XXX Maratón de Sevilla

fibes_sevilla

Lugar: Sevilla

Día: 23 de febrero de 2014

Hora: 9,00 horas

Distancia: 42.195 m

Organizada por: Instituto Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Sevilla y Motorpress Ibérica

Recorrido: un nuevo circuito, con respecto a ediciones pasadas, de los más rápidos de Europa y el más plano del continente (según la información de la Página Oficial), homologado por la R.F.E.A. y que recorría la capital andaluza de punta a punta, pasando por multitud de barrios y teniendo una parte importante de él por el mismo centro histórico, donde se podían contemplar los lugares más emblemáticos, como: La Torre del Oro, La Maestranza, El Parque de María Luísa o La Giralda. Sin duda todo un atractivo para cualquier corredor.

La salida se encontraba en la Avenida Carlos III, en las proximidades del Estadio Olímpico de La Cartuja y la meta, tras cubrir los 42 kilómetros y 195 metros de la prueba, se encontraba sobre el tartán del propio estadio olímpico.

Organización y atenciones: la presente edición era todo un reto para la organización sevillana, puesto que se presentaba con un nuevo récord de participantes, al alcanzar la cifra de 9.000 atletas, quedándose fuera muchos corredores que hubieran querido tomar parte en la misma. A pesar de ello, la labor de los Voluntarios, Policía Local, Cruz Roja y demás efectivos, fue excelente, prestando cuantas atenciones eran precisas para los corredores, tanto antes, como durante y después de la prueba: unos puntos de avituallamiento muy bien cubiertos y un servicio postcarrera donde no faltaban las felicitaciones y el cariño a todos cuanto cruzábamos la línea de llegada.

Puntos mejorables, los hubo, como por ejemplo el poco efecto que tuvieron los cajones de salida, que debían albergarnos a los corredores en función de los tiempos a realizar y que terminó siendo una mezcla de todos los participantes, sin orden alguno. Participantes entre los que se encontraban dos mitos de nuestro atletismo, como Abel Antón y Martín Fiz, que con su presencia hicieron a esta edición aún más importante.

Durante el recorrido habían diversos puntos de animación, donde grupos de música en directo tocaban y animaban al rosario de corredores que desfilábamos ante ellos. Sin duda todo un empujón de ánimo para todos, como sin duda y con mayúsculas fue todo el aliento, los gritos y las palmas de los miles de sevillanos que se dieron cita a lo largo de todo el recorrido: sobresaliente.

fibes_sevilla

En la puerta de la FIBES

Bolsa del corredor: tanto el dorsal, como la bolsa de corredor se podían recoger durante el viernes y sábado, previo al día de la gran cita, en las instalaciones de la FIBES (Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla), donde se encontraba instalada la tradicional Feria del Corredor. La bolsa estaba compuesta de una camiseta y un pantalón técnicos, conmemorativos de la prueba, junto con la revista oficial del maratón (con toda la información al detalle), varias revistas deportivas de running, una esponja y muestras gratuitas de diversos productos (pistachos, galletas rellenas de chocolate, gel analgésico, gel de ducha y apósitos para pies).

drinkingrunners_sevilla

Con parte de los DrinkingRunners

Al margen de la recogida de dicha bolsa, se podían ver novedades y productos relacionados con el mundo del running, que iban desde prendas deportivas, pasando por zapatillas, compuestos energéticos, suplementos alimenticios, hasta stands con publicidad de otros maratones que se celebran en otras ciudades.

Quiero destacar por encima de todos los expositores, el de DrinkingRunners, un grupo al que conocí el pasado 7 de diciembre y que son mucho más que un puñado de amigos y aficionados al running, ya que con su labor solidaria, con su sueño, su proyecto e ilusión han conseguido reunir más de 11.000 kilos de comida (una cifra muy superior a la prevista de 8.000 Kg), que han sido donados a Bancos de Alimentos. Sin duda todo un éxito, ¡¡GRANDES!!

Podio: Cosmas Kiplimo Lagat, Independiente, fue el ganador de la prueba (batiendo el récord de la misma) con un tiempo de 2h:08′:33”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente: Benhamin Bitoki (2h:12′:18” – Independiente) y Birhanu Niguse Melese (2h:12′:29” – Independiente). En mujeres, la vencedora fue Pamela Rotich, Independiente, con un tiempo de 2h:35′:43”, llegando en segundo y tercer lugar respectivamente Elena María Espeso Gaite (2h:35′:48” – New Balance) y Marthe Keterine Myhre (2h:40′:00” – Independiente).

Muy personal: climatológicamente, un día espectacular, con una temperatura alrededor de los 7-8 grados en el momento de la salida, con una leve brisa y un cielo azul, majestuoso, iluminado por un sol que, perezoso, calentaba lo justo.

calentando_sevilla

Preparativos (motivación grabada)

Por fin había llegado la cita, atrás había quedado alguna que otra dificultad, como fue el quedarme sin dorsal a finales de noviembre y conseguir la inscripción gracias a una promoción lanzada por New Balance (Patrocinador Oficial de la prueba) y como lo fue también la rotura de isquio de finales de año, que me obligó a alterar mi preparación, de cara a este maratón.

La semana previa a la carrera la dediqué a prepararme mentalmente a ella, al margen de hacer alguna que otra salida suave, sin forzar, para no llegar con las piernas cargadas. Tras analizar mis participaciones en los tres maratones corridos hasta entonces y los tiempos conseguidos, me marqué unos ritmos, minuto a minuto y me propuse mantenerlos en la medida de lo posible, controlando en cada kilómetro el ritmo de carrera que debía mantener.

Y así, con nervios, dudas, miedo a recaer, mucha, mucha ilusión y cientos de pensamientos que se agolpaban en mi mente, me encontraba los momentos previos al pistoletazo de salida. Había llegado el momento y en ese punto sólo quedaba una cosa por hacer: correr.

cajón_salida_sevilla

Esperando la salida

Los primeros kilómetros fueron cómodos, en los que con poco esfuerzo pude mantener el ritmo marcado de 4′:10”. Iban cayendo más kilómetros, uno tras otro, paulatinamente y mi pierna llevaba una pequeña molestia constante, pero eso no era impedimento y mi cabeza, serena, veía en cada kilómetro recorrido un paso menos para llegar al final.

El paso por el kilómetro 9 fue todo un empujón, toda una inyección de ánimo, como lo fue el paso por los kilómetros 14, 22, 29, 35… todos ellos puntos repletos de gente, donde en ocasiones a penas dejaban un pasillo para poder permitir nuestro paso, entre gritos, pitos y unos aplausos que sonaban a música celestial y es que las palmas en Sevilla no suenan como en ningún sitio.

El tiempo se iba cumpliendo, el esfuerzo se hacía un poco más acusado con el desarrollo de la carrera… agua y bebida isótonica en cada avituallamiento para ir hidratado, miradas a los lugares por los que pasaba, ingesta de frutos secos y pasas en el kilómetro 31 para reponer azúcares, mi cabeza intentando mantener su concentración, todo parecía estar saliendo bien… y el cartel que marcaba el kilómetro 41 apareció ante mis ojos.

La entrada por la bocana que daba acceso a la pista del estadio olímpico erizó mi piel y hasta mis pies creo que flotaron durante unos instantes por encima del suelo. En mi cabeza se sucedieron cientos de imágenes, afloraron muchos sentimientos y todos mis nervios, mis ilusiones y mis fuerzas me hicieron romper a llorar: mis lágrimas, mezcladas con una sonrisa de satisfacción me dieron el último empujón para recorrer esos últimos metros, sacando fuerzas de donde ya no quedaban.

Me había hecho alguna que otra previsión optimista, pero con cautela y jamás habría imaginado que conseguiría cruzar la línea de llegada marcando un registro general de 2h:58′:51” y un tiempo real empleado de 2h:58′:09”, ocupando el puesto 540º de la general y el 134º de mi categoría, de un total de 7.692 corredores entrados en meta.

Había alcanzado un sueño, terminar un maratón por debajo de la barrera de tres horas y la medalla que me acaban de colgar del cuello, por haber terminado la prueba, era el premio a todo el esfuerzo empleado en conseguirlo.

En ocasiones nuestro esfuerzo no recibe el premio que merece, pero es entonces cuando no debemos dejar de trabajar, porque tarde o temprano ese premio nos llega. Durante todos los años que llevo corriendo he saboreado tragos amargos y tragos dulces, pero siempre con el mismo denominador común: tener una meta marcada… y esa nueva meta ya está puesta en el horizonte.

La próxima cita: 16 de marzo, la XXV Edición del Medio Maratón Ciudad de Murcia. Esta vez corremos en casa y espero que sea una buena carrera para todos cuantos nos demos cita en ella…

Y tú, ¿has participado en alguna carrera este fin de semana?, ¿quieres dejar tus impresiones de ella? Muchas gracias.

(Aquí puedes consultar la clasificación completa: XXX Maratón Sevilla)

.

¡Comparte!

8 comentarios a XXX Maratón de Sevilla

  • Fernando  dice:

    Me has transportado a Sevilla, muchas gracias y felicidades. Abrazos, Fernando.

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Fernando!

      Muchas gracias por leer mi crónica y por dejar tu comentario; me alegra mucho saber que mis palabras te han llevado hasta esa preciosa ciudad, llena de encanto y de tanto duende. Un fuerte abrazo.

      Paco.-

  • Fernando Murcia  dice:

    Buenas, yo también corrí en Sevilla el domingo pasado y me ha gustado mucho tu crónica, enhorabuena por ella y por tu carrera. Yo llegué dos horas después que tú, pero creo que puedo firmar lo que dices. Cada uno tenemos nuestro sueño y nuestro esfuerzo y alcanzarlo es la mayor recompensa posible. Yo también correré en Murcia, e intentaré alcanzar una nueva meta. Un saludo!

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Fernando!

      Me ha alegrado mucho encontrarme tu comentario, por diversos motivos: porque compartimos carrera y ambos disfrutamos, junto a los miles de corredores, de un ambiente que enamora; porque, como bien dices, cada uno alcanzamos nuestro sueño (nuestra propia meta) y aunque sean diferentes, tienen algo que los hace ser iguales: el número de metros que recorrimos, los 42.195 exactamente, ni uno más ni uno menos; y por último, porque al leer mi crónica me das ánimos a seguir compartiendo mis pensamientos y experiencias, con todos aquellos que deseéis leerlos.

      Espero poder conocerte el próximo día 16, en Murcia y que al terminar ambos podamos decir que hemos conseguido alcanzar otra pequeña meta… y si no logramos alcanzarla, la buscaremos en la siguiente prueba, seguro.

      ¡¡Un saludo y encantado!!

      Paco.-

  • anuskijester  dice:

    Paco eres un auténtico campeón¡¡
    Bajar de las tres horas en la maratón de Sevilla me parece una hazaña increíble, bueno lo cierto es que el sólo hecho de correr una maratón ya me lo parece
    Nosotros también estuvimos allí, Jorge la corrió, emocionado, exaltado, y feliz.
    Me encanta tu blog, me lo dijo Virtu, ya soy fiel seguidora
    Un besazo
    Esther

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Esther!

      Muchas gracias por asomarte a mi rincón. Me ha encantado encontrarme con tu comentario y además, saber que cuento con una seguidora más es todo un regalazo…

      Me alegro que a Jorge le fuera muy bien la carrera y que la disfrutara, como creo que la disfrutamos todos los que la corrimos. Y es que es un maratón para no perdérselo.

      Como “sufridora” consorte de un runner, sabes lo que es este mundo y que lo realmente importante es enfrentarte a una prueba como esta y conseguir vencerla, con independencia del tiempo, puesto que desde el más rápido, al más lento todos recorremos la misma distancia.

      Un abrazo, recuerdos a Jorge y nos vemos en la Media de Murcia. Besos.

      Paco.-

  • Cristina  dice:

    Hola Paco :
    No puedo decir mucho sobre esta experiencia ya
    Que yo lo máximo q he corrido es 25 km , pero creo
    Que es increíble y que todos los runners de esta prueba os merecéis un aplauso , por que como bien dices en tu post , el primero y el último recorren dicha
    Distancia , pero me vas a permitir que me quite el sombrero por hacer el tiempo que has echó y por que eres un auténtico CAMPEÓN !!
    Un saludo y ha seguir Marcandolameta ..

    • Paco Molina  dice:

      ¡Hola, Cristina! Muchas gracias por tu felicitación por esta carrera, de la que por cierto tengo un recuerdo inolvidable, no sólo por la buena marca que conseguí (al menos para mí), sino también por el ambiente y la ciudad en sí. Desde aquí te animo a que hagas alguna vez un maratón y es que hacer 25K es estar bastante cerca de esos 42K… sí, sé que restan aún unos cuantos, pero con entrenamiento, disciplina y sensatez, seguro que lo haces. Y si alguna vez decides hacerlo, te recomiendo SEVILLA, es una MARAVILLA.

      Saludos.

      Paco.-

Deja una respuesta