XLV Medio Maratón Internacional Ciudad de Elche “Oasis Mediterráneo” (Alicante)

elche_00

Cartel de la carrera (Foto: web de la prueba)

Lugar: Elche (Alicante)

Día: 2 de abril de 2017

Hora: 10,00 horas

Distancia: 21.097 m (circuito homologado por la R.F.E.A. con presencia de jueces durante la prueba para el control de la misma, estando esta incluida dentro del Calendario Internacional de la IAAF)

Organizada por: el Club de Atletismo Elche Decatlón y el Excmo. Ayuntamiento de Elche

Recorrido: tenía su salida situada en la Calle de la Diagonal del Palau y la meta se encontraba ubicada a escasos metros de aquella, en el Paseo de la Estación. El recorrido se componía de dos vueltas, diferentes tanto en su trazado como el la distancia de ambas, representando la primera únicamente el primer tercio de la prueba. Una vez tomada la salida, la carrera recorría la parte más oriental de la ciudad, discurriendo por importantes arterias como la Avenida de la Universidad de Elche y la Avenida de Alicante, en dirección al centro neurálgico de la prueba haciendo bajo el arco que kilómetros más tarde marcaría el final del recorrido. Superado ese primer tercio, la prueba serpenteaba de norte a sur la hermosa Elche, para concluir en el mencionado Paseo de la Estación, de acuerdo con una amena y entretenida secuencia de calles y avenidas como el Carril del Pantano, Avenida del Cauce, Avenida de Novelda, Avenida de la Libertad, Avenida Reina Victoria, Calle Gabriel Miró, Calle Antonio Machado, Calle Concepción Arenal, Calle de Pere Joan Perpinya, Calle Mariano Soler Olmos, Calle Teulada, Camino Almazara, Parque Filet de Fora, Calle Mayor del Raval, Calle San Juan, Calle Puerta de Orihuela, Calle Major del Pla, Calle Gabriel Miró, Puente de Canalejas, Calle Corredora, Calle Ample y Plaza de la Merced, desde donde esperaba la deseada meta en el Paseo de la Estación.

elche_04

Recorrido de la carrera (Foto: web de la prueba)

Organización y atenciones: si una prueba cumple cuarenta y cinco ediciones es un motivo lo suficientemente significativo como para pensar que algo bueno debe estar haciendo la organización y si además presume de ser el medio maratón más antiguo del mundo es muy probable que esté a la altura necesaria como para ostentar semejante honor, ¿verdad? Pues sí, Elche está a la altura y puede presumir sin rubor alguno de tener un medio maratón con todos los ingredientes necesarios para considerarlo uno de los mejores del levante español.

Una ciudad volcada con la carrera, una señalización kilómetro a kilómetro de todo el recorrido, perfectamente marcado y delimitado del tráfico rodado, contando con un gran despliegue policial. Avituallamientos en carrera amplios y dispuestos a ambos lados de la marcha, para facilitar la recogida de agua de los corredores, un numeroso voluntariado, una zona post carrera amplia y generosa tanto en bebidas como en fruta, así como un servicio de fisioterapia con numerosos facultativos médicos, guardarropas, aseos y vestuarios, sin olvidar un sistema de cronometraje con diversos tiempos de paso, una entrega de premios con premios en metálico a los primeros clasificados, una perfecta señalización de todos y cada uno de los servicios ofrecidos, junto a una cobertura médica perfecta, una página web con información pormenorizada y una zona de meta perfectamente dispuesta con una megafonía a la altura de la prueba.

Sin duda una prueba que refleja a la perfección el trabajo, el buen trabajo, de una organización que hace años apostó por convertir su prueba en una de referencia y así lo está siendo, cuidando y mimando al corredor y a todo lo que rodea a él, ofreciendo además pequeños detalles que demuestran su afán por agradar al verdadero protagonista de toda prueba y que no es otro que aquel que se pone un dorsal y coloca tras el arco de salida, con la ilusión puesta en completar la distancia y por qué no, hacer su mejor carrera.

Detalles, entre otros, como la grabación del tiempo conseguido en la medalla entregada una vez terminada la prueba, de manera gratuita y al instante, la posibilidad de llevar el seguimiento virtual en tiempo real durante su participación en la prueba, gracias al enlace puesto a disposición en el muro de Facebook de la carrera o la aplaudible campaña de concienciación de una carrera sostenible, gracias a la numerosa colocación de contenedores amarillos destinados a recibir los envases de las botellas de plástico de agua entregadas en cada uno de los avituallamientos.

Por todo ello, gracias y felicidades a la organización por su trabajo y enhorabuena por convertir una prueba, su prueba, en toda una fiesta, así como también agradecer a los vecinos de Elche el calor, el cariño y el ánimo dispensado durante todo el recorrido.

Bolsa del corredor: escasa, estaba compuesta por la tradicional camiseta técnica conmemorativa de la prueba, varios folletos publicitarios promocionales y la revista oficial de la carrera, todo ello contenido en la habitual pequeña bolsa impermeable tipo petate. Al terminar la prueba, cada corredor entrado en meta recibía la medalla conmemorativa de la carrera en señal de haber completado con éxito la distancia.

Podio: Hassane Ahouchar, Veterano B Independiente, fue el ganador masculino con un tiempo oficial de 1h04’36”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Jaouad Oumellal (con un tiempo oficial de 1h07’44” – Sénior del C. Atletismo Cárnicas Serrano) y Andrés Mico Martínez (con un tiempo oficial de 1h10’33” – Veterano A del Club Atletismo Albacete-Diputación).

Entre las féminas, Wafiya Benali, Sénior Independiente, fue la ganadora de la prueba con un tiempo oficial de 1h17’08”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Teresa Alejandra Cerrada Gómez (con un tiempo oficial de 1h20’08” – Sénior del Club Juventud Atlética Elche Arosa) y Adoración Iniesta Pacheco (con un tiempo oficial de 1h23’30” – Sénior del Club Playas de Castellón).

Muy personal: en mi memoria estaba vagamente mi primera y única participación en esta prueba, allá por el año 2011, cuando decidí meses atrás que este año tocaba volver a la vecina Elche y correr de esa manera mi tercer medio maratón tras el parón en esta distancia desde febrero del año pasado. Orihuela, el 12 de febrero, Murcia, el 12 de marzo y Elche, en último lugar, completaba la terna de pruebas de 21K.

Esa es la premisa inicial que me hizo decidirme para participar en esta prueba, y a ello se añadió un motivo de peso que me hizo ilusionarme aún más a tomar la salida en ella: la compañía de tres amigos que vieron en Elche la excusa perfecta para disfrutar de una gran carrera y acompañarme, al mismo tiempo. Gracias a Pepe Caracena, Alex Sánchez y Alfonso Serna, por el buen rato dispensado.

De esa manera, quedamos a las ocho de la mañana para poner rumbo a Elche, disfrutando de lo amenas y entretenidas que resultan las conversaciones entre corredores, en las que no solo repasas mil y una anécdotas de carreras pasadas, sino que también descubres o aprendes algo que hasta ese momento desconocías. La mañana apuntaba hacia un día estupendo, con una temperatura ideal para la práctica del deporte de correr.

Tras un pequeño recorrido turístico por la ciudad del Vinalopó, terminamos aparcando el coche justo al lado de todo el centro organizativo de la prueba, casi como si fuese parte de un guion escrito para nosotros y que empezaba apuntando buenas maneras. Desde ahí nos acercamos a recoger nuestros dorsales, que conseguimos con una celeridad pasmosa, no solo por la ausencia de aglomeraciones, sino por lo fácil y ágil que la organización los había dispuesto.

elche_01

Recogida de dorsales

De ahí un primer vistazo a la zona de meta que comenzaba a poblarse de gente y de nuevo regreso hasta el nuestro vehículo, para cambiarnos y prepararnos de cara al calentamiento que debíamos comenzar en breve, puesto que restaban poco más de treinta minutos para el inicio de la prueba. Precisamente durante ese calentamiento nos encontramos con dos compañeros del Club, Jesús de San Pedro y José Hellín, que como nosotros también se habían desplazado hasta Elche para culminar en esta ciudad la última prueba en la distancia media.

elche_02

Arco de meta (9:15 horas)

Lógicamente, el correr fuera de casa reduce mucho la presencia de amigos y conocidos entre los participantes, pese a ser Murcia una de las ciudades desde la que nos desplazamos numerosos corredores para participar en su medio maratón, como por ejemplo Diego Cánovas, con el que compartimos parte de ese calentamiento y buenos deseos para la carrera que estaba próxima a empezar.

Completada la preparación de nuestras piernas para la distancia que nos esperaba, nos pusimos la camiseta de batalla y nos deseamos suerte de camino a los respectivos cajones de salida en los que nos encontrábamos encuadrados. Por delante una misma meta y cuatro carreras diferentes, una para cada uno de nosotros. El ambiente era emocionante gracias a la música que sonaba a través de la potente megafonía, junto al numeroso y bullicioso público que caldeaba la temperatura de una mañana típicamente primaveral.

elche_03

Tres Fondistas (con Alex Sánchez y Pepe Caracena)

El comienzo de la prueba fue puntual, como no cabía esperar de otra manera y el pistoletazo de salida, como siempre, nos puso a todos los corredores en movimiento. Por delante algo más de 21 kilómetros, puesto que en Elche no solo quería marcar mi mejor tiempo de esta breve temporada, sino también evidenciar la mejoría de un estado de forma que después de trece meses había conseguido mantener al fin constante durante dos meses.

elche_05

Salida de la carrera (Foto: Mariví)

En la cabeza un número: el 4, al que el destino me había querido unir de manera caprichosa en esta carrera al hacer que mi dorsal fuese precisamente el 444, como premonición de ese ritmo que quería conseguir al final de los 21.000 m por las calles de la acogedora y bonita Elche. Para ello nada como mantener la concentración y saber administrar las fuerzas, corriendo con cabeza y confianza, tal y como debe hacerse en cualquier carrera, intentando no hipotecar el tiempo final por culpa de un comienzo lento, pero tampoco aventurarse en ritmos excesivamente alegres que podrían provocar un desgaste demasiado grande para afrontar con garantías la segunda parte de la carrera.

Una carrera en la que tuve en cuenta, junto a la táctica inicial, el perfil de la misma, ya que presentaba casi un suave y continuo sube y baja, que tenía en sus primeros kilómetros, en los previos al punto kilométrico 10 y en el final del recorrido las partes más exigentes, y que sin tener una pendiente excesiva sí convenía saberlo con anterioridad para apretar el ritmo en esos puntos y no perder parte del trabajo previo realizado.

elche_10

Perfil de la carrera (Foto: web de la prueba)

Los kilómetros iniciales fueron pasando y los parciales de los ritmos iban algunos segundos por debajo de ese 4 imaginario que se asomaba una y otra vez en mi cabeza… mientras tanto Elche, con sus calles repletas de gente, iba pasando ante mis ojos, mostrándose hermosa, bulliciosa y cálida, vestida con sus mejores galas para regalar un domingo con olor a primavera, magistralmente mezclado con su marcado carácter mediterráneo

Elche… ciudad de bella Dama, de Dama eterna, con un tesoro natural Patrimonio de la Humanidad gracias a las infinitas palmeras que te hacen soñar con el paraíso, hecho realidad en su PalmeralElche, ciudad del calzado por antonomasia y único lugar del mundo donde la elaboración artesanal de la palma blanca sigue siendo una realidad, permitiendo así que en la mañana de Domingo de Ramos tantas y tantas ciudades se inunden con auténticas obras de arte hechas gracias a su mayor tesoro, ese que nace gracias a las ramas de sus esbeltas palmeras.

Y así, entre kilómetros que iban pasando, aplausos y ánimos del público, ritmos, pulsaciones, sudor y esfuerzo, con una segunda parte donde mis piernas respondieron mejor que en los dos medios maratones corridos meses atrás, alcancé el último tramo del recorrido, ese que pasaba por la parte más antigua de la ciudad y donde la presencia de público era multitudinaria, llevándote en volandas hacia un arco de meta, situado al final de un pasillo de sombra que otorgaban numerosos trozos de tela que hacían de amplio toldo urbano.

elche_07

En carrera (Foto: Footer Trotter)

El paso por meta se produjo cuando mi cronómetro marcaba un tiempo real de 1h24’33’’ y un tiempo oficial de 1h24’43’’, ocupando el puesto 109º de la general y el 25º de mi categoría (Veterano B, en esta ocasión), de un total de 2.337 corredores que terminamos la carrera, con un ritmo medio de 4’00’’ min/Km. Un resultado positivo, satisfactorio, no solo por el hecho de conseguir el ritmo medio deseado, sino por evidenciar los efectos de unos entrenamientos que parecen haber encontrado la continuidad que necesitaba.

elche_06

Llegada a meta (Foto: Mariví)

Completada la carrera vino la necesaria y reparadora reposición de líquidos, con la gratificante noticia de saber los buenos tiempos cosechados por mis amigos y compañeros de viaje, pero en especial por la tremenda alegría de saber que el bueno de Alex había logrado su MMP en esta distancia, dejando un registro de vértigo y recogiendo de esa manera la recompensa del trabajo, del gran trabajo que lleva realizando durante mucho tiempo. Una temporada la suya para enmarcar, pero que no va a ser la única, puesto que tiene mucho por decir y hacer en este deporte: ¡Felicidades! Como para enmarcar son las dos imágenes que recogen ese emotivo momento, protagonizado por Alex y Pepe.

elche_09

El tirunfo del trabajo (Foto: José Domingo Díaz Moreau)

elche_08

El abrazo amigo (Foto: José Domingo Díaz Moreau)

Con el buen sabor de boca dejado por nuestras carreras y disfrutando de la suculenta oferta del post carrera, charlamos y repasamos diversos momentos de la prueba y ya de camino a Murcia continuamos hablando de lo que nos une y nos ilusiona: correr. Por delante muchas metas por conseguir y aunque la temporada no ha finalizado sí que viene una época donde las distancias en las que participaremos serán más cortas y es que con calor, sobre todo en estas latitudes, las distancias largas suelen evitarse.

La próxima carrera está aún por determinar, tanto en fecha como en distancia y posiblemente sea para final del presente mes de abril, y la modalidad, quizá, un 5K ó un 10K. No obstante no es algo que ronde a día de hoy en mi cabeza y sí el propósito de continuar con la lenta, pero evidente mejoría que poco a poco voy experimentando en mi estado de forma. En cualquier caso seguiré con los dedos cruzados y con el único secreto: continuar… así que:

Continuaremos corriendo.

Y tú, ¿participaste también en esta carrera?, si es así ¿qué te pareció? Tal vez participaste en otra prueba diferente a ésta, si quieres puedes compartir tu experiencia, anímate, con tu comentario nos enriquecemos. Muchas gracias.

(Aquí puedes consultar la clasificación completa de la prueba celebrada: XLV Medio Maratón Internacional Ciudad de Elche “Oasis Mediterráneo”)

¡Comparte!

Deja una respuesta