Nutrición (I): de la colmena

post_miel

Esta es mi primera entrada relacionada con el mundo de la nutrición y por ello he querido dedicarla a una familia de productos que más importancia le otorgo en mi alimentación, no sólo por sus múltiples beneficios, sino porque son también unos productos sanos y naturales; me refiero a los siguientes:

miel – jalea real – polen

No voy a descubrir nada nuevo al hablaros de estos alimentos, lo sé, pero sí quiero ensalzar algunas de las virtudes de ellos y deciros en qué os pueden ayudar en vuestro organismo. Lo hago en primera persona, porque soy un consumidor habitual desde hace casi diez años de estos productos y lo sé por propia experiencia.

La miel, tal vez no sea uno de los alimentos más apreciados por el consumidor, sin embargo:

es un potente mejorador del sistema inmune,

tiene propiedades antibacteriales que mejoran la digestión,

es un carbohidrato que brinda energía al cuerpo, sobre todo cuando se hace ejercicio, lo que ayuda como recurso para mejorar la resistencia y reducir la fatiga de los músculos, y

es uno de los mejores recuperadores musculares que existen.

La jalea real, es el alimento con el que las abejas alimentan a sus larvas los primeros días de vida y la abeja reina durante toda su vida. Está formada mayoritariamente por agua (60-70%), carbohidratos y es muy rica en vitaminas del grupo B, vitaminas antioxidantes A, C y E, minerales y proteínas. Dentro de sus beneficios tenemos:

fortalece el sistema inmunológico, reforzando las defensas del organismo,

proporciona energía y vitalidad.

El polen, al igual que los dos alimentos anteriores, es una fuente natural de salud y entre sus cualidades tenemos:

contiene un 20% de las proteínas necesarias para el buen funcionamiento del organismo,

gran número de minerales y oligoelementos, que ayudan a la función celular, muscular y esquelética,

importante aporte de vitaminas A y B.

Por último, os diré cuándo consumo cada uno de estos alimentos:

– La miel la consumo de manera diaria,

– La jalea real la suelo tomar en épocas de mayor estrés, con mayor cansancio o un entrenamiento más intenso, sobre todo en periodos de cambio de estacionalidad y/o inicio de temporada de entrenamientos, para hacer frente a ese cambio al que someto a mi organismo,

– El polen, es el que consumo con menor frecuencia y siempre en épocas en las que no tomo jalea real, como complemento, que no como sustitutivo.

post_miel

Alimentos de la colmena

 

Y tú, ¿consumes alguno de estos alimentos?, ¿hay algún otro alimento que tomes de manera habitual para ayudarte en el ejercicio físico?, si quieres compartirlo seguro que nos servirá de ayuda. Muchas gracias.

.

¡Comparte!

Deja una respuesta