Regalo para un runner

regalo

“La Navidad es el mejor regalo, fue el eslogan que hace unos años utilizó una famosa firma nacional de grandes almacenes (que todos tenemos en la mente… sí, esos) para su campaña de Navidad. Y es que al margen del sentido y el carácter familiar, religioso y nostálgico que esta época del año tiene, a ninguno se nos escapa que si algo hay y mucho, durante estos dos semanas, son comilonas y regalos, muchos regalos, ¿verdad?

Desde el regalo de amigo invisible del grupo de amigos, que suele ser algo económico y la mayorías de veces chorra, hasta el regalo del abuelo, de la abuela e incluso el regalo de la suegra y del cuñado, por raro que pueda sonar, sin olvidarme lógicamente de los verdaderos acaparadores de regalos y regalos, y que no son otros que los más pequeños de la casa: los niños.

Y niños, niños, tanto o más que ellos somos también los runners o sino a ver quién es capaz de decirme que no se le ponen los ojos a hacer chiribitas cuando abre un regalo y se encuentra con un par de zapatillas nuevas, o unas mallas, o una camiseta, o unos guantes, o una gorra, o… cualquier prenda o complemento para correr viene bien a un amante de este deporte y otorga a ese regalo un valor superior al resto:

¿Una tablet de 10”, un smarphone, una chaqueta de firma, un perfume?… naaaa, ¿qué es eso comparable, por ejemplo, con un pulsómetro con GPS, unas gafas polarizadas o un cortavientos?, eso sí que moooola.

Por eso, para los próximos días, si tenéis que hacer algún regalo a un runner basta con acercaros a una sección de deportes y dejaros aconsejar por el vendedor de turno, seguro que saldréis con algo que le hará muy feliz; pero si de verdad queréis ser originales y hacedle un regalo diferente, un regalo que no se espere y con el que lo dejaréis con la boca abierta, entonces podéis probar con…

Prueba de esfuerzo: algo tan básico y recomendable, pero que muchas veces se suele descuidar. Sin duda es un regalo con el que estarás mirando por su salud y con el que además seguro que le sorprendes. Esta prueba suele acompañarse también de un ecocardiograma y su frecuencia debe ser cada dos años, como máximo, por lo que no basta con haberse hecho uno hace años y olvidarse. Seguro que en tu ciudad existe una clínica donde hacen este tipo de pruebas, acércate y pregunta… ya, sí, también las hacen en nuestra Seguridad Social, pero ponte a la cola, además, parece que regalar una cita del Hospital o del Centro de Salud de turno puede ser algo menos glamuroso, ¿no?

Sesión de fisioterapia: una descarga de piernas es otro regalo con el que también se mira por la salud del runner, aunque en esta ocasión sólo vaya localizado en las piernas, que son a la postre las que más se castigan. Sí, es probable que nuestro corredor en cuestión tenga un fisio de cabecera y suela visitarlo a menudo, pero tal vez lo visite por otra razón (alguna lesión, por ejemplo) y no haya descargado sus “patas” desde hace tiempo, así que pregúntale y sal de dudas. Y si no suele acudir a un fisio, búscale uno y que empiece a tener ese hábito.

Estudio de la pisada: es una opción muy interesante, si nuestro runner objeto del regalo se está iniciando en eso de quemar suela, ya que le ayudará a saber el tipo de zapatilla que debe ponerse. Lógicamente me refiero a un estudio en una clínica especializada en ello, no el que pueden hacer en cualquier tienda deportiva; allí harán un correcto análisis y determinarán también si es aconsejable o no usar algún tipo de plantilla.

Miel y gelatina: tal vez estos dos productos no estén en la alimentación habitual del deportista al que tenemos que hacer nuestro regalo y tal vez por ello desconozca los beneficios que aportan al organismo. Sí, llegar con un pack de seis gelatinas refrigeradas o un bote de miel anti goteo puede quedar algo “heavy”, pero hay tiendas de alimentación de las conocidas como gourmet, donde seguro que tienen esos productos presentados de manera más sofisticada y con los que podrás dar una mejor imagen. Con este regalo estaremos mirando por su recuperación muscular y por sus articulaciones.

Pulsera identificativa: este artículo debería ser casi obligatorio para un corredor y sin embargo su uso no está muy extendido entre quienes practicamos este deporte. En ellas se suele aparecer el poner el nombre completo, junto a uno más números de teléfono de contacto y algún dato más significativo, como si se es alérgico a alguna sustancia (dependiendo del modelo elegido). Este regalo se puede encontrar a través de la web, donde existen numerosos y variados modelos, teniendo además precios muy económicos.

Ahuyentador de perros: si ese runner que espera vuestro regalo suele correr por zonas alejadas, en las que puede encontrarse con la presencia de perros sueltos, es muy probable que se haya llevado algún que otro sobresalto por algún can que de manera curiosa se haya acercado a él, mientras corría, provocándole un susto de aupa. Pues éste es el regalo perfecto, porque su sistema de emisión de ultrasonidos permitirá ahuyentar a estos queridos animales. Como en el caso de las pulseras, también puede encontrarse a través de la web.

Inscripción a una carrera: un regalo tan sencillo como eso. Seguro que le habrás oído comentar que quiere participar en alguna carrera en concreto, pero si no es así bastará con preguntarle mostrando interés por sus carreras… será como abrir una puerta, por la que empezarán a salir un buen puñado de opciones de las carreras que tiene en mente. Seguro que te resulta fácil, ¡ah!, eso sí, ten la precaución se saber su talla de camiseta y que nick suele poner en sus dorsales, porque te harán falta a la hora de formalizar la inscripción y así podrás acertar de pleno en tu regalo.

Viaje “runnero”: este regalo es una extensión “de luxe” de la anterior opción y lógicamente consiste en regalar un viaje con el objetivo de participar en una carrera de otra ciudad o país (si el poderío económico lo permite). La opción simple puede ser regalar únicamente el viaje o bien hacer un pack y juntarlo con la anterior propuesta, esto es, con la inscripción a la carrera elegida. En cualquier caso es una excusa perfecta para hacer turismo y deporte, con la que todo runner disfruta como un niño con zapatos nuevos.

Compromiso de asistencia: con este regalo seguro que lo dejas totalmente descolocado, puesto que no verá físicamente nada, ya que consiste únicamente en comprometerse con él a acompañarlo en cada una de sus carreras y a animarlo. Este regalo, por muy absurdo que parezca, debe pensarse mucho antes de hacerlo, puesto que el grado de implicación que requiere es muy alto, sobre todo si el runner a quien vas a dar el regalo es un “correcaminos” de cuidado y no deja de participar en carreras. Claro que, en esos casos, se puede adquirir un compromiso parcial, por un lote de carreras: 3, 6, 9… y hasta se puede hacer bonito y entregarle un documento redactado para tal fin.

De acuerdo, admito que penséis que se me ha ido un poco la “pinza” con alguna de las ideas para regalar a un apasionado del correr, en especial con la última opción, lo sé. Pero si dicen que los que corremos estamos un poco locos será por algo y como tal, quienes estáis a nuestro lado debéis contagiaros un poco de nuestra locura, por lo que si con vuestro regalo abonáis un poco más esa parte irracional, no sólo estaréis dejando satisfecho a un runner, sino que os habréis acercado un poco a ese mundo y eso será algo que no tendrá precio, de verdad.

Y ahora ya sabéis, podéis regalar cualquier prenda o complemento deportivo para correr o ser algo diferentes y decantaros por una de las opciones que he recogido… pero en cualquier caso, disfrutad y recordar que:

La Navidad es el mejor regalo

regalo

Regalo para un runner

¿Tienes algún runner cerca al que hacer un regalo?, si es así espero que alguna de estas ideas hayan podido ayudarte, ¡ah!, y si tienes algún otro regalo que se salga de lo común y quieres compartirlo con todos nosotros, anímate y cuéntalo. Muchas gracias.

¡Comparte!

2 comentarios a Regalo para un runner

  • Cristina  dice:

    Hola Paco:
    Bufff me has dejado anonalada con tanto regalo!!, pero sabes que todos me encantarían , como Runners que somos como no gustarnos ???.
    Bueno espero que te hayan echo un buen regalo dado que a mi si me lo hicieron y uno de los mejores de mi vida … Jajajaja.
    Saludos y sigue Marcandolameta.

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Cristina! Jajajaja, te he liado con tanto regalo, ¿no?… muchas gracias por tu amables palabras y por leerme, un vez más.

      Un abrazo y felices kilómetros, runner.

      Paco.-

Deja una respuesta