VI Carrera Popular Villa de Alguazas (Murcia)

alguazas_01

Cartel de la carrera (Fuente: web de la prueba)

Lugar: Alguazas (Murcia)

Día: 28 de mayo de 2017

Hora: 9,30 horas

Distancia: 10.000 m. y 5.000 m (circuito no homologado)

Organizada por: Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Alguazas en colaboración con la Federación de Atletismo de la Región de Murcia. Carrera incluida dentro del Calendario Regional de la FAMU e integrada en la Región de Murcia Running Challenge 2017 organizada por la Federación de Atletismo de la Región de Murcia.

Recorrido: nuevo respecto al de años anteriores y bastante sencillo, que constaba de dos vueltas idénticas con salida y meta en la céntrica Plaza del Ayuntamiento, concretamente en la Gran Vía San Onofre. La salida, por la citada avenida, dirigía la carrera hacia la estación de tren, por donde se pasaba junto a la Comisaría de Policía y el Pabellón Cubierto rumbo al Camino de la Casilla, donde se cambiaba el asfalto inicial por pista a base de tierra y zahorra, con algunos tramos de grava suelta. Este camino atravesaba entre huerta otros caminos como el de la Huerta de Arriba y también la Acequia Mayor de Alguazas, hasta llegar al margen del Río Segura, por el que se seguía paralelo a su cauce en dirección hacia su desembocadura hasta llegar al Camino de la Corte, punto en el que se abandonaba su margen y se volvía el asfalto a través de la Calle Lola, que tras cruzar el puente que salva la Nacional N-344 metía la carrera en zona urbana. De ahí se llegaba a la Calle Floridablanca, la Calle Molina y posteriormente la Avenida Europa, ya en la inmediaciones del Ayuntamiento, al que se llegaba nuevamente tras tomar la Calle San Rafael hasta el cruce con la inicial Gran Vía San Onofre, que conducía hasta el arco de salida. Un recorrido que según los participantes de ediciones anteriores resultó mucho más atractivo y que, con la inclusión del tramo de pista, confiere cierto aire de cross a la prueba.

alguazas_03

Recorrido de la carrera (Fuente: Reglamento de la prueba)

Organización y atenciones: pese a la juventud de la prueba, que contaba con tan solo cinco ediciones anteriores a la presente, esta carrera puede presumir de contar con una buena organización, preocupada por ofrecer una gran carrera a los atletas participantes en ella. De esta manera, resultan fácilmente comprensible que el resultado rallase el sobresaliente.

Sobresaliente conseguido por tener una pormenorizada información gracias a una buena página web; una entrega de dorsales, que estuvo disponible desde un par de días antes en la planta de deportes de unos grandes almacenes y la misma mañana de la prueba; un correcto servicio de guardarropa; un escrupuloso control del tráfico y una perfecta señalización de los kilómetros, sin descuidar la imprescindible cobertura médica; servicio de cronometraje sin control de paso intermedio con lectura con chip desechable sobre el propio dorsal; un doble avituallamiento en carrera, en los puntos kilométricos 4 y 8, con el acertado detalle de dispensar el agua fresca y un avituallamiento post carrera generoso, con variedad de frutas, agua, bebida isotónica y cerveza, así como patatas fritas y encurtidos; un numeroso servicio de fisioterapia post carrera; organización de carreras para categorías inferiores; un completa ceremonia de entrega de trofeos y como broche se contó además con un servicio de duchas y piscina gratuito para todo corredor que lo desease, una vez finalizada la prueba. Y todo ese ramillete de buenos servicios se vio mejorado gracias al siempre imprescindible y desinteresado trabajo de unos voluntarios que son el alma de cualquier carrera.

alguazas_02

Recogida de dorsales (Foto: Diario La Opinión)

alguazas_11

Servicio de fisioterapia (Foto: Punto de Carrera)

En definitiva, una buena prueba, con una participación modesta, que presentó la novedad de incluir por primera vez la distancia de los 5K y que tal y como reza en su reglamento tampoco pretende crecer en exceso, puesto que tiene establecido un tope máximo de participantes entre todas las carreras, que evitaría las aglomeraciones y no poder ofrecer una carrera a la altura de la ofrecida hasta ahora.

Bolsa del corredor: escasa, se recogía una vez finalizada la prueba y no en el momento de retirar el dorsal. Estaba formada por la tradicional camiseta técnica conmemorativa de la prueba, junto a un zumo, una barrita energética de cereales y un plano con el callejero de Alguazas, todo ello en una pequeña bolsa tipo petate.

Podio: Ginés Valera Valera, de la categoría Sénior e integrante del Club Fondistas de Alcantarilla, fue el ganador masculino con un tiempo oficial de 34’58”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Pepe Caracena Alegría (con un tiempo oficial de 35’14” – Veterano M40 del Club Fondistas de Alcantarilla) y Juan Alejandro Larrosa Pinar (con un tiempo oficial de 35’48” – Sénior del Club Triatlón de Santomera).

alguazas_12

Podio absoluto masculino

Entre las féminas, Mercedes Merino García, Veterana F45 del Mobel Automenor Running Team, fue la ganadora de la prueba con un tiempo oficial de 41’25”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Almudena García Victorio (con un tiempo oficial de 41’59” – Junior Promesa, del Club UCAM Cartagena) y Jose Muñoz Ibáñez (con un tiempo oficial de 44’03” – Veterana F50 del Club Fondistas de Alcantarilla).

alguazas_13

Podio absoluto femenino (Foto: Punto de Carrera)

Muy personal: último domingo de mayo y segunda semana consecutiva con participación en una carrera, que contrastaba a las claras con la de la semana anterior en Totana, por tener una mayor longitud, pero sobre todo por presentar un perfil que nada tenía que ver con aquella. Detalles poco importantes para esta nueva prueba, donde lo que de verdad importaba era la participación en sí. Un 10K al que acudía con la constante premisa de seguir evaluando el estado de forma y comprobar si este continúa con la evolución mostrada estos últimos meses.

En esta ocasión no acudía solo, sino con la compañía del bueno de Alfonso Serna, al que se le nota a la legua cuánto está creciendo en este deporte, lenta pero de manera evidente. Con él, la siempre impagable presencia de mis dos hermanos runneros, Pepe Caracena y Alex Sánchez, junto al resto de los compañeros del Club, que siempre son la mejor compañía que uno puede tener y con los que a su lado eres capaz de sentir la importancia de formar parte de un grupo tan grande en lo deportivo, como en lo personal, con la humildad y el trabajo por bandera. Los compañeros de Fondistas de Alcantarilla que no quisieron perderse la cita, con el capo David Sánchez a la cabeza fueron:

Raúl Sánchez, Rafael Belluga, José Antonio Abellán, Ginés Valera, Cipriano López, Antonio Alcaraz y Jose Muñoz, a los que se sumaron, como público, la presencia de Vicente Sánchez, Emilio Puente y Miguel Sánchez.

Alfonso y yo llegamos a Alguazas con poco más de media hora para el comienzo de la carrera, por lo que directamente nos pusimos el dorsal, recogido días antes, para no demorarnos en el calentamiento y que este empezase cuanto antes. La mañana evidenciaba el calor que más tarde haría y la temprana hora de las 9:30 casi se antojaba algo tardía a tenor de lo que parecía que caería. Durante el trayecto de ida hasta Alguazas, Alfonso fue contándome su experiencia en esta prueba, en la que había participado en casi todas sus ediciones y que siempre se había celebrado en fechas algo más tardías, ya entrado el mes de junio

Sin duda es un acierto haber adelantado la fecha, porque vaya calor debió hacer entonces –pensé.

El calentamiento se tiñó de rojo, gracias a color de las camisetas de los compañeros del Club, que nos agrupamos en parte para preparar las piernas de cara a los diez mil metros que nos esperaban y al mismo tiempo inspeccionar parte del tramo inicial de la prueba, en la que se pasaba del asfalto a la tierra. Y junto a ese rojo, otros colores, como el amarillo, el naranja, el azul, el verde… correspondientes a las camisetas de amigos corredores de otros clubs como los de:

Mobel Automenor Running Team, Filippedes de Moratalla, Triatlón Santomera, Grupo Alcaraz, Orbitalia-Nogalte, Triimpulso, Mi Meta 42K, Atletismo Las Torres, Falcotrail, UCAM Cartagena, Runtriton, Simplemente Runners y Rajaos Runners, entre otros.

Lejos de colores y camisetas, una misma afición, una misma pasión: correr. Llegar rápido, hacerlo cuanto antes posible, pero sobre todo completar la distancia y sentir los nervios y la emoción que siempre, siempre, precede al momento previo a la salida de toda carrera. Como siempre agrada también el saludo y las cuatro palabras cruzadas entre afines a este deporte, donde lo más importante es la sonrisa y los buenos deseos para la nueva prueba.

alguazas_04

Dos GRANDES de este deporte: Paco Sánchez y Juan Larrosa (Foto: Punto de carrera)

La hora se acercaba, el calentamiento se iba agotando en tiempo y unos minutos antes del inicio tuve la posibilidad de saludar y conversar con una grande de este deporte a nivel regional y de las provincias limítrofes: Mercedes Merino. Una ganadora nata, no solo por sus cualidades, sino sobre todo por su constancia y trabajo en este deporte. Son muchos los años que llevo coincidiendo con Mercedes, aunque no sabría precisar cuantos, pero sí puedo decir con total seguridad que desde la primera vez que la vi fue subida a lo más alto de un podio y desde entonces no ha dejado de bajarse de él. Desde estas líneas mi agradecimiento:

Gracias, Mercedes, por hacer grande este deporte, por ese rato de conversación y por tu amistad.

alguazas_05

Charlando con Mercedes Merino (Foto: Diario La Opinión)

Desde megafonía, en la voz de un amigo, el siempre inconfundible y profesional Adrián Bonache, se pudo escuchar el aviso de la inmediata salida de la prueba, por lo que tan solo quedó ponerse tras el arco de salida y afrontar el comienzo de una nueva carrera. El reloj marcaba unos minutos pasadas las nueve y media, y la esperada detonación nos puso en marcha.

alguazas_06

Instantes previos a la salida (Foto: Diario La Opinión)

El primer kilómetro tenía cierto desnivel positivo y durante el mismo se dejaba el asfalto inicial para pasar a la parte más rural de la prueba, donde la tierra acaparaba todo el protagonismo durante cerca de tres kilómetros y una pendiente casi constante y negativa que hacía muy fácil la zancada. Durante todo este tramo mi ritmo rondó en torno a 3’45’’ aprovechando el empuje inicial de la prueba y esa pendiente favorable. La cabeza de carrera se había estirado con celeridad y el resto de los corredores habíamos ido cogiendo nuestras posiciones, entremezclándose los participantes de las dos carreras: 5K y 10K.

alguazas_07

En carrera, segmento rural, 1ª vuelta (Foto: Punto de Carrera)

Los cañales y el arbolado que conforman el paisaje característico de esa zona de huerta, a la ribera del Río Segura, regalaron algunas que otras sombras, aliviando el calor y la humedad que siempre se encuentra al transitar por ahí. El nuevo paso al asfalto, en las proximidades del punto kilométrico 4, aguardaba la sorpresa del recorrido, al tener que salvar la Carretera Nacional 344 a través de un puente que frenaba casi de golpe la inercia del ritmo llevado hasta ese momento. Un pequeño obstáculo tras el cual se encontraba el primer avituallamiento y la entrada de nuevo a la zona urbana.

alguazas_08

En carrera, concluyendo la 1ª vuelta (Foto: Diario La Opinión)

A esa altura de la carrera había bajado levemente mi ritmo de zancada, marcando un paso por meta algunos segundos por encima de los 39’, siendo la referencia para comprobar si la segunda vuelta conseguiría marcar un parcial más rápido o más lento, con respecto al de la primera vuelta, pero sobre todo con el objetivo de intentar ganar posiciones dentro de la carrera.

Por delante de mí, a una distancia que estimaba en unos 100 m. iba mi compañero Raúl Sánchez, que de manera paulatina había ido metiendo tierra de por medio entre ambos, desde el comienzo de la prueba. Entre él y yo pequeños grupos de corredores que como faros perseguía en ese afán por darles alcance. El tránsito por la zona rural volvió a ser más rápida, pero sobre todo volvió a ser más cómoda, permitiéndome recuperar el aliento y prepararme para encarar la última parte del recorrido.

alguazas_09

En carrera, segmento rural, 2ª vuelta (Foto: Punto de Carrera)

El retorno al asfalto y la nueva subida al puente de la Carretera Nacional evidenciaron el buen ritmo que mantenía, pero sobre todo me dejaron la sensación de notar mis piernas con fuerza para mantener la cadencia de zancada que mantenía. Atrás habían quedado los corredores que me precedían y a golpe de vista dos nuevos atletas cuya distancia a ellos se iba reduciendo.

Pasar por el segundo avituallamiento y sufrir los efectos de un molesto flato fue todo uno, haciendo que el último kilómetro se me hiciese mucho más costoso de lo deseado, arruinando además mis intenciones por haber conseguido arañar alguna posición más. Así, me dejé llevar los últimos 600 m, siempre con la intención de perder el menor tiempo posible e hice mi paso bajo el arco de meta, cuando el cronómetro marcaba un tiempo oficial de 38’38’’, ocupando el puesto 19º de la general y el de mi categoría (Veterano M45, en esta ocasión), de un total de 213 corredores que completamos la distancia, con un ritmo medio de 3’51’’ min/Km.

alguazas_10

En carrera, llegando a meta (Foto: Emilio Puente)

Un resultado muy similar al de la semana anterior, en cuanto a la posición conseguida y un ritmo medio que me dejó contento por la evolución, lenta pero constante, que parece he encontrado y espero seguir manteniendo.

Tras el esfuerzo, la recompensa que siempre va a asociada a la reposición de líquidos y que no es otra que la de charlar y echar alguna que otra risa con esos mismos amigos que una vez finalizada la carrera ya han dejado los nervios a un lado y disfrutan, disfrutamos, del estupendo ambiente que se vive en torno a un par de zapatillas y muchos kilómetros.

alguazas_14

Con José A. Abellán, Alfonso Serna, Pepe Caracena, Alex Sánchez, David Sánchez, Antonio Alcaraz, Ginés Valera, Raúl Sánchez y Jose Muñoz

alguazas_15

Con Mercedes Merino, terminada la carrera

Desde aquí mi enhorabuena, una vez más, a dos amigos, recién matrimoniados, ambos corredores, triatleta él y futura triatleta ella: Emilio Serna y Beatriz LópezSiempre es un placer veros, pareja. Y también mi modesta enhorabuena al diario La Opinión de Murcia, por su constantes cobertura de las Carreras Populares que se celebran cada fin de semana en nuestra Región y cuyas fotos son una parte importante de esta y otras crónicas.

La próxima carrera será el próximo sábado 10 de junio, en una nueva edición de la Carrera Nocturna del Fuego Alquerías. Una carrera en la que llevaba años queriendo participar y que en esta ocasión podré tomar la salida invitado por la Organización, gracias a la generosidad de mi amigo José Romero, que además me brinda la oportunidad de acercar mi libro, Piel de asfalto, a todos los corredores y espectadores que esa tarde-noche se acerquen hasta allí. Una carrera que desde aquí os animo a no perderos, para que podáis comprobar en primera persona el porqué de la fama, la buena fama, de esta prueba. ¿Nos vemos allí?

alguazas_16

Cartel Carrera Nocturna del Fuego Alquerías (Fuente: web de la prueba)

Y tú, ¿participaste también en esta carrera?, si es así ¿qué te pareció? Tal vez participaste en otra prueba diferente a ésta, si quieres puedes compartir tu experiencia, anímate, con tu comentario nos enriquecemos. Muchas gracias.

(Aquí puedes consultar la clasificación completa de la prueba de 10K celebrada: VI Carrera Popular Villa de Alguazas)

¡Comparte!

Deja una respuesta