Un desayuno de carrera

post_desayuno

Siempre he escuchado que el desayuno debe ser el rey de la comidas, porque es cuando más vacío se encuentra nuestro estómago y es también cuando vamos a empezar la jornada diaria, con el consiguiente desgaste que supone para nuestro cuerpo, de ahí que debamos alimentarlo bien, para que pueda rendir en perfectas condiciones.

Si trasladamos ese “desgaste” que sufre nuestro cuerpo al plano deportivo y más en concreto al desgaste que puede sufrir cuando nos enfrentamos a una carrera (de running, obviamente), entonces debemos poner una atención especial y hacer de ese desayuno un “acto” más de los que rodean una prueba, esto es, que ese desayuno también debe formar parte de todo cuanto cuidamos y prestamos atención antes de esa carrera.

Para mí, un desayuno de carrera nada tiene que ver con el que suelo tomar un día cualquiera, bien porque no salga a entrenar o bien porque ya lo haya hecho. Esos días, los días que no tengo una competición en la que participar, suelo alternar mañanas de fruta con otras de leche con cacao y cereales.

Pero esas otras mañanas, las de carrera, en las que sé que voy a someter a mi cuerpo a un esfuerzo por encima del habitual, quiero tenerlo preparado, de manera que haga una recarga de mis baterías y me permita afrontar con garantía el desgaste al que voy a someterlo.

Para ello, tomo tiempo suficiente, de manera que la ingesta de alimentos haya terminado, como muy tarde, dos horas antes de la cita, garantizando así que la digestión haya concluido y el cuerpo haya podido asimilar los nutrientes. Este aspecto lo considero fundamental y siempre, siempre, vale la pena madrugar un poco más y asegurarnos de llegar a la carrera con el estómago libre de alimentos.

Durante todo estos años que llevo practicando el running, he pasado por casi todo tipo de desayunos, como podréis imaginar: yogures, leche, magdalenas, zumos, fruta, tostadas, cereales, miel, etc. y hasta alguna que otra ensalada. Pero al final, mi desayuno ideal y con el que mi cuerpo no siente pesadez, lo asimila bien y me responde a la perfección es éste:

Un par de vasos de agua, unas tostadas con aceite de oliva virgen extra y sal, un zumo de piña, un plátano y una buena dosis de frutos secos (nueces, piñones, almendras, pipas, pasas, etc.)

Para mí, para mi metabolismo y para mi cuerpo es el ideal, pero no sólo lo es para mi organismo, sino que ese desayuno también es perfecto para mi mente y es que no debemos olvidar que todo lo relacionado con una carrera, con esa carrera que vamos a realizar en la próximas horas debe ir enfocado a hacernos sentir bien, hacernos sentir seguros, puesto que ello ayudará a nuestra motivación y nos reforzará a la hora de enfrentarnos a la prueba.

Como habréis podido comprobar a lo largo de mis post, siempre suelo comentar lo importante que es tener una buena motivación o que nuestra mente esté preparada para dar lo mejor de nosotros ante una carrera y es que soy de los que piensa que debemos entrenar y preparar nuestro cuerpo casi a diario, pero para que él dé lo máximo de sí debe estar acompañado de un “coco” bien amueblado, que lo lleve en volandas, que lo anime y que lo haga superar esos momentos de bajón que suele haber en muchas ocasiones. Así que, si nuestro desayuno puede ser un arma que sirva de ayuda a esa motivación, bienvenido sea, ya que no sólo habrá alimentado nuestro cuerpo, sino nuestra mente.

post_desayuno

Un desayuno de carrera

Cuando tienes una carrera ¿sueles desayunar igual que el resto de días o tienes “tu” desayuno para ese día? A ver si descubrimos desayunos diferentes con vuestras experiencias. Muchas gracias.

.

¡Comparte!

2 comentarios a Un desayuno de carrera

  • Cristina  dice:

    Hola Paco:
    Vaya desayuno que te tomas!! , decirte que es buena elección pero como siempre me gustaría añadir algo ,
    También son buenos los frutos rojos como las fresas y cerezas para la mente y su concentración , yo siempre que puedo las meto en mi alimentación y en mis desayunos de dichas carreras , también manzanas , además esa fruta tenemos la suerte de tenerlas todo el año y por supuesto no podía faltar un poco de chocolate , que además de ser súper energético es bueno para la concentración y la mente ; Es uno de mis alimentos favoritos , jaja … Como no sí se come sólo y es tentador .
    Un abrazo y hasta pronto .

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Cristina! Te ha gustado este desayuno, ¡¿eh?!… me alegro, pero que conste que sólo me lo tomo cuando tengo carrera, no como algo habitual. Ciertamente añadir alguna fruta más como son los frutos rojos, las fresas, las cerezas y las manzanas, junto al chocolate, es ideal… pero ojo, porque si eres capaz de meterte entre pecho y espalda todo eso para desayunar, es posible que cuando termines no seas capaz de levantarte de la silla (jajajajaja). Es broma, totalmente acertado tu consejo para añadir al desayuno.

      Muchas gracias, felices kilómetros y feliz desayuno. Saludos.

      Paco.-

Deja una respuesta