footer Trotter)

Lugar: Fuente Librilla – Mula (Murcia)

Día: 4 de septiembre de 2016

Hora: 8,45 horas (marcha senderista) y 9,30 horas (carrera)

Distancia: 11,5K (distancia no homologada) – Prueba puntuable dentro de la Liga Running Challenge

Organizada por: la Federación de Atletismo de la Región de Murcia, en colaboración con la Concejalía de Deportes de Mula y la Plataforma por el Medio Ambiente de Fuente Librilla.

Recorrido: tanto la salida como la meta se encontraban ubicadas en idéntico punto, concretamente en la Calle Las Escuelas, a la altura del Jardín de Fuente Librilla, donde está situado el Centro Social de esta localidad. La carrera discurría mayoritariamente por tierra, con excepción de los tramos de salida y llegada y algún tramo intermedio de asfalto, que rompía con la monotonía de los caminos rurales. Un recorrido que presentaba una pendiente negativa en su primer kilómetro, para cambiar su inclinación hasta el sexto kilómetro aproximadamente, sin faltar algún tramo de alivio entre tanto. De ahí hasta el final se daba la situación inversa, esto es, pendiente negativa de forma mayoritaria, sin faltar alguna que otra cuesta, siempre alternando algún tramo de asfalto con la tierra, que predominaba en casi todo el recorrido, con excepción lógica de la parte de inicio y finalización, que estaba dentro del núcleo urbano. Fuera de ese núcleo, el trazado ofrecía toda la belleza del paisaje de la zona, al poder contemplar zonas de rambla, campos de cultivo y cortijos, pudiendo encontrar desde tramos con invernaderos, hasta otros con almendros o naranjos, todo ello salpicado con alguna que otra vista lejana a Sierra Espuña y un horizonte donde el color de la tierra ponía la nota predominante.

fuente_librilla01

Recorrido y perfil de la prueba (Fuente: web de la prueba)

Organización y atenciones: fantástica, sencilla y llanamente fantástica. Con ese adjetivo resumiría tanto y tan bueno como ofreció esta prueba a los participantes que nos dimos cita allí. Y es que a pesar de celebrar tan solo la tercera edición, la cantidad de los servicios ofrecidos, así como la calidad de los mismos no estuvieron a la altura de esa juventud, que podría pecar de inexperiencia y que sin embargo rayó la perfección en cualquiera de las facetas sobre las que se dirija la mirada.

Una cuidada y perfecta señalización de todo lo que rodeaba a la prueba (aparcamiento, zona de recogida de dorsales, duchas y vestuarios, guardarropa, puntos kilométricos en carrera), un numeroso voluntariado, gracias a los vecinos de Fuente Librilla, que se volcaron literalmente en la prueba, derrochando amabilidad, simpatía y regalando su mejor sonrisa… fue como abrirnos las puertas de sus casa y ofrecernos todo cuanto tenían, y eso no es algo que se pueda conseguir si no sale del corazón. Gracias.

fuente_librilla08

Voluntarios siempre atentos (Foto: Footer Trotter)

Continuando con los servicios, la organización dispuso de un servicio de fisioterapia con varios profesionales que estuvieron cuidando las piernas de los atletas tanto antes como después de la prueba, bajo la carpa que había instalada en la zona cero de la prueba, donde giraba toda la actividad de la prueba y en la que se efectuó la entrega de dorsales, el avituallamiento post carrera y la entrega de trofeos.

fuente_librilla03

Zona post carrera (8:00 de la mañana)

fuente_librilla05

Recogida de dorsales (Foto: web de la prueba)

En el capítulo de avituallamientos, tanto el dispuesto en carrera, como el que se pudo disfrutar terminada la prueba fueron todo un ejemplo a seguir. Para el recorrido se ofrecieron dos puntos de dicho avituallamiento, que contaron con entrega de esponjas mojadas y agua, delimitando perfectamente la zona, con carteles informativos puestos al efecto y facilitando también depósitos de basura para poder depositar las esponjas o botellines de agua entregados. Concluida la carrera el otro avituallamiento, el de reposición de líquidos, conversación distendida y relajación, fue muy variado, en el que no faltó agua, refrescos, cerveza, bocadillos, frutos secos, fruta, barritas de cereales y batidos, todo ello en grandes cantidades.

fuente_librilla06

Preparando bocadillos (Foto: web de la prueba)

fuente_librilla07

Echando una mano (Foto: Footer Trotter)

Señalización y control de tráfico perfecto, voluntariado para quitarse el sombrero, vestuarios, duchas, cuidados avituallamientos… y como no, cronometraje en tiempo general mediante chip en el propio dorsal, una generosa entrega de trofeos, en la que se hizo entrega también de diversos regalos sorteados entre todos los participantes y que volvió a regalar un cordero al club más numeroso entrado en meta y que por segundo año consecutivo se llevó mi familia SR (Simplemente Runners).

fuente_librilla04-001

Regalos a sortear entre los participantes

Y por si todo esto fuera poco, la prueba estuvo amenizada y animada con Julio Navarro, el speaker que contagió pasión y emoción a todos los presentes. Presentes que nada más llegar a Fuente Librilla éramos recibidos con una pancarta anunciando la carrera y que convirtió sus calles en una exposición fotográfica urbana, al salpicar las fachadas de las casas con grandes fotografías de la carrera de la edición anterior. Una iniciativa genial, que aúna deporte y arte, recogiendo instantes, momentos mágicos… me encantó, como creo que a la gran mayoría de los participantes.

fuente_librilla31

El speaker: Julio Navarro (Foto: Footer Trotter)

fuente_librilla30

En la calle (Foto: Footer Trotter)

Destacable es también toda la información disponible en la página web de la prueba, pormenorizada al detalle y en la que resalto la minuciosa radiografía que se hace de lo más importante de la carrera y que no es otra cosa que el recorrido. Invito, al que no lo haya hecho, a que eche un vistazo al mismo y podrá comprobar por sí mismo “cómo se las gasta” esta organización… de manual, todo un ejemplo.

Resulta lógico pensar que el resultado en la organización de una carrera, o de cualquier evento, siempre es fruto del trabajo de todas las personas que participan en ella, como así lo fue en Fuente Librilla, pero también es lógico imaginar que si entre esas personas hay alguna persona que conozca bien este mundo de corredores y kilómetros ella debe tener una parte mayor de esa responsabilidad. En este caso, esa persona es Tolín Mayor, del Club Fondistas de Alcantarilla; en sus espaldas hay una dilatada trayectoria como corredor y un conocimiento preciso de qué es aquello que necesita y gusta al participante de una prueba, como así quedó de manifiesto. Felicidades y enhorabuena a toda la organización y en especial para ti, amigo: ¡chapeau!

fuente_librilla33

Parte del equipo humano de la organización (Foto: web de la prueba)

Bolsa del corredor: estaba formada por la tradicional camiseta técnica, conmemorativa de la prueba, que en esta ocasión contaba con el detalle de ir personalizada, al llevar grabada cada una de ellas el nombre del atleta participante. Todo un detalle, que no debe pasarse por alto y que refleja el grado de compromiso de la organización con los corredores. Junto a dicha prenda, se incluían una caja con 6 ud de barritas de cereales, una muestra de mermelada y otra barrita energética, todo ello de la misma marca, la cual también obsequió la bolsa de papel donde iba todo el contenido y que se completaba con un par de folletos publicitarios y un número, coincidente con el dorsal de cada corredor, que entraba en el sorteo de los diferentes regalos que la organización había conseguido de diferentes patrocinadores. Sin duda, una bolsa generosa, sin ser excesiva, que contó con detalles nada habituales, concediéndole un toque de distinción y personalidad, siendo del agrado de cuantos participamos.

Podio: Iván Hernández Illán, Sénior del Murcia Sport Clinic, fue el ganador masculino con un tiempo general de 39′:05”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Jono Janes (con un tiempo general de 39′:20” – Junior/Promesa del Club Bedford and County) y José Carlos Caparrós García (con un tiempo general de 40′:02” – Veterano A del Club Atletismo Mandarache). En mujeres, la vencedora fue Cristina González García, Sénior del Club Bikila, con un tiempo general de 48′:47”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente Mercedes Merino García (con un tiempo general de 51′:00” – Veterana B del Club Fondistas de Alcantarilla) y Rachael Rozhdestvenskaya (con un tiempo general de 51′:58” – Sénior del Club Mandarache).

fuente_librilla27

Podio masculino absoluto (Foto: web de la prueba)

fuente_librilla28

Podio femenino absoluto (Foto: web de la prueba)

Muy personal: primer domingo de septiembre que amaneció decidido a regalarnos una jornada veraniega de esas que no pasan desapercibidas, tal y como quedó evidente desde bien temprano. El sol se mostraba con fuerza y la carrera se presagiaba calurosa, muy calurosa, por lo que resultaba fundamental hidratarse no ya a lo largo de la prueba, sino durante todo el tiempo previo al inicio de ella.

Por segundo fin de semana consecutivo volvía a ponerme un dorsal, también por segunda vez consecutiva era para correr un cross y sufrir así la diferencia que hay de hacerlo en asfalto, superficie habitual en la que suelo correr. Al margen del plano deportivo, por tercera vez acudía a una carrera con mi libro Piel de asfalto bajo el bajo, aceptando el generosa invitación de Tolín Mayor, que en nombre de la organización quiso que estuviera presente en la prueba por partida doble: ofreciendo mi libro y poniéndome un dorsal para corre en ella. Organización de la que percibí, desde mi llegada a Fuente Librilla, una calidez y un cariño que me hicieron sentir como en familia.

En esta ocasión, también como en las dos ocasiones anteriores entregué dos ejemplares que serían para los ganadores absolutos de la prueba, tanto masculino como femenina, y al mismo tiempo la organización me compró otros dos ejemplares que sorteó como un regalo más de los que entregó entre los participantes. Y entre esos participantes, como es habitual, muchos, muchos amigos y conocidos habían llegado hasta Fuente Librilla para disfrutar de una nueva fiesta del running, algunos de los cuales no dejaron pasar esa oportunidad de llevarse su propia “piel”.

fuente_librilla12

Con Sergio Fernández

fuente_librilla13

Con Adrián Bonache

fuente_librilla02

Con Tolín Mayor (Foto: Tolín Mayor)

fuente_librilla14

Con José Millán

fuente_librilla15

Con Mariano López

fuente_librilla16

Con Juan Carlos

fuente_librilla11

Con Gaby Lozano y Bea Reina (Foto: Bea Reina)

fuente_librilla17

Con Ginés Soto, José A. Solera y Dani Matás

Allí pude volver a ver, después de mucho tiempo a Sergio Fernández, Adrián Bonache, Dani Matás, Mariano Moreno, Mariano López, Salva López, Luis Hilario, Anita Cano, José Luis Piqueras, así como también tuve la oportunidad de desvirtualizar a Fran García, un confeso miembro del grupo #fuerzaypiernas y al que por fin pude saludar en persona.

fuente_librilla10

Con Luis Hilario y Fran García (Foto: Luis Hilario)

Efectuada la salida de los participantes inscritos en la marcha senderista, a eso de las 8,45 horas, comencé a sentir los nervios previos del momento y treinta minutos antes aparqué mi labor literaria para centrarme en la puramente deportiva y evitar de esa manera que me colocase bajo el arco de salida con un calentamiento insuficiente. Durante ese calentamiento muchas más caras conocidas, representación de los grupos más conocidos de la Región, que no habían querido perderse la prueba y entre ellos un plantel de atletas capaces de marcar un ritmo muy alto de carrera, como así resultó.

fuente_librilla18

Club Guerrita de Alcantarilla (Foto: web de la prueba)

fuente_librilla22

Club Simplemente Runners (Foto: Footer Trotter)

fuente_librilla20

Club Ermita de Burgos (Foto: web de la prueba)

fuente_librilla21

Club Fondistas de Alcantarilla (Foto: Footer Trotter)

fuente_librilla23

Club Atletismo Torre Pacheco (Foto: Footer Trotter)

fuente_librilla24

Club Marathon Cartagena (Foto: Footer Trotter)

En el aire, además del calor, se respiraba un ambientazo y en mi mente el temor ante una prueba que se me antojaba dura para mí, por las características de la misma y por encontrarme en plena pretemporada. En cualquier caso, intentaría ser precavido en la primera mitad y no acusar en exceso el esfuerzo realizado, intentando así que no me pasasen factura esos kilómetros, tal y como me sucedió la semana anterior en la Subida a la Fuente del Sapo.

Entre carreras, saludos, fotografías del omnipresente J. Pablo Tudela y buenos deseos para lo que estaba a punto de empezar, nos agolpamos tras el arco de salida, animados y contagiados con la cuenta atrás que Julio Navarro dio como preludio al inicio a la prueba… tocaba ponerse en marcha. Los primeros metros, en descenso, favorecieron el elevado ritmo y una cadencia de zancada mayor, pasando del asfalto inicial al primer tramo de tierra, en bajada continua hasta la rambla, donde el firme presentaba una gran cantidad de tierra suelta que provocó que se levantase una densa nube de polvo a nuestro paso, dificultando por momentos la respiración.

fuente_librilla32

Cazado durante el calentamiento (Foto: Footer Trotter)

fuente_librilla25

Esperando la salida (Foto: web de la prueba)

fuente_librilla26

Instante de la salida (Foto: web de la prueba)

fuente_librilla29

Hacia la rambla, primer kilómetro (Foto: Footer Trotter)

Superado ese tramo, que llevó hasta el primer kilómetro, comenzó la tónica general hasta poco más del ecuador del recorrido, con terreno irregular y una subida constante. El grupo de cabeza comenzaba a abrir brecha con el resto de los corredores y la carrera se iba estirando. Las posiciones iban alternándose y sobre el primer tercio de carrera coincidí con buen grupo formado por grandes y habituales atletas de nuestra tierra, como Fernando J. Molina, Raúl Griñán, Daniel Martínez y Raúl Sánchez, que comandaba una representación de los Fondistas de Alcantarilla.

El paso por cada punto kilométrico era una pequeña inyección de ánimo, gracias a los motivadores carteles de ánimo que la organización había colocado bajo el valor numérico que marcaba la distancia recorrida. Mensajes del tipo:

“Vamos”, “No vale rendirse”, “Ya no queda nada”…

quedaban resonando brevemente en mi mente, junto con el silencio del entorno que se veía roto por la respiración y los pasos de quienes íbamos corriendo y que también recibíamos algún que otro grito de aliento de los senderistas que adelantábamos en nuestra carrera.

La orografía del recorrido, junto con el paso de los kilómetros comenzaron a hacer su efecto y justo cuando la carrera presentaba su cara más favorable, superado el punto kilométrico 6, comencé a notar el descenso de mi ritmo de carrera y poco a poco fui descolgándome del grupo de Raúl Sánchez, que a esas altura de la prueba había quedado bastante reducido. Los tramos descendentes aliviaban mis piernas, pero aun así estas no conseguían recuperar la viveza deseada.

Mi posición en carrera se vio relegada en un par de posiciones durante ese último tramo (carrerón el de José Ángel Palazón, que fue uno de los que me adelantaron), en el que intenté exprimir al máximo mis fuerzas, aumentando el ritmo por momentos e imprimiendo una cadencia constante en los últimos quinientos metros, que discurrían ya por el centro de Fuente Librilla, con una pendiente positiva y donde la Iglesia de la localidad parecía dar su bendición, pocos metros antes de entrar en la recta de llegada.

En esa recta de llegada escuché las palabras de aliento de David Sánchez, que me dieron el último empujón que me llevaron hasta el arco de meta, donde mi paso se produjo cuando el cronómetro marcaba un tiempo general de 47’58’’, entrando en el puesto 56º de la general y el 12º de la categoría (Veterano B), de un total de 468 corredores que terminamos la carrera, con un ritmo medio de 4’10’’ min/Km. Un resultado que me dejó contento, aunque no voy a ocultar que me hubiese gustado haber terminado con un crono algo menor.

Terminado el sufrimiento solo restaba recuperar el aliento, reponer líquidos, intercambiar impresiones, continuar disfrutando de todo cuanto la organización había preparado para la zona post carrera y presenciar la entrega de trofeos.

fuente_librilla09

Trofeos (Foto: Pepe Calzada Cervero)

Fue una brillante carrera, que aumentó en casi 150 atletas el número de los corredores entrados en meta, que dejó bien claro qué debe tener una prueba y que con toda seguridad tendrá una mayor participación en la próxima edición. Una edición en la que espero volver a estar, intentando mejorar mi tiempo y celebrar entonces mi primer año como miembro de un club con el que he debutado allí, en Fuente Librilla. Ese club no es otro que los Fondistas de Alcantarilla, que me han brindado la gran oportunidad de formar parte de ellos y donde con toda seguridad aprenderé mucho de este hermoso deporte.

Pero eso será dentro de un año, mientras tanto hay que mirar a la próxima cita y esta será la XXIV Carrera Popular de Nonduermas, el domingo 18 de septiembre: 10,6K que con toda seguridad contará con una participación masiva y donde espero seguir mejorando poquito a poco. Hasta entonces, seguiremos entrenando y seguiremos mirando más allá, a esas metas que marcan el camino que debemos seguir.

Y tú, ¿participaste también en esta carrera o en alguna de las múltiples celebradas este fin de semana?, ¿quieres dejar tus impresiones de ella? Anímate, de esa manera todos conocemos más pruebas. Muchas gracias.

(Aquí puedes consultar la clasificación completa: III Cross Fuente Librilla)

¡Comparte!

2 comentarios a III Cross Fuente Librilla – Mula (Murcia)

  • TOLIN  dice:

    Gracias por tu atención y por esta pedazo de crónica, fue un placer tenerte y un placer poder leer tan bonitas palabras.
    Quiero hacer una apreciación, todo lo dicho de mi extensible a Julian Navarro pues es él el alma de esta carrera, quien hace posible involucrar a tanta gente y persona que es una suerte poder contar como amigo.
    Saludos Paco y una lujo conocerte.

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Tolín! Muchas gracias por asomarte por este rincón (el tuyo siempre que así lo quieras) y dejarme tu comentario. Me encontré muy a gusto en la prueba con todas las atenciones recibidas, tal y como lo reflejo en la crónica y recojo tu apreciación con agrado, haciendo extensible todo cuanto he ensalzado de la misma a Julián Navarro, que como bien dices es parte fundamental en ella. Al César lo que es del César y tú, haciendo gala de tu elegancia, así lo haces constar… pues así queda dicho.

      Un placer y un honor conocerte y muy agradecido por leerme. Un abrazo.

      Paco.-

Deja una respuesta