Región de Murcia: un lugar para echar a correr (un lugar para perderte)

post_murcia

Hace apenas unos días, cuatro concretamente, nuestra querida Región de Murcia cumplía el trigésimo séptimo cumpleaños de su Estatuto de Autonomía. Un motivo de celebración y de mayor o menor regocijo para todos los murcianos y no murcianos, que vivimos en ella. Una Región uniprovincial, situada en un pequeño rincón del sureste peninsular que nos convierte en un destino muy atractivo, gracias a nuestra soleada climatología, a una rica y variada gastronomía, y a una oferta de gran riqueza paisajista y cultural. Esa es, sin entrar en más detalles la Región de Murcia, nuestra Región.

Hablar de la Región de Murcia es hablar, como no, de Murcia, su capital, Huerta de Europa y cuna de imagineros, como el inigualable Francisco Salzillo. Pero hablar de la Región de Murcia es mucho más, claro que sí, es hablar de Cartagena, ciudad milenaria, abierta al mar y a su inseparable pasado de cartaginés; la Región de Murcia es hablar de Lorca, Ciudad del Sol, situada en la Comarca del Alto Guadalentín, y que es el segundo término municipal más extenso de España.

La Región de Murcia es hablar de su litoral y de su Costa llamada Cálida, con pueblos costeros como Águilas, Mazarrón y su único Mar Menor, donde pueblos que van desde La Manga a San Pedro del Pinatar, pasando por Los Nietos, Los Urrutias, Los Alcázares y Santiago de la Ribera, entre otros, parecen querer darse la mano para proteger y cuidar ese mar único, injustamente cuidado, injustamente tratado, gracias a la incompetencia y la pasividad de una clase política dormida en su propio egocentrismo… pero no, este no es un post pensado para denunciar, aunque me haya traicionado el subconsciente, esta es una entrada para hablar y conocer, un poquito nuestra Región.

La Región de Murcia también son muchos más pueblos, cada uno de ellos conocidos y reconocidos fuera de nuestras reducidas fronteras…

es el caso de Cieza, con sus melocotones y sus olivas (hueso incluido); es Calasparra y su arroz; son Bullas, Jumilla y Yecla y sus vinos; es Cabo de Palos y su caldero; son Archena, Fortuna y Mula y sus baños; es Cartagena y su asiático; es Murcia y su pimentón, sus limones, su pastel de carne, su zarangollo, sus michirones, sus migas ruleras, sus pelotas y hasta su marinera y su paparajote.

Quienes somos de aquí, de esta Región, conocemos todos esto y muchas otras cosas más que se quedan fuera de estas líneas, pero quien no nos conoce, quien no ha venido por aquí es solo una pequeña reseña de lo que aquí puede encontrar. Y puestos a venir, si tú eres de esos que les gusta echarse las zapatillas en la maleta y salir a correr allá donde vas, me voy a tomar la libertad de recomendar siete rutas, una para cada día de la semana, siete lugares con los que además de todo lo dicho anteriormente también te podrás llevar en tu retina un trocito de esta tierra bañada por la luz.

1.- El centro histórico de Murcia: conocer Murcia a golpe de zapatilla no solo resulta recomendable, sino casi me atrevería a decir que imprescindible. Correr por todo el centro histórico de la ciudad, combinando el tramo junto al margen del Río Segura y barrios con solera de la capital, es toda una delicia. Así, seguro que no quedarás impasible al transitar por lugares como el Paseo Alfonso X, Plaza Santo Domingo, Plaza de Julián Romea, Trapería, Platería, Calle Sociedad, Puxmarina, Plaza de la Cruz, Plaza de Belluga, Plaza de los Apóstoles, Alejandro Séiquer, Puerta Nueva, Jaime I, Gran Vía, Plaza de Santa Catalina, Plaza de las Flores, Plaza de San Pedro, Puente de los Peligros, Floridablanca, Barrio del Carmen, Puente de Manterola, Paseo del Malecón, barrios de San Antolín, San Andrés y San Antón, Ronda Norte, Primo de Rivera y Plaza Circular, entre otros lugares.

2.- Los amaneceres o atardeceres, junto al Mar Menor: si eres un amante de los amaneceres, nada como madrugar para correr por el paseo marítimo de Los Alcázares, mientras contemplas la ascensión del astro rey sobre la silueta de la kilométrica Manga del Mar Menor. En el lado opuesto, desde La Manga, podrás llenar tu retina de puestas de sol inolvidables mientras corres de una punta a otra de ella, mientras te encuentras situado entre medias de las aguas de esa coqueta laguna y del romántico mediterráneo.

3.- Cartagena y su Ruta de las Fortalezas: esta se ha convertido en los últimos años, en una ruta estrella, muy demandada por corredores y senderistas, como demuestra el alto número de inscripciones y reservas que cada año se dan cita en la clásica carrera del mismo nombre. Un recorrido de algo más de 50K, que parte del marítimo Paseo Alfonso XII de Cartagena y concluye en la Escuela de Infantería de Marina General Albacete y Fuster, en Tentegorra. Un recorrido duro, exigente, durante el que se pasa por ocho fortalezas militares, con sus respectivas subidas, que ponen el punto cómico a la ruta. Una ruta, todo sea dicho de paso, que bien puede dividirse en ocho etapas, las mismas como las fortalezas que la componen, sin necesidad de tomar parte en la citada prueba y hacerla, así, de manera más pausada.

4.- La Vía Verde: una ruta verde, con su inicio en la ciudad de Murcia, concretamente en la zona del Campus Universitario de Espinardo, que concluye en la población de Caravaca de la Cruz, al noroeste de la Región. Algo más de 80K de recorrido, que discurre por las poblaciones de Molina de Segura, Campos del Río, Albudeite, Mula, Bullas, Cehegín y la mencionada Caravaca, donde se pone el punto final. Dada la excesiva longitud de la misma, es ideal para realizarla en distintas etapas y donde esta Vía Verde adquiere una especial belleza y presenta un mayor desnivel a partir de la población de Mula, que viene a representar el ecuador de la ruta.

5.- Mazarrón: de Puntabela hasta la Playa de Percheles, por las Calas de Bolnuevo. Este es, sin duda, unos de los pocos tramos costeros del litoral murciano que permanecen casi intactos, con una riqueza botánica, geográfica y paisajística que serán todo un regalo para los sentidos del corredor. Allí se puede elegir entre cuatro recorridos o tramos, nombrados por otros tantos colores (rojo, verde, azul y amarillo), cuya principal diferencia es la longitud de estos, que van desde los 9K, del recorrido rojo, hasta el 1K del amarillo, pasando por los 3K de los restantes, verde y azul, siempre contando esta distancia en sentido de ida, por lo que su longitud total será el doble. Correr y fotografiarse junto a la hermosa belleza de la Ciudad Encantada de Bolnuevo es, sin duda, uno de los principales alicientes de esta zona.

6.- Águilas: Hablar de Águilas es hablar de otra de las perlas de la Costa Cálida. En este caso la ruta elegida es que la que parte desde el Puerto Deportivo de Juan Montiel, al sur de este pueblo costero, hasta Cala Cerrada, donde se encuentra el límite de provincia con la vecina Almería. En este recorrido se combina tramos de pista, con playas y acantilados, atravesando lugares tan conocidos y bonitos como la Playa de Calarreona, la Playa de la Higuerica, la Playa de las Cuatro Calas, la Playa de la Carolina o Cala Cerrada, como punto final, tras doblar el cabo de Punta Parda. Una ruta con una distancia aproximada a los 6K en su sentido de ida.

7.- Parque Regional de Calblanque: situado en el extremo oriental de la costa murciana, entre los pueblos costeros de Cabo de Palos y Portmán. Presenta un perfil irregular, ideal para os amantes del trail o para aquellos que disfruten de las hermosas vistas al mediterráneo, divisado a través de ramblas, arenales, dunas, calas y acantilados. De las distintas rutas y senderos de esta zona, destaco el de Cala Reona, cuyo inicio se sitúa en esta playa de Cabo Palos y concluye en las Salinas del Rasall, junto a la playa de Calblanque. Un recorrido con una distancia aproximada de 4K, solo de ida, con otros tantos de vuelta.

Pero son muchos más los lugares que quedan fuera de estas siete recomendaciones, lugares como el Valle Perdido, pegado al monte de Murcia, el Majal Blanco, en la Sierra de Carrascoy, el parque regional de Sierra Espuña, Abarán y su Ruta de las Norias, Blanca y su descenso del Río Segura, entre otro buen puñado de destinos para echar a correr y perderse conociendo, así, un poquito más de esta Región, de mi Región y si tu gustas, también la tuya:

Región de Murcia

post_murcia

Región de Murcia… ¡VEN!

Esta vez, al cumplirse un nuevo día de la Región de Murcia, he querido mirar hacia ella y por qué no, escribir un poco sobre aquello que la caracteriza y compartir con todo aquel de fuera de esta tierra los motivos por los que debe venir por aquí y por supuesto ponerse las zapatillas, para dejarse contagiar. Y tú, seas de Murcia o no, ¿qué recomendarías de ella o qué ruta no te perderías? Anímate, deja tu punto de vista y si te ha gustado este post, compártelo. Muchas gracias.

Deja una respuesta