XVII Medio Maratón “Ciudad de Orihuela”

Orihuela_11

Recorrido de la prueba (Fuente: Club Tragamillas)

Lugar: Orihuela (Alicante)

Día: 8 de febrero de 2015

Hora: 10,30 horas

Distancia: 21.097 m (distancia homologada por la R.F.E.A.)

Organizada por: Club Atletismo Tragamillas

Recorrido: como en ediciones anteriores, éste tenía su salida y meta junto a la Glorieta Gabriel Miró, en pleno centro de Orihuela. Un recorrido netamente urbano, formado por tres vueltas, con las que prácticamente se podía hacer una visita turística por toda la capital de la Vega Baja, pasando no sólo por su bonito y visitado casco antiguo, sino también por la parte norte de la ciudad, así como la parte sur y más nueva.

De las tres vueltas que constaba el recorrido, las dos primeras tenían una mayor longitud que la tercera y última, acumulando un desnivel prácticamente nulo y combinando algunos tramos de suaves subidas, con otros de bajada, sobre todo en la parte de la carrera que llegaba hasta la Plaza de Capuchinos.

Gracias a ese recorrido nos permitió, a todos los corredores, pasar por dos zonas de esta ciudad tan diferentes entre sí, como bellas y únicas: una, el Palmeral de Orihuela, conocido también como el Palmeral de San Antón y que es el segundo más grande Europa (superado únicamente por el de Elche); y dos, el Casco Histórico de la Ciudad, que cuenta con numerosas Iglesias, Palacios y Palacetes, que sirvió para ser declarado como Conjunto Histórico Artístico, desde el año 1969.

Organización y atenciones: un año más, Orihuela volvió a volcarse en su medio maratón y ya van diecisiete ediciones. Una edición que contó con una participación prácticamente similar a la del año pasado, con cerca de 1.700 corredores inscritos y con un total entrado en meta de 1.393 atletas. Como en años anteriores, Orihuela se vistió de gala para celebrar esta prueba, dejando muy claro que cuando se unen la experiencia y sobre todo las ganas por hacer la cosas bien, el resultado no puede ser otro que positivo, muy positivo.

Como en años anteriores, hubo un nutrido número de voluntarios desplegados, así como medios suficientes para que todo saliera lo mejor posible, comenzando por una correcta señalización de la zona de aparcamiento (para quienes desde otros lugares nos acercamos hasta Orihuela, para correr su medio maratón), hasta un buen servicio post carrera, pasando por una entrega de dorsales y bolsa del corredor ágil, un servicio de cronometraje exhaustivo con diferentes lecturas intermedias (hasta seis, más la de entrada en meta), una pequeña feria con puestos de venta de prendas deportivas, buena megafonía, servicio de guardarropa, despliegue policial y médico, servicio de masaje fisioterapéutico para después de la carrera e incluso servicio de duchas, aunque es justo decir que éste último servicio se encontraba muy alejado de la zona de salida y meta.

Orihuela_10

Voluntarios, antes de la inicio de la prueba

Dentro de este apartado, se agradece que uno de los propósitos del club organizador sea el no superar el cupo de corredores hasta cotas que impidan correr con cierta comodidad a todos los que acudimos cada año a correr por las calles de su ciudad, evitando que la aglomeración de participantes dificulte y desluzca la prueba.

Bolsa del corredor: correcta, estaba compuesta por un polo técnico conmemorativo de la prueba, junto con un pantalón corto, en lugar de la tradicional camiseta técnica, una malla de naranjas, agua, pequeños folletos publicitarios promocionales y una barrita energética, todo ello guardado en una pequeña bolsa impermeable a modo de petate.

Podio: Hassane Ahouchar, Veterano B del C.A. Apolana, fue el ganador masculino con un tiempo oficial de 1h:05′:57”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Mohammed Boucetta (con un tiempo oficial de 1h:06′:17” – Veterano A del C.A. Apolana) y Cristian Fernández Paredes (con un tiempo oficial de 1h:11′:25” – Sénior Independiente). En mujeres, la vencedora fue Karina Córdoba Otero, Sénior del club Juventud Atlética de Elche, con un tiempo oficial de 1h:21′:07”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente Wafiya Benali (con un tiempo oficial de 1h:22′:25” – Sénior del Club Marathon Cartagena) y Mercedes Merino García (con un tiempo oficial de 1h:24′:49” – Veterana C del C. A. Mandarache).

Muy personal: en esta ocasión no acudí a esta carrera solo, como suele ser habitual, sino que lo hice acompañado de dos buenos amigos, dos grandes corredores: Pepe Caracena y Alejandro Sánchez, con los que he ya había tenido el placer de compartir alguna que otra carrera y entrenamientos. Así, juntos y mientras íbamos de camino nos echamos las primeras risas del día, que ayudaron a calentar una mañana que amaneció soleada, pero fría, bastante fría, con una temperatura próxima a los 2°C y una brisa que, gracias a Dios, nada tenía que ver con el fuerte viento que se había dejado sentir durante toda la semana.

Arrastrados por mi manía de llegar con tiempo de sobra al lugar de la prueba, llegamos a Orihuela casi dos horas antes del inicio de la carrera y gracias a esa tranquilidad que da el ir con tiempo de sobra, recogimos cómodamente nuestros respectivos dorsales y bolsas de corredor, aprovechamos para caminar por la zona de salida, nos fotografiamos ante la recta de meta y saludamos a conocidos y amigos que ya empezaban a dejarse asomar por la zona.

Orihuela_6

Con Pepe Caracena y Alejandro Sánchez (ante la recta de meta)

Orihuela_7

La recta de meta, sobre las 9:00 horas (siempre magnética)

Entre esos amigos, me encontré con Alfonso Martínez, entrenador nacional de atletismo y entrenador superior de triatlón y al que debo la mejoría conseguida en mi forma física, no en vano hace exactamente un año que estoy bajo su disciplina, siguiendo y cumpliendo el programa de entrenamiento que cada mes elabora de manera personalizada para todos y cada uno de los atletas que prepara. Buena gente y buen entrenador donde los haya y toda una suerte poder contar con sus conocimientos y consejos.

Orihuela_5

Con Alfonso Martínez (aprendiendo con el míster)

Tras el vistazo a toda la zona que horas más tarde estaría a reventar por atletas, amigos y familiares que nos daríamos cita allí, nos marchamos a cambiarnos y prepararnos para empezar con un calentamiento que debía llevarnos hasta la hora del inicio de la prueba. Las dos horas de “cuello” parecieron esfumarse en unos minutos y en apenas un abrir y cerrar de ojos estábamos en los alrededores de la zona de salida, donde nos encontramos y fotografiamos con dos compañeros del club SR, Daniel López y Rafa Candela, para inmortalizar un instante que olía a medio maratón por los cuatro costados.

Orihuela_4

Con Alejandro Sánchez y Pepe Caracena (antes del calentamiento)

Orihuela_1

Entre SR´s, con Pepe Caracena, Rafa Candela, Alejandro Sánchez y Daniel López (Foto: Daniel López)

El inicio de la carrera tuvo la puntualidad de la que siempre suele hacer gala esta prueba y a partir de ese momento todos comenzamos a correr, unos más rápidos, otros más lentos, atropellados durante los primeros metros y desbocados, igual que una manada de toros bravos a los que abren la puerta de los cajones que los mantiene presos. Pepe Caracena salió delante, él tenía su carrera y ésa era más rápida que la que podíamos marcarnos Alejandro Sánchez y yo, que sin acordar nada en firme mantuvimos el mismo ritmo durante toda la prueba, con excepción de los últimos kilómetros, en los que él marcó una ligera ventaja sobre mí.

Orihuela_9

Momento de la salida (Foto: Alberto Aragón – Diario La Verdad)

Santa Pola, tres semanas antes, había supuesto un punto de inflexión en mi particular lucha por mejorar un poquito mis tiempos, mi rendimiento, al haber podido conseguir mi mejor marca en un medio maratón. Por dicho motivo tenía internamente una lucha que me decía que debía intentar mejorar ese crono, dado el estado de forma que vengo arrastrando, pero al mismo tiempo otra parte de mí me decía que sería una tarea difícilmente abordable y que tal vez sólo consiguiese obsesionarme y no disfrutar de una carrera que acaba de comenzar a correr.

El recorrido, muy rápido, presentaba diversos cambios de dirección con giros de 180°, de esos que siempre hacen “cortar” un poco el ritmo de carrera, pero que al mismo tiempo te permite cruzarte con corredores en sentido contrario a tu marcha; y fue gracias a ello lo que hizo que pudiera verme e intercambiar ánimos con amigos como Pepe Perea y José Luis Piqueras, con el consiguiente efecto motivador que ello produce.

El ritmo por debajo del inicialmente planeado se fue manteniendo y los kilómetros pasando. La compañía de Alejandro, que era lo más parecido a lo que en ciclismo se conoce como “goma”, por aquello de alejarnos y acercarnos, me motivaba para seguir y no descuidar un segundo ese ritmo marcado. Y así, manteniendo nuestra propia carrera, fuimos dejando atrás los kilómetros y acercándonos a una meta que llegó a nosotros de manera dulcemente rápida, haciendo que la prueba se pasase casi sin darme cuenta.

Los últimos kilómetros fueron como poner la “directa” hacia una línea de llegada que, por los tiempos parciales marcados en cada punto kilométrico, parecía esperarme con los brazos abiertos, generosa y complaciente de concederme, una vez más, la satisfacción de mejorar mi tiempo en esta distancia. Esta vez no abrí mis brazos, pero sí los miré en la recta que conducía al arco que marcaba el final de la prueba; esa misma recta sobre la que, unas horas antes, no habíamos fotografiado Pepe, Alejandro y yo.

Una vez más llevaba escritos sus nombres y una vez más estaba esa ilusión que me hace seguir, intentando marcar mi meta, juntas unas y otra:

MAR – ROCÍO y @marcandolameta

La entrada en meta se produjo cuando el cronómetro marcaba un tiempo oficial 1:22′:10” y un tiempo real de 1:22′:00” ocupando el puesto 105º de la general y el 20º de mi categoría (Veterano A), de un total de 1.393 corredores que terminamos la carrera, con un ritmo medio de carrera de 3:54 min/Km. Sí, otra vez había conseguido mejorar mi tiempo, de nuevo la suerte había querido ser complaciente conmigo y la sonrisa de satisfacción se volvió aún más amplia al saber que, tanto Pepe como Alejandro, habían entrado en meta antes que yo, consiguiendo batir también su mejores tiempos en un medio maratón.

Repusimos líquidos rápidamente y para hacer tiempo, antes de ver las clasificaciones, nos cambiamos de ropa, evitando así el riesgo de poder enfriarnos por la baja temperatura que aún había, a pesar del soleado día. Y fue entonces, mientras esperamos y saludamos a otros corredores, con los nervios de la carrera ya desaparecidos, cuando me encontré y pude conversar con Pepe Perea, José Luís Piqueras, Paco Sánchez Gálvez y Mercedes Merino. Grandes corredores y mejores personas (un tópico muy utilizado, lo sé, pero es así).

Por un lado, Pepe Perea acaba de hacer también su mejor marca personal, algo que tenía muy claro que iba a conseguir, tal y como me había encargado de hacérselo saber y por otro lado, José Luis Piqueras no tuvo suerte en una carrera que le vino en contra desde el principio, pero que aún así y con coraje y pundonor consiguió terminar. Junto a ellos tuve la oportunidad de conocer a la gran Mercedes Merino, que fue la tercera mujer clasificada en la prueba (actual ganadora de la pasada edición de la Running Challenge 2014), así como poder charlar con Paco Sánchez, vencedor de la prueba en la categoría de Veteranos C; ambos son dos corredores acostumbrados a estar en lo más alto del cajón y sus triunfos son una constante en sus participaciones. Y es precisamente gracias a Paco Sánchez, al cual conozco desde hace más de quince años, a quien debo el estar bajo las órdenes de Alfonso Martínez, ya que fue quien me lo recomendó y presentó, al ser él también otro más de los atletas que éste entrena. Gracias, Paquico.

Orihuela_8

Zona post carrera

Orihuela_2

Con José Luis Piqueras y Pepe Perea (Foto: Pepe Perea)

Orihuela_3

Con J.L. Piqueras, Mercedes Merino, Alejandro Sánchez, Paco Sánchez, Pepe Caracena y Pepe Perea, entre otros (Foto: Paco Sánchez)

Y así, con tan buen sabor de boca y contento de poder compartir momentos con tan buena gente me marqué la fecha de la próxima carrera, que será el domingo 22 de este mes, en la que voy a correr los 14K de la II Edición de la Carrera Popular Base Aérea de Alcantarilla. Otra carrera que apunta muy buenas maneras y que parece que va a ser todo un éxito de participación. Eso será dentro de dos semanas y mientras llega seguiremos entrenando y buscando en cada kilómetro un motivo que alimente esta bendita pasión.

Y tú, ¿participaste también en esta gran carrera o en alguna de las múltiples celebradas este fin de semana?, ¿quieres dejar tus impresiones de ella? Anímate, de esa manera todos conocemos más pruebas. Muchas gracias.

(Aquí puedes consultar la clasificación completa: XVII Medio Maratón “Ciudad de Orihuela”)

¡Comparte!

2 comentarios a XVII Medio Maratón “Ciudad de Orihuela”

  • JL Piqueras  dice:

    Gracias por tus generosas palabras!
    Me alegro mucho por vuestras marcas. En lo personal, no fue mi día y aún así muy cerca de mejorar marca, por lo que todavía salgo más reforzado de cara a la siguiente.
    Nos vemos prontito, a recuperar bien!!

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, José Luis! Gracias a ti por “colarte” en este rincón. Sí, el día te vino poco favorable para la carrera, pero como bien dices te dejó aún más reforzado de cara a futuras carreras y esa es la lectura positiva que hay que extraer. Siempre es un placer poder vernos y charlar un ratico, así que haber si nos vemos pronto en otra y repetimos.

      Saludos y felices kilómetros.

      Paco.-

Deja una respuesta Cancelar respuesta