IV Carrera Solidaria Colegio Santa María de la Paz de Murcia

santa_maría_de_la_paz_00

Cartel de la prueba (Fuente: Colegio Santa María de la Paz)

Lugar: Murcia

Día: 20 de mayo de 2018

Hora: 10,00 horas

Distancia: 5.000 m (distancia no homologada, más próxima a 4.800 m) + 2.500 m marcha + carreras inferiores de 1.500 m1.000 m y 500 m.

Organizada por: el Colegio Santa María de la Paz de Murcia, con carácter solidario a beneficio de FASFI (Fundación Ayuda Solidaria Hijas de Jesús) y cuya recaudación fue destinada a permitir la instalación de depósitos de agua en poblaciones desfavorecidas de la República Dominicana, en la provincia de Elías Piña.

Recorrido: sufrió una pequeña variación con respecto al itinerario que se había venido repitiendo en las tres ediciones anteriores. Como entonces fue completamente urbano, con salida y meta situadas en la Avenida Juana Jugan, a la altura de la redonda con la Avenida Primero de Mayo. El recorrido se iniciaba en la citada avenida hacia la Avenida Miguel Indurain, en sentido Ctra. Alicante a lo largo de la Vía de Servicio, entrando a izquierdas por la Calle Abanilla, donde se situaba un primer giro a 180˚ para volver en sentido contrario hasta alcanzar de nuevo la Vía de Servicio de Miguel Induráin y continuar en sentido Ctra. Alicante. Llegados a la redonda de la Avenida del Rocío se situaba el segundo giro de 180˚ continuando entonces en sentido contrario por el carril bici de Miguel Induráin hasta llegar a la siguiente redonda, donde de nuevo se ponía rumbo por la Avenida Juana Jugan a la zona de salida, para completar así la primera vuelta y comenzar la segunda y última, con el tercer giro de 180˚ de los que constaba el recorrido.

santa_maría_de_la_paz_07

Recorrido de la prueba (Fuente: Ayto. Murcia y Policia Local de Murcia)

Organización y atenciones: cuarta edición de una prueba que comenzó años atrás de manera tímida, modesta, sin hacer ruido y con un marcado carácter: el de la solidaridad. Una solidaridad a la que la Organización siempre ha llegado desde la humildad, aportando con todo su trabajo y todos los medios a su alcance lo máximo posible, de manera que su aportación a la causa elegida cada año se haya convertido en algo más un enorme grano de arena, en algo más que una cifra económica, que no es sino la materialización física de un trabajo hecho con toda la ilusión, pero sobre todo, con el corazón.

Y ha sido precisamente ese corazón, el eslogan elegido este año por la Organización, que ha querido hacernos protagonistas a todos y cada uno de los que participamos en ella, concienciando y contagiando ese sentimiento solidario con este acertado:

El corazón lo pones tú

En esta nueva edición se presentó una importante novedad, como fue el pequeño cambio del recorrido, que acortó el trazado en su parte más lejana, concediendo una mayor importancia al Colegio, al hacer pasar la prueba dos veces por delante del mismo. De esa manera se permitió no solo que los corredores volviéramos al punto de partida, sino lo que es más importante, acercó más la carrera al público, que los años anteriores debió conformarse con ver salir y llegar a los participantes, privándolos de volver a verlos entremedias. Algo que, sin duda, también animó a quienes corrimos, al recibir el calor y los ánimos de los presentes.

Otros dos aspectos derivados de esa modificación en el recorrido fue el corte completo al tráfico de la Avenida Juana Jugan, en sus dos sentidos y el cambio de escenario para la celebración de las pruebas de los más pequeños, que también demostraron todas sus cualidades y sus ganas de grandes corredores en la misma avenida, evitando así el cambio de ubicación que tuvieron estas pruebas en las ediciones anteriores, concretamente hasta la Calle Abanilla, donde no solo era menos vistoso para los asistentes, sino también presentaba momentos de aglomeración tanto para pequeños como para mayores. Por todo ello, mi aplauso y mi felicitación por este cambio, que ha hecho a la prueba crecer un poquito más y dotarla de una mayor entidad y calidad. Felicidades.

santa_maría_de_la_paz_06-006

Avenida Juana Jugan, a la espera de la llegada de corredores

Felicidades también por la acertada iniciativa de entregar dorsales los días previos a la celebración de la prueba, concretamente el jueves y viernes anterior al fin de semana, lo que evitó la acumulación de corredores la mañana de la prueba, como sí sucedió el año anterior. Dorsales que se entregaron en horario lectivo en el mismo centro, haciendo gala por parte de los miembros de la Organización de una amabilidad, cercanía, cariño y simpatía que son sus mejores señas de identidad, como lo han venido haciendo desde el primer año. En primera persona no puedo, ni quiero, ocultar el momento tan agradable vivido cuando pasé a retirar las camisetas y dorsales para la prueba, gracias al trato de los docentes al frente de esa labor.

santa_maría_de_la_paz_01

Entrega de dorsales con una sonrisa (Fuente: Colegio Santa María de la Paz)

Otro detalle que no pasó desapercibido fue la meticulosa señalización de balizamiento que delimitaba la prueba en todo su recorrido, sobresaliente, sin ningún tipo de discusión. Como sobresaliente también resultó la cómoda y ágil entrega de la bolsa del corredor dispensada en el patio delantero del Centro Educativo, una vez concluida la carrera por cada uno de los participantes.

santa_maría_de_la_paz_02

Bolsas del corredor preparadas (Fuente: Colegio Santa María de la Paz)

Más allá de estos aciertos, no debe omitirse que la prueba contó también con el resto de servicios que dotan a una carrera de una mayor o menor calidad, como fueron: el correcto cronometraje (mediante chip en el dorsal), el avituallamiento de carrera, la existencia de guardarropía, servicio de duchas, ambulancia móvil y la tradicional y esperada entrega de trofeos final. Todo ello, como siempre, gracias a un nutrido grupo de voluntarios formado por alumnos y educadores y resto de miembros colaboradores con el Colegio. Y un pequeño detalle a sumar a esta amplia lista, la atención de uno de los patrocinadores de la prueba que dejó abiertas las puertas del aparcamiento de su gran superficie, para facilitar el estacionamiento de vehículos de quienes nos dimos cita allí.

santa_maría_de_la_paz_03

Voluntarios, con Juan Carlos Vázquez a la cabeza (Fuente: Colegio Santa María de la Paz)

santa_maría_de_la_paz_05-004

Recogida de dorsales, la mañana de la prueba

santa_maría_de_la_paz_04-005

Carteles informativos con las distintas carreras

No obstante, y pese a tanto y tan bueno, hay un par de detalles menores que no quiero pasar por alto, a sabiendas de que la Organización tomará muy buena nota de cara a la edición del próximo año, como siempre ha hecho. Me estoy refiriendo concretamente a:

– La ausencia del acertado servicio de fisioterapia que sí hubo el año anterior y que en esta ocasión no ha estado presente; y

– La ubicación del puesto de avituallamiento de carrera en pleno giro de 180˚, lo que dificultó y en muchos casos ocasionó que no se hiciese uso del mismo. Algo tan sencillo como haberlo colocado 50 m tras ese giro, en plena recta, habría conseguido por completo alcanzar la misión del mismo.

Minucias aparte, tras la carrera de los mayores, todos los presentes volvimos a disfrutar una vez más de las carreras de los más pequeños, comentadas anteriormente, cumpliendo a raja tabla un escrupuloso horario en todas y cada una de las pruebas, algo que raras veces suele suceder y que merece el reconocimiento y el aplauso. Tras el gozo de ver correr a las futuras generaciones llegó la esperada entrega de trofeos, precedida de un sorteo de tres camisetas del equipo de fútbol sala de El Pozo, firmadas por todos los jugadores y un jamón del mismo patrocinador.

santa_maría_de_la_paz_14

Salida de la carrera de los más pequeños (Fuente: Colegio Santa María de la Paz)

santa_maría_de_la_paz_15-003

Sorteo de camisetas, antes de la entrega de trofeos

Y para continuar con la fiesta, la tradicional Jornada de Convivencia entre todos los que, de una manera u otra, formamos parte de la comunidad escolar del Colegio, bien como profesores, trabajadores del centro, alumnos, padres o amigos, reunidos en torno a un día de fiesta, con el deporte del running como una excusa más para pasar un rato en familia. Así, no faltó, como es habitual, la paella gigante, los hinchables para los niños, los refrescos, empanadillas, cafés, helados, palomitas y un interminable sorteo de lotes donados por los patrocinadores de la prueba.

En resumen: toda una FIESTA y un motivo más para todos los que contribuyen de una manera u otra a hacer que esta prueba y este día sea un motivo para VOLVER a esta ahí y sentirse afortunado de pertenecer a Santa María de la Paz:

¡¡ENHORABUENA, EQUIPO!!

Bolsa del corredor: generosa, estaba compuesta por la tradicional camiseta técnica conmemorativa de la prueba, que se recibía en el momento de la retirada del dorsal, junto con la bolsa propiamente dicha que se recogía al completar la carrera y en la que se incluía un zumo, dos barritas de cereales, un botellín de agua, una manzana, un plátano, una bolsa impermeable tipo petate y un bol para desayuno, junto con un par de folletos promocionales.

Podio: José Antonio Alcaraz Pérez, del Grupo Alcaraz, fue el ganador masculino con un tiempo oficial de 16′29”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Alejandro Sánchez Pellicer (con un tiempo oficial de 16′52” – del Club Fondistas de Alcantarilla) y Francisco Candel Gómez (con un tiempo oficial de 17′03” – del Club Bitec Tri Impulso). En mujeres, la vencedora fue María Abad Tomás, del Club UCAM Athleo Cieza, con un tiempo oficial de 20′32”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Isabel Martínez Pérez (con un tiempo oficial de 22′49” – del Club Pan Moreno) y Alicia Madrid Aznárez (con un tiempo oficial de 23′14” – Independiente).

Muy personal: la relación que me liga al Colegio Santa María de la Paz representa un motivo lo suficientemente importante como para estar presente, cada año, en su carrera. Como padre de dos de sus alumnas vivo y percibo desde cerca lo que esta prueba significa para el Centro, de ahí que correr sus 5K siempre es algo que va mucho más de esa distancia. A ese hecho sentimental se ha unido este año el prolongado período de lesiones que vengo atravesando desde mediados del mes de diciembre, por lo que, si lo de ponerse un dorsal motiva, en esta ocasión esa motivación era aún mayor.

Con tan solo media hora de margen para el comienzo de la prueba llegamos al Colegio la familia al completo, con la ilusión y los nervios que siempre, pese a llevar muchos kilómetros en las piernas, brotan de manera incontrolable. La mañana, aunque nos encontremos en el último tercio del mes de mayo era fresca, sin llegar a los 15°C y con un sol que hacía presagiar algo de calor, pero más por la humedad que se comenzaba a sentir, que por lo que pudiera dar de sí el termómetro.

santa_maría_de_la_paz_19-002

Cuatro dorsales… un corazón

Nada más llegar me encontré con mi querido amigo y compañero Alejandro Sánchez, que había querido volver a estar presente en esta prueba como ya hiciera en el año 2015, en la que fuera la primera edición. Muchos son los kilómetros y los ratos que hemos compartido juntos y su presencia no podía por menos que emocionarme. Como también me emocioné y mucho de ver a otro gran amigo, Sito Barroso, al que los entrenos las mañanas de los fines de semana me han unido a él de manera fraternal, como si de un hermano se tratase. Y también con ese mismo sentimiento, pero siendo yo el pequeño, en este caso, le agradecí a José G. Alemán y a Antonia Gómez, que volvieran a acompañarnos, un año más, en la celebración de esta modesta carrera.

santa_maría_de_la_paz_09-010

Con Sito Barroso y Alejandro Sánchez

Dentro de la comunidad escolar, nada como recibir el abrazo de dos buenos amigos como Manolo Gallego y Manolo Tortosa, sin los que esta carrera no sería lo mismo. Así como el cálido saludo de Juan Carlos Vázquez y cómo no, de Antonio Grau, Director de Secundaria y Director del Centro, respectivamente.

santa_maría_de_la_paz_08-011

Con Manolo Gallego, Manolo Tortosa y Pedro (Foto: Manolo Gallego)

Y así, entre saludos, alguna que otra foto y la continua llegada de los participantes, se consumieron esos treinta minutos en un abrir y cerrar de ojos, con el tiempo justo para dedicar apenas 15’ a un calentamiento que casi duraría lo mismo que el tiempo empleado a continuación en la carrera en sí. Carrera que en esta ocasión contó con la presencia de dos miembros del Consistorio murciano, concretamente Rebeca Pérez, Concejal de Juventud y Rafa Gómez, Concejal de Educación, que también participó en la carrera, como un atleta más.

santa_maría_de_la_paz_08

Antonio Grau, con Rebeca Pérez y Rafa Gómez (Fuente: Colegio Santa María de la Paz)

Con todo preparado y pasados algunos minutos de las diez de la mañana se dio la salida de la prueba, tras la cuenta atrás hecha de viva voz por Antonio Grau, que un año más disfrutó y contagió a todos los presentes con su tradicional labor de speaker de la carrera. Su…

“Tres, dos, uno…”

Nos puso en movimiento a todos los que esperábamos tras el arco de salida, cobrando ventaja desde la primera zancada los corredores más rápidos, con José Antonio Alcaraz a la cabeza y otros tantos, que fueron cediendo posiciones con el paso de los primeros kilómetros, fruto de una salida demasiado explosiva, incapaces de mantener el ritmo marcado en ese comienzo.

santa_maría_de_la_paz_11

En carrera, José G. Alemán y Manolo Gallego (Fuente: Colegio Santa María de la Paz)

santa_maría_de_la_paz_12

En carrera, Manolo Tortosa (Fuente: Colegio Santa María de la Paz)

Por mi parte, con la compañía de Sito, marqué un primer kilómetro muy por encima de mis expectativas e incluso posibilidades, consiguiendo mantener un ritmo de 3’40’’ en el primer kilómetro. Sobrepasado el 1.000 inicial, estabilicé mi carrera, consiguiendo unos tiempos prácticamente idénticos en cada parcial, que rondó entre los 3’56’’ y los 3’54’’. Ritmos todos ellos que lógicamente pude alcanzar al tratarse de una prueba de corta distancia, ya que mi estado de forma es incapaz, hoy por hoy, de mantener esa intensidad para una distancia mayor.

santa_maría_de_la_paz_10

En carrera (Fuente: Colegio Santa María de la Paz)

santa_maría_de_la_paz_13

Con Sito Barroso y José G. Alemán… carrera terminada (Foto: José G. Alemán)

Y entre kilómetro y kilómetro la jubilosa sensación de cruzarte con padres y amigos que corriendo o caminando iban completando la distancia…. la misma distancia. Cada uno a su velocidad, cada uno en función de su capacidad, pero todos con el mismo denominador común, que no era otro sino el de la energía y la alegría de unos corazones que latían al unísono, por un mismo motivo: el de participar de una fiesta deportiva con un fin solidario.

El paso por la zona de salida/meta, que marcaba el ecuador de la prueba me ayudó a imprimir un punto más de ánimo en mi zancada, encarando así la segunda vuelta con una energía que me hizo ir ganando posiciones dentro de la carrera gracias a una zancada que se mantuvo firme con una cadencia óptima. Otro motivo que ayudó y mucho, fue el intercambio de gestos y ánimos entre quienes nos cruzábamos en cada cambio de dirección, buscando con la celeridad que cada uno era capaz nuestro paso bajo el arco de meta.

La segunda vuelta pareció más corta que la primera y la entrada en la Avenida Juana Jugan, que conducía hasta el final de la prueba, supuso un pequeño empujón, vaciándome en esos últimos metros, con el propósito de cruzar la línea de meta lo más rápido posible. Mi llegada se produjo cuando el cronómetro marcaba un tiempo real de 18’43’’, ocupando el puesto 7º de la general y el 3º de mi categoría (Local, por pertenecer a la comunidad escolar), de un total de 124 corredores que terminamos la carrera, con un ritmo medio de 3’53’’ min/Km. Un resultado aparentemente positivo, pero que no deja de ser una mera anécdota y puede quedar en nada si esa ansiada mejoría física no se materializa a lo largo de las próximas semanas y meses.

Finalizada la prueba, como en ediciones anteriores, tocó disfrutar viendo las carreras de las categorías menores, entre las que de nuevo volví a tener la satisfacción de ver a Mar (mi hija mayor) entre las primeras clasificadas de su categoría y un extra inesperado, como fue la participación de Rocío (la pequeña de la familia), que de manera sorprendente decidió hacer uso de su dorsal y correr los 1.000 m que le correspondían.

santa_maría_de_la_paz_16-008

Podio Femenino Carrera 1,5K

santa_maría_de_la_paz_17-001

Podio Local Masculino

santa_maría_de_la_paz_18-007

De nuevo… dos trofeos

El siguiente episodio fue la entrega de trofeos, al que siguió la cordial Jornada de Convivencia, evidenciando un año más la armonía y el buen ambiente que se respira entre profesores, padres y alumnos, reuniéndonos a todos en torno a una mesa con el mismo propósito que se repite una y otra vez:

Disfrutar en familia y entre amigos de una agradable mañana de domingo.

La próxima carrera… hoy por hoy no hay carreras en el horizonte y sí el deseo, el ferviente deseo, de continuar corriendo, sin más. Hacerlo de manera continuada, sin objetivos, pero con una única meta:

Correr, no dejar de correr.

Y para terminar esta crónica quiero hacerlo con esta reflexión:

Qué fácil resulta poner el corazón cuando quien te rodea es el primero en entregarlo a los demás.

Y tú, ¿participaste también en esta carrera?, si es así ¿qué te pareció? Tal vez participaste en otra prueba diferente a ésta, si quieres puedes compartir tu experiencia, anímate, con tu comentario nos enriquecemos. Muchas gracias.

(Aquí puedes consultar la clasificación completa de la carrera de 5K celebrada:

¡Comparte!

Deja una respuesta