VII Cross Cabo de Palos

cabo_palos_1

El Faro de Cabo de Palos visto desde la zona de aparcamiento

Lugar: Cabo de Palos (Murcia)

Día: 25 de julio de 2014

Hora: 20,00 horas

Distancia: 6.500 m (distancia no homologada)

Organizada por: Club de Atletismo de La Manga, junto con la Concejalía de Deportes de los Ayuntamientos de Cartagena y San Javier.

Recorrido: idéntico al del año pasado tenía tanto la salida, como la meta, situada en el Puerto Deportivo, lugar por donde se volvía a pasar alrededor del punto kilométrico 2K. El circuito era como una especie de “8”, que partiendo de la recta del puerto tomaba dirección por la Calle Ronda de Levante, buscando la costa, para volver a pasar por el punto de salida y poner rumbo entonces hacia el Faro, bordeando el Cabo por un lado y otro del mismo, primeramente en ascensión por poniente y una vez coronado el Faro, bordeándolo por levante, en sentido descendente y con dirección al puerto, para hacer la entrada en meta.

Como ya destacara en mi crónica de la edición anterior, es un recorrido ameno, divertido y muy interesante, en el que se alternan casi continuamente tramos de subida y bajada, corriendo sobre superficies tan diferentes como asfalto, pista, losa y algunas partes de terreno parcialmente rocoso. Todo ello por caminos con diferentes anchuras, desde los más anchos de la zona asfaltada, pasando por la zona intermedia durante el tránsito por el paseo, que marcaba la subida al faro y la llegada a la zona más técnica de la prueba, caracterizada por lo agreste del piso, el “subi-baja” por sendas donde

cabo_palos_10

Recorrido (Fuente: Web de la prueba)

el paso de más de dos corredores al mismo tiempo resultaba tarea imposible y la presencia de algún que otro peldaño, para hacer aún más entretenida esa parte del itinerario, que desembocaba directamente en la zona del Puerto, donde se situaba la meta.

Bolsa del corredor: a diferencia del año anterior y de lo que suele ser habitual, ésta no contó con la tradicional camiseta técnica conmemorativa, que fue sustituida por un chaleco conmemorativo, impermeable y transpirable en su parte trasera, junto a otros obsequios como: una bolsa con un mix de ensalada, una malla de tomates de la variedad kumato, un paquete con dos cogollos de lechuga, un barrita energética, una muestra gratuita de gel muscular, un vale promocional con descuento para la compra una pulsera identificativa y todo ello en una pequeña bolsa impermeable, tipo petate. Una bolsa algo “menor” que la entregada en la edición anterior, pero que aún así puede considerarse como muy generosa.

Organización y atenciones: la prueba, manteniendo su estilo habitual, estuvo caracterizada por una Organización concienciada e identificada con la carrera, algo habitual en las carreras donde está detrás el Club de Atletismo de la Manga. Amabilidad, buen trato, y los requisitos necesarios para que la tarde fuera toda una fiesta del running, gracias a una cobertura de la Policía Local eficiente, un nutrido número de voluntarios que no faltaban en cualquier zona de giro, cruce o estrechamiento, avisando de los riesgos, así como una dotación de Protección Civil, servicio de fiosioterapia, servicio de duchas, aseos químicos, amplia zona de aparcamiento, correcto avituallamiento durante y en zona de post carrera, que incluso contó con duchas portátiles para aliviar el sofocante calor fruto de la humedad existente y del esfuerzo realizado…

Aún así y pese a todas las bondades de la prueba, sigo sin comprender por qué de la falta de un servicio de guardarropa, con lo poco que se precisa para poder habilitarlo y evitar las caminatas de todos los corredores que una vez recogíamos el dorsal y la bolsa del corredor debíamos volver a acercarnos hasta la zona de aparcamiento, para poder dejar la misma en los vehículos. Otro aspecto a tener en cuenta para futuras ediciones sería poder contar con una zona más amplia para la recogida de dorsales, ya que la misma era muy reducida para el gran número de participantes que teníamos pendiente la recogida del mismo, lo que provocó que la carrera sufriera un retraso cercano a los 15’, sobre las hora prevista de las 20:00 horas.

cabo_palos_4

Recogida de dorsales (escasa zona habilitada)

Podio: Nour-Eddine Bouaichat, Sénior del Club Atletismo Mandarache, fue el ganador masculino con un tiempo real de 20′:46”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: José Carlos Caparrós García (con un tiempo real de 20′:56” – Veterano A del Club Atletismo Mandarache) y David Sánchez Romero (con un tiempo general de 21′:22” – Veterano A del Club Fondistas de Alcantarilla). En mujeres, la vencedora fue Mercedes Merino García, Veterana C del Club Atletismo Mandarache, con un tiempo real de 26′:17”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Carmen Evangelista (con un tiempo real de 26′:47” – Veterana A del CEX) y Laura Nicolás Moreno (con un tiempo real de 27′:13” – Promesa del C.A. Murcia).

Muy personal: hacía exactamente una semana desde que mi última participación en una prueba (los 7,6K de Rincón de Seca) y de nuevo me veía preparándome para otra carrera. En esta ocasión no iba solo, sino que compartía coche, trayecto y conversación con dos amigos y corredores, Pedro Murcia y Pepe Caracena. Pedro está “ahí”, sin dejar de participar en carreras pero sin poder dedicarle a este “vicio” todo el tiempo que deseara y que lo haría mejorar significativamente, y Pepe, ¿qué decir de Pepe?, su ascenso dentro del escalafón de los corredores regionales es toda una realidad y su posición de es el reflejo de su buen estado de forma, pero sobre todo de su garra, su coraje y su capacidad de sacrificio.

cabo_palos_3

Con Pedro Murcia, Pepe Caracena y Fernando Murcia

Así, inmejorablemente escoltado llegué a Cabo de Palos, con unos 90’ para el comienzo de la prueba y con un ambiente que parecía hervir, no por el tremendo calor que hacía, que también, sino más por el olor a running que se respiraba por los cuatro costados… gente vestida de corto, dorsales en las manos, policías regulando un tráfico que comenzaba a ser denso, grupos de corredores con la misma camiseta… y al llegar a la zona de salidaarcos hinchables elevándose hacia el cielo, los más pequeños de la casa dejándose la vida en sus carreras, padres corriendo y desviviéndose por ir a su lado, las terrazas llenas de gente, la zona de recogida de dorsales abarrotada y los rostros de cuantos íbamos a participar, cada cual con una lectura totalmente diferente, pero toda con algo en común:

la ilusión y las ganas por correr.

Y, cómo no, los miembros de la familia SR (Simplemente Runners) dando colorido entre tanta gente y haciéndome sentir uno más de esta gran familia. Su manera de entender este deporte, como un vehículo para unir a personas con la misma afición es una seña de identidad que los hace ser únicos, más allá de tiempos, de marcas, de quien corra más rápido o de quién sea capaz de hacer más cantidad de kilómetros, no importa, porque por encima de todo eso están las personas y en este grupo son precisamente eso, un grupo de amigos a los que les gusta y les une esta pasión y que los hace lucir con orgullo lo que son: Simplemente Corredores… y yo, yo no puedo por menos que dar las gracias por ser uno de ellos.

Entre saludos, charleta, risas y hasta alguna inocente “colada” para retirar el dorsal, se pasaron los minutos, sin descuidar la hora para empezar a preparar mi ceremonial rutina previa al calentamiento y asegurarme de tener tiempo más que suficiente que garantizara una preparación de mis piernas y evitara cualquier inoportuno tirón, fruto del fuerte ritmo que desde el primer metro de carrera iba a tener la prueba.

Ese calentamiento se dividió en dos partes, el primero, realizado en compañía de Sergio Fernández, amigo y compañero SR; un joven en la categoría Promesa del atletismo que es todo un campeón, no sólo en lo físico, sino en lo psíquico, por tener una cabeza muy bien amueblada y que dará mucho que hablar… ya lo está haciendo. Y la segunda parte del calentamiento, gracias al retraso que sufrió la salida de la prueba, la completé en compañía del bueno de Pepe Caracena y David Sánchez, al que tuve el honor de conocer y del que no creo que sea preciso decir nada de este número uno. Sin duda esos 10’ de trote junto a estos dos atletas fue el regalo que me tenía preparado Cabo de Palos.

cabo_palos_5

Instante de la salida (Foto: Footer Trotter)

Terminado ese segundo calentamiento y con una línea de salida que contenía el ímpetu a más de 1300 corredores deseosos de comenzar a correr, se dio el pistoletazo de salida y la explosión fue instantánea. El público aplaudió y jaleó a todos los que pasamos a su lado y los primeros metros de atropellos y algún que otro pisotón fueron poco a poco bajando en intensidad. El primer kilómetro, prematuramente marcado, ya permitía correr con comodidad, aunque en ese tramo el recorrido presentaba algún que otro peligroso socavón, marcado eso sí, pero que bien podría haber provocado alguna que otra torcedura.

cabo_palos_6

En carrera, primer kilómetro (Foto: Footer Trotter)

Un nuevo paso por línea de meta, en torno al punto kilométrico 2K, fue como un plus de energía en vena, al escuchar otra vez los ánimos de la gente y verme de frente con el gran Javi Martínez, que con su cámara en mano fue un motivo para hacerme despegar un poquito más los pies del suelo y dedicarle un gesto de saludo que el maestro me pilló a la perfección…

cabo_palos_7

Paso por el kilómetro dos (Foto: Javi Martínez)

La carrera entonces ponía rumbo al faro, por el paseo marítimo, con el mar a la izquierda y casas en bajo a la derecha. Corríamos entre las miradas de la gente y bajo los rayos de un sol implacable, que antes de empezar su ocaso nos azotaba las espaldas. A partir de ese punto es donde la carrera presentaba su parte más bonita y la subida al imponente faro fue el escollo más duro antes de entrar en la zona de los acantilados. Fue precisamente en esa bajada donde coincidí con Francisco Florenciano, un corredor del conocido Club Falcotrail Running de Cehegín y que este deporte me permitió conocer en una carrera anterior. El propósito fue claro, unirnos para intentar llegar juntos hasta la meta, tirando uno del otro y si alguno de los dos se encontraba más fuerte, que no parase.

El mencionado tramo de los acantilados fue duro y al mismo tiempo permitió recuperar algo de aire en las vertiginosas bajadas, refrescándonos también gracias a algún improvisado vecino que amablemente nos mojó con el agua de una manguera puesta para la ocasión. Florenciano alternó su posición conmigo y si al principio era yo quien llevaba la iniciativa, en el tramo final con la llegada a la zona de regreso a Puerto, que ya conducía a meta, era él quien mandaba de los dos.

Tomamos la curva que conducía al arco de llegada y sólo quedaba la recta, la gente animaba y los dos corríamos codo con codo, uno al lado del otro… no sé quién llevaba a quién, como tampoco sabría decir quién hizo sufrir a quien, pero lo cierto es que esos metros me resultaron muy emocionantes y la entrada en meta, en sociedad, en sintonía, como si fuéramos uno solo, fue para recordar y además tuvo el mejor broche al quedar plasmada en la foto que el genial Javi Martínez nos regaló con su objetivo: ¡Gracias, una vez más, Javi!

cabo_palos_8

Entrada en meta, con Francisco Florenciano (Foto: Javi Martínez)

Ese paso por meta, se hizo cuando el cronómetro marcaba un tiempo real de 24′:01”, ocupando el puesto 27º de la general y el 5º de mi categoría (veterano B), de un total de 1.237 corredores entrados en meta, con un ritmo medio de 3’52’’ min/Km (medido sobre una distancia real de 6.200 m). Lógicamente, me sentí satisfecho por el resultado y la mente decidió darse un descanso por esa noche, para empezar a pensar en la siguiente carrera a lo largo de esta semana, puesto que la próxima cita será este mismo sábado, en la II Edición de la Pinatar Full Moon Race, para darle así la bienvenida al mes de agosto y correr 8K bajo la luz de la segunda luna llena de este verano.

Agradecer cómo no a los fotógrafos sin los cuales no podría, no podríamos, guardar momentos que sólo son posibles gracias a su ojo mecánico y a esa capacidad por saber captar el instante: gracias Javi Martínez y gracias J. Pablo Tudela Martínez (Footer Trotter).

cabo_palos_2

Con el fenómeno Javi Martínez (el fotógrafo fotografiado)

Por último, un saludo y un abrazo a todos esos amigos que vi antes, durante y tras la carrera, y con los que charlar y compartir esos momentos son pequeños tesoros que van alimentando este bendito y loco deporte: José M. Millán, Fernando José Molina, Mariano Moreno, Juan Antonio Laborda, José Romero y cómo no, mi familia SR, capitaneada por el GRAN Pedro Escudero y que en esta ocasión estuvo magníficamente representada con Fernando Murcia, Gaby Lozano, Pepe Hernández, Kannon Ramírez, Antonio Albaladejo, Miguel Riquelme y alguno más que a buen seguro me dejo en el tintero del despiste y que espero sepa disculparme.

cabo_palos_9

Simplemente corredores: el GRAN Pedro Escudero, Antonio Albaladejo y Gaby Lozano (Foto: Javi Martínez)

Y tú, ¿participaste también en esta carrera?, si es así ¿qué te pareció? Tal vez participaste en otra prueba diferente a ésta, si quieres puedes compartir tu experiencia, anímate, con tu comentario nos enriquecemos. Muchas gracias.

(Aquí puedes consultar la clasificación completa de la prueba: VII Cross Cabo de Palos)

¡Comparte!

4 comentarios a VII Cross Cabo de Palos

  • Fernando  dice:

    Enhorabuena una vez mas, Paco, grandísima carrera y no menos buena crónica de la misma, nos transportas amenamente a la misma haciéndonos revivir lo que presenciamos y sentir lo que se siente en los terrenos en los que solo los mas rápidos lo podeis hacer.
    Nos vemos bajo la luz de la luna!!

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Fernando! Muchas gracias por tu felicitación y cómo no, por tu comentario. Si hay algo que intento dejar plasmado en estas crónicas, no son sólo los datos objetivos de la misma, sino que también permita hacerse una idea a todo aquel que la lea y no haya estado en la misma o como en tu caso, ayude para volver a revivirla, en caso de haberla corrido. Por lo tanto, me alegro mucho que en este caso haya conseguido acercarme a mi propósito.

      Un fuerte abrazo y sí, nos vemos bajo la luz de la luna… tú, yo y 1000 más (por lo menos, jajajajaja).

      Paco.-

  • david  dice:

    Gran crónica Paco y muy buena carrera. Gracias por los halagos.

    Haber si coincidimos en algún rodaje largo Road to Berlin.

    Un saludo.

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, David! Muchas gracias por asomarte por este rincón y dejar tu comentario. Como digo en esta crónica, fue todo un honor poder conocerte en persona y compartir ese buen rato con Pepe y contigo. Enhorabuena por tu podio y sí, confío en que podamos coincidir en algún rodaje previo a Berlín… será un gustazo.

      Gracias, nuevamente y un saludo.

      Paco.-

Deja una respuesta