Las entrevistas de Marcando la meta… Ramón Quiles

Terminamos el primer trimestre de 2019 y para no perder la costumbre iniciada el año pasado, os dejo la primera entrevista de este nuevo ejercicio, que viene a suponer la quinta de esta periodística familia (por aquello del carácter entrevistador). Una sección que, como ya dijera, tan solo pretende acercar a todos vosotros a un protagonista relacionado con este deportivo mundo y para el que correr representa algo más allá.

Ramón Quiles - foto

Ramón Quiles

En esta ocasión, a diferencia de las anteriores entrevistas, el entrevistado no tiene eco en lo que a redes sociales se refiere, no dispone de cuentas con miles de seguidores y en su anonimato radica precisamente su interés y gran parte de su atractivo, de su encanto. El protagonista en cuestión es un padre de familia, metido en la decena de los cincuenta, con tres hijos y una nieta, murciano de pura cepa y por tradición familiar propietario del mejor puesto de tomates de la famosa Plaza de Abastos de Verónicas, en pleno centro de la capital del Segura.

Hasta aquí, todo muy normal, si no fuera porque Ramón, que así se llama nuestro protagonista de hoy, hace apenas un año no se había calzado unas zapatillas en su vida y en este breve período de tiempo transcurrido ha experimentado un cambio profundo al tomar la valiente y arriesgada decisión de dejar su adicción al tabaco y abrazar, sin saber dónde se metía, otra adicción casi más fuerte: la de correr. Desde ese día su vida cambió por completo y basta con hablar cinco minutos con él para contagiarse de su entusiasmo y ver con total claridad la pasión que este deporte ha anidado en él.

Ramón representa valores que desde el primer día he intentado transmitir en este blog, tales como la capacidad de superación, de sacrificio y el amor por un deporte tan primitivo como correr, hasta el punto de convertirlo en una filosofía de vida. Sí, Ramón se ha transformado en un ferviente corredor tardío, que con vehemencia promulga su afición y su devoción por este deporte.

Si creéis que vais a descubrir en él a un récordman o a un deportista de élite, ya os advierto que no lo veréis, pero os puedo asegurar que sí hallaréis dos cosas difíciles de encontrar: una, la pasión y el deseo puro, limpio, por correr; y dos, en su puesto encontraréis, posiblemente, los mejores tomates de la capital murciana. Y todo ello con un carácter transparente, sencillo y humilde, propio de un tipo particular que no deja indiferente a nadie. Con todos vosotros, un corredor, un amigo… Ramón Quiles.

1.- Esta primera pregunta es obligada. Ramón, dime… ¿qué fue lo que llevó a un comerciante de plaza de abastos, con largas y agotadoras jornadas de trabajo, a ponerse unas zapatillas por primera vez y echar a correr? Por cierto, ¿cuánto tiempo hace que sucedió eso?

Pues hace un año decidí dejar de fumar después de haberlo hecho durante más de 30 años, decidí salir a correr y desde entonces no he parado.

2.- Me consta que, durante este último año, has experimentado un cambio radical, no solo en lo deportivo, sino también en lo psíquico. Pero, dime, de todo lo que has vivido este año, ¿qué es lo que destacarías?

La fuerza de voluntad que me he demostrado a mí mismo para volver hacer deporte.

3.- Deportivamente, hace años, le dabas duro a los pedales. ¿Qué diferencias y qué similitudes más significativas ves entre ambos deportes?

Son deportes de sacrificio, valentía, deportes en los cuales siempre te tienes que superar a ti mismo para obtener esa gran recompensa personal, pero el running es más duro.

4.- Tras todos estos meses corriendo, ¿cómo han evolucionado tus entrenamientos? ¿Has empezado ya a familiarizarte con términos como series, cambios de ritmo, cuestas, ejercicios de fuerza o todo eso es aún un poco precipitado y por lo tanto no entra en tus planes?

La verdad, trabajo poco las series, me encuentro más cómodo con los cambios de ritmo y de vez en cuando voy a correr por el monte.

5.- Por algunas de las conversaciones que hemos mantenido juntos, te veo como un enamorado, entregado de lleno a este bendito deporte. Si tuvieras que convencer a alguien que dudase entre decidirse por ponerse unas zapatillas y otra disciplina deportiva, ¿qué le dirías?

Le diría que correr es libertad, es dejar los pensamientos en blanco y sobre todo hace que cada día te encuentres mejor.

6.- Los consejos no siempre son bien recibidos y suele ser el tiempo el que nos ayuda a ver lo acertado o no ellos, ¿recuerdas ese consejo que un día te dieron y nunca olvidarás?

Vivir y disfrutar cada momento con la gente que te quiere.

7.- Hablar de marcas personales es algo que a cualquier corredor nos pone a los ojos a hacer chiribitas, así que emociónate, siéntete orgulloso de tus logros y dime, hasta la fecha, ¿cuáles son tus mejores marcas personales, las famosas MMP?

Ahora estoy llegando a hacer a 4’07’’ el kilómetro y la verdad, me estoy encontrando muy bien y el Medio Maratón de Murcia lo terminé en 2h03’.

8.- Y hablando de marcas, de logros… hace dos domingos te mediste por primera vez a la distancia del medio maratón: 21K. Ahora que no nos oye nadie, dime ¿qué pasó por tu cabeza cuando te colocaste tras el arco de salida? y, sobre todo, ¿qué sentiste cuando pasaste bajo ese mismo arco, completando así la distancia marcada?

Cuando estaba en la línea de salida estaba tenso, pero a la vez confiado y cuando pude cruzar la meta, con la mano de mi hija Claudia, fue una explosión de alegría inmensa.

9.- Cambiemos de tercio, Ramón… además de un apasionado de este deporte, también eres un lector empedernido, por eso, si tuvieras que recomendar tres libros de esos que te han dejado huella y volverías a leer una y otra vez, ¿qué tres títulos enunciarías?

Los susurros de la huerta, Los pilares de la tierra y La sangre de los inocentes.

10.- Ahora me vas a permitir que me tome una licencia, Ramón… hablemos de gastronomía. Confírmamelo, para alguien como tú seguro que nunca puede faltar un tomate partido en su mesa. Para mí es la mejor manera de disfrutar de ese fruto y apreciar en toda su magnitud su sabor; sin embargo y puesto que pasas bastante tiempo rodeado de tomates, dime cuál es tu plato preferido, ese que te gusta saborear en las ocasiones especiales.

Una buena carne a la brasa.

11.- De la misma manera que antes hemos cogido un libro, sentémonos hora delante de la gran pantalla y cuéntame qué película o películas han dejado un recuerdo imborrable en tu memoria.

Gladiator.

12.- Volvamos a hablar, de nuevo, de tomates… perdona si resulto un poco metomentodo, pero cuando nos conocimos me resultó muy curioso que en tu puesto tan solo se vendiesen tomates y más aún que fueras el único puesto del Mercado de Abastos en el que tan solo se ofrecía este producto. Por eso dime, ¿por qué esa especialización y desde cuándo lo llevas haciendo?

Vendemos solo tomates desde que yo era pequeño; empezó mi padre y ahora me toca a mí, junto con mi familia y siempre digo que “mejor mucho de uno, que poco de todo”.

13.- Miremos un poco al futuro, Ramón, concretamente a esa carrera o a esa ciudad en la que te gustaría ponerte las zapatillas y correr. Como me gusta decir, este deporte es un motivo perfecto para hacer turismo, por eso, déjate llevar por la imaginación y dime, ¿dónde te gustaría correr?

Tengo ilusión por correr el Medio Maratón de Lisboa, que es en noviembre.

14.- Creo que no me equivoco al pensar que quizás debes haber leído alguna de mis entradas, agrupadas bajo el título de Lo que pienso mientras corro; en ellas me dejo llevar y recojo al aire los pensamientos que pasan por mi cabeza, precisamente mientras corro. Es mi manera particular de sacar la parte más romántica a este deporte… contágiate, déjate llevar y dime en qué piensa Ramón Quiles mientras corre, un día cualquiera, una mañana cualquiera, de un día cualquiera.

La verdad, pienso primero en mi negocio y los tomates y que por la tarde tengo que salir a correr.

15.- Habrás experimentado en tus propias carnes, cuánto de relativo es eso del ritmo mientras corremos, seguro. Por eso, ¿qué importancia le das, hoy por hoy, a tu ritmo de carrera? ¿en qué momento el cronómetro se convirtió en algo más que un amigo o hasta la fecha no deja der nada más que un artilugio para ver la hora?

Intento no pasar nunca de 160 pulsaciones e intento controlar mi ritmo.

16.- Hemos tocado la lectura y el cine, Ramón… ahora toca mirar hacia la música. Comparte conmigo cuáles son gustos musicales y en concreto, dime qué canción elegirías para dar el pistoletazo de salida de una carrera y qué otra canción te gustaría escuchar en el momento de estar cruzando la línea de meta. Venga, erízame la piel.

Feel (Robbie Williams) y Still loving you (Scorpions).

17.- Una pregunta que me gusta repetir en mis entrevistas es esta… Nuestra lengua es rica en vocabulario, pero creo que lo es mucho más en expresiones o en refranes. Fijémonos en esos últimos, en los refranes, si tuvieras que quedarte con uno, ese con el que más te identificas o consideras más acertado, ¿cuál sería?

Disfrutar todo lo que puedas.

18.- Creo que la vida sin pasión, es una auténtica pérdida de tiempo y creo también que hoy por hoy, correr es una de tus pasiones. Pero todo en la vida no va a ser correr y seguro que tendrás más pasiones, más allá de este deporte, por eso, dime ¿qué otros placeres o pasiones no pueden faltar en tu día a día?

Un buen tomate partido y pasar tiempo con mis hijos y mi nieta.

19.- Pongámonos un poco transcendentales, Ramón. Para ti, ¿cuál es la mayor virtud y el mayor defecto del ser humano?

Creo que el perdón y el egoísmo.

20.- Por último, para terminar esta entrevista, te dejo esta pregunta con un carácter que yo defino como “Muy personal”, con el deseo de conocer un poco más al Tío Quiles… para conocerte a ti, ¿te animas?

– Aquello que te hace feliz… Viajar y comer almejas con mi nieta.

Lo que no soportas bajo ningún concepto… Que se vea la comida en la boca.

Una manía personal… Los gritos.

– Una fecha que nunca olvidarás… 19 de marzo, es mi aniversario de boda.

– Un olor que guardas en el recuerdo… El olor a azahar de la mañana.

post Ramón Quiles

La entrevista a… Ramón Quiles

*  *  *  *  *  *

Muchas gracias, Ramón, por contagiar tu amor por este deporte y gracias, especiales gracias, a toda tu familia al completo, por su colaboración y hacer posible esta entrevista sin que tú, el único protagonista, hayas llegado a tener conocimiento de ella. Gracias a Rosa, Dani, Rubén, Claudia, Brenda y Martina, por ser unos gachos fantásticos.

Que los kilómetros no falten en tu día a día, Ramón y que todas las metas que pasen por tu cabeza se conviertan en realidad… de momento me quedo con esta:

La espera de la capital lusa y de su medio maratón, por verte correr en sus calles, el próximo mes de noviembre.

Un abrazo.

2 comentarios a Las entrevistas de Marcando la meta… Ramón Quiles

  • Ramón Quiles  dice:

    Muchísimas gracias, emocionado,sin palabras,gran amigo y me callo porque si sigo empiezo a llorar, gracias con el corazón

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Ramón! Un enorme placer tenerte como protagonista en este pequeño rincón. Tu pasión e ilusión por este deporte se merece eso y mucho más. No dejes de correr, te lo diré una y mil veces.

      Un fuerte abrazo.

      Paco.-

Deja una respuesta