Sardina Run

podio_sardina_run

Lugar: Murcia

Día: 27 de abril de 2014

Hora: 10,00 horas

Distancia: 10.000 m y 5.000 m

Organizada por: Murcia Challenge, Azul en Acción, Agrupación Sardinera, Ayto. Murcia, Carmelitanos Asociación Comerciantes, Muác Murcia área comercial, Murcia Running y Federación de Atletismo de la Región de Murcia (FAMU).

Recorrido: dos vueltas a un circuito que tenía la salida y meta en la Calle Proclamación, junto al Jardín de Floridablanca. El trazado partía por Calle Princesa, giraba por Calle Santa Joaquina de Vedruna para tomar la Avda. San Juan de la Cruz, hasta llegar con la intersección de la Avda. Pío Baroja, donde se seguía ésta dirección al río, para coger la Avda. Infante Juan Manuel en sentido Ronda Sur, con giro de 180° y seguir en sentido contrario, hasta llegar a la pasarela del Hospital Reina Sofía, donde se cruzaba al otro margen del río, para pasar por Ronda de Garay, Paseo Teniente Flomesta y Glorieta de España, donde se continuaba por Gran Vía Francisco Salzillo, en sentido descendente, hasta Plaza Fuensanta, donde se encontraba un segundo el segundo giro de 180° de la prueba, para volver en sentido contrario, volver a pasar por Glorieta de España y volver a cruzar al otro lado del río, esta vez por la Calle Juan Antonio Hdez. del Águila, que llevaba de nuevo a Calle Proclamación, completando así el trazado de la vuelta.

Organización y atenciones: primera edición de una carrera con sabor a Fiestas de Primavera (sólo con leer su nombre uno ya se da cuenta) y que presiento que ha llegado para quedarse y ser una cita “obligada” con la que celebrar el final de las fiestas de la ciudad. Así, confío que en próximas ediciones puedan mejorar algunos aspectos que para mí no estuvieron a la altura de una carrera como ésta, enmarcada dentro de la que es para mí la semana grande de la capital murciana, festivamente hablando.

Por una parte, se produjo un retraso de algo más de 20’ en la hora de salida y eso es algo que siempre perjudica la fase de calentamiento previa al inicio de la prueba, pero en este caso, en el que la distancia a correr era corta, fue peor acogido, puesto que en estas carreras se imprime un ritmo alto nada más dar el pistoletazo de salida y ese parón, esperando el inicio, mandó al traste parte de ese calentamiento.

Otro aspecto que me no me pareció nada positivo fue anunciar en la página oficial que se harían entrega de varios regalos a los primeros en inscribirse, completando de esa manera la bolsa del corredor y salvo que yo anduviese muy despistado (que puede ser), no tuve constancia de que así fuera.

A mi entender la bolsa del corredor debe ser igual para todo el mundo, en caso de querer entregarla y algo que siempre repito, una y otra vez: los corredores no participamos por esa bolsa del corredor, por lo que es más honesto decir que no se va a entregar nada o únicamente la tradicional camiseta conmemorativa (por cierto, muy bonita y de una calidad muy superior a lo habitual), en lugar de anunciar la entrega de unos regalos inexistentes.

Algo que parece ser una constante en este tipo de carreras más cortas que se celebran en nuestra ciudad y que se viene repitiendo, es la falta de señalización de los puntos kilométricos, por lo que resulta imposible controlar el ritmo de carrera, salvo que lleves un reloj con GPS o podómetro. Sin mencionar, claro está, que la distancia total del recorrido era incorrecta (parecía ser superior a la anunciada), algo que tampoco sorprende a casi nadie.

Por último, la presencia de voluntariado, así como la cobertura policial, fue algo escasa, por no de decir deficiente, pero el recorrido era conocido por casi todo el mundo y eso facilitó (aunque un par de compañeros me llegaron a preguntar por dónde se tenía que girar en varias ocasiones), estando el tráfico perfectamente cortado, sin dificultar en ningún momento la carrera.

También es justo destacar aspectos positivos de la prueba, como fue la cobertura a través de las Redes Sociales, con cantidad de información y fotos de la misma, así como la instalación de una sencilla, pero correcta zona de llegada a meta, con avituallamiento de fruta, bebida y servicio de fisioterapia y por último, algo muy positivo, la promoción de carreras para las categorías inferiores, haciendo así que los más pequeños también se sintieran protagonistas.

Podio: José Gabriel Ballester Hernández, del Club Skechers Go Run-Color Q, fue el ganador masculino con un tiempo de 34′:34”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Javier González López de Ayala (36′:28” – Pekabo Triatlón) y David Lara Lara (36′:42” – CCT Santa Cruz). En mujeres, venció María Teresa Tudela Méndez del Club Pekabo Triatlón, con un tiempo de 45′:45”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Josefa María del Cerro Fernández (48′:01” – C.A. Javalí Nuevo) y Amor Pardines Rogel (48′:28” – C.A. Oriol).

salida_sardina_run

Instantes previos a la salida (Foto: Diario La Opinión)

Muy personal: mañana primaveral, más propia de la estación climatológica venidera, que de la que nos encontramos. Por dicho motivo, las zonas de sombra se agradecieron a lo largo de la carrera, aportando un efecto casi mayor que el de un puesto de avituallamiento, en el que hidratarse.

Llegaba a esta prueba con la ilusión de bajar de los 38’, tras la evolución de las últimas semanas en mis entrenamientos y por los ritmos conseguidos en las series que había venido haciendo. Sin embargo, de nuevo me di de bruces con la meta marcada y tuve que conformarme con una marca menor.

La participación fue algo escasa, bastante inferior a la que esperaba encontrarme, ya que el número de participantes llegados a meta en el 10K estuvo próximo a los 200 y en la prueba del 5K el número quedó rondando la centena. En conjunto no se completaron los 300 participantes y esta prueba, para próximas ediciones, debería contar con una mayor presencia de corredores, aunque el hecho de celebrarse el último día de la semana de fiestas puede que sea un aspecto negativo para fomentar esa participación, ya que el día previo suele ser un día bastante “movido” y eso siempre agota a la gente.

La salida, como siempre ocurre en estas carreras, fue rápida y a los pocos minutos empezó a abrirse hueco entre el grupo de cabeza y el resto de corredores que los seguíamos. Las calles presentaban poca o nula presencia de público, que debía estar recuperándose del trasnoche que supone esperar para presenciar la tradicional quema de la sardina y que es una cita obligada, para todo murciano. De todas maneras uno está acostumbrado a correr en solitario y eso no fue algo que supusiera contratiempo alguno.

La falta de señalización de puntos kilométricos me hizo tomar como referencia la frecuencia de mis pulsaciones y éstas se mantuvieron a un nivel alto durante toda la prueba, lo que me indicaba que debía estar llevando un buen ritmo de carrera. Completada la primera vuelta, conseguí mantener y mejorar en algún puesto mi lugar dentro de la clasificación provisional, algo que me dio fuerzas para intentar llevar la misma intensidad que había imprimido en el 5K.

llegada_sardina_run

Cruzando la línea de llegada (Foto: Intercrono)

Los kilómetros pasaron rápidos y en un abrir y cerrar de ojos me vi volviendo de regreso por Gran Vía, dirección a meta, intentando dar todo cuanto llevaba dentro, si es que había llegado a guardarme algo (creo que no). Las sensaciones eran buenas y las leves molestias que había venido arrastrando días atrás en mis isquio no se dejaron sentir, por lo que apreté todo cuanto pude en la recta que desembocaba en la línea de llegada.

Al final, hice mi entrada con un tiempo total de 39′:33”, ocupando el puesto 10º de la general y el 2º de mi categoría, de un total de 182 corredores entrados en meta. Un resultado satisfactorio, a pesar de ser algo peor respecto a mis últimos tiempos, en esta misma distancia, pero tener la oportunidad de rascar podio dentro de la categoría y que encima sea corriendo en “casa”, es algo que anima, máxime cuando soy consciente que será algo difícil de repetir y que se debió gracias a la poca participación en la prueba.

podio_sardina_run

En el podio de Veteranos B (2º clasificado)

Para terminar, quiero destacar dos aspectos: el primero es que dentro de las carreras de categorías inferiores que presencié, hubo un chaval que me llamó la atención mientras calentaba, por tener un físico y una “planta” de corredor que destacaba sobre el resto. El muchacho en cuestión es Juan Pedro Moreno Martínez y resultó el ganador de la prueba en la categoría de cadetes; su zancada, su superioridad y sus cualidades me hacen pensar que estamos ante un futuro campeón, algo que no pude callarme y dije a su padre, al tiempo que felicité al chico. Le seguiré la pista…

post_sardina_run

Entre Guerreras, tras la carrera

El segundo fue la presencia de las chicas de GUERRERAS RUNNING, cuya participación en las carreras es ya algo habitual y que con su bandera siguen llevando allí donde corren ese espíritu que las caracteriza. Fue todo un gustazo animarlas al cruzarme con ellas, como igualmente fue toda una inyección de ánimo escucharlas dándome aliento. No dejéis de correr, chicas y seguid animando y reclutando más GUERRERAS

La siguiente carrera estaba prevista que fuera el día 17 de mayo, en el Medio Maratón de Almansa (recomendable 100%), pero por compromisos familiares me resulta imposible asistir, motivo por el cual he puesto el punto de mira en otro medio maratón, que también cuenta con una buena acogida dentro del calendario de carreras y que se celebra el domingo 11 de mayo: el XIX Medio Maratón Ciudad de Albacete.

Mientras llega esa cita seguiré con mi plan de entrenamiento e intentaré que ese día pueda conseguir alcanzar la meta que me marque, puesto que en las pruebas en las que he participado últimamente han sido esquivas y no he podido conseguirlas.

Y tú, ¿has participado en alguna carrera de las múltiples celebradas este fin de semana?, ¿quieres dejar tus impresiones de ella? Muchas gracias.

(Aquí puedes consultar la clasificación completa de la prueba: Sardina Run)

 .

¡Comparte!

Deja una respuesta